This content is not available in your region

CUBA | Gran despliegue policial en La Habana contra la opositora Marcha Cívica por el Cambio

Access to the comments Comentarios
Por Isidro Murga  con AFP, AP, EFE
Camiones militares patrullan en el Malecón de La Habana el lunes 15 de noviembre de 2021
Camiones militares patrullan en el Malecón de La Habana el lunes 15 de noviembre de 2021   -   Derechos de autor  Ramon Espinosa/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Detenciones de opositores y un gran despliegue policial para evitar que ciudadanos cubanos se sumen a la llamada Marcha Cívica por el cambio. Cientos de agentes, unos uniformados y otros vestidos de paisano, patrullan por las calles de La Habana, vigilan sus plazas o permanecen apostados en las esquinas en busca de cualquier movimiento sospechoso.

La plataforma opositora Archipiélago convocó la manifestación este lunes quince de noviembre para exigir un cambio de rumbo hacia la democracia tras seis de décadas de Revolución y también pedir la liberación de los presos políticos. Las autoridades, que este mismo día han celebrado el regreso de los niños a la escuela y del turismo a la isla, consideran que se trata de una maniobra de Estados Unidos y prohibieron la marcha, además de amenazar con duras represalias contra quienes la secundaran.

El dramaturgo Yunior García Aguilera, el rostro de Archipiélago, seguía este lunes incomunicado en su domicilio, que está siendo vigilado por agentes. Una sábana blanca tendida frente a su balcón era el único signo de protesta entre grandes banderas de Cuba colgadas por partidarios del régimen.

El domingo, con el acceso a su calle bloqueado por un autobús, a los policías se sumaron decenas de partidarios del régimen comunista, grupos de personas convocadas por el partido que no dudan en increpar e intimidar a quienes consideran un peligro para la Revolución. Se les ha visto estos días protestando delante de viviendas de disidentes y discutiendo a veces con simpatizantes de la oposición, al menos dos de ellos fueron detenidos el domingo.

La tensión no ha dejado de subir en los últimos días, y varios disidentes han sido detenidos. Este lunes lo fueron Manuel Cuesta Morua, vicepresidente del Consejo para la Transición Democrática, Berta Soler, líder del movimiento de las Damas de Blanco, y su marido, el ex preso político Ángel Moya. El pasado viernes fue detenido el también expreso Guillermo Fariñas. Desde la ONU, se ha pedido al Gobierno cubano que respete el derecho de sus ciudadanos a manifestarse de forma pacífica.