This content is not available in your region

Volcán de La Palma | ¿Fin de la erupción para Navidad? Regresan a casa los vecinos de dos barrios

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
La ceniza cubre las calles y las casas del pueblo de Las Manchas mientras la lava fluye desde el volcán, en la isla canaria de La Palma
La ceniza cubre las calles y las casas del pueblo de Las Manchas mientras la lava fluye desde el volcán, en la isla canaria de La Palma   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

En la isla española de La Palma cruzan los dedos con la esperanza de que la devastadora erupción del volcán de Cumbre Vieja, que se inició el pasado 19 de septiembre, esté tocando a su fin.

Se reduce la sismicidad y el tremor

Los diferentes parámetros permiten ser optimista: la sismicidad en la isla se ha reducido de forma importante. También el tremor, es decir, las vibraciones del magma bajo el edificio volcánico. La actividad estromboliana del volcán decae igualmente, aún así la columna de ceniza alcanzó el martes los 4000 metros de altura y más de 1.700 metros este jueves. 

Regreso a casa de los vecinos de dos barrios evacuados en octubre

En ese contexto, los vecinos evacuados desde octubre de dos zonas de Los Llanos de Aridane han podido por fin regresar a su casa, gracias al estancamiento de la colada de lava más próxima y la ausencia de gases en las inmediaciones.

Aunque deje de emitir lava, la emergencia durará meses

Los más optimistas apuntan a que la erupción podría terminar para Navidad, pero los expertos se muestran prudentes. De hecho, los niveles de dióxido de azufre siguen siendo altos y el volcán no es la primera vez que se calma, para después reactivarse escupiendo ríos de lava y haciendo temblar con fuerza a la isla canaria.

Y aún en el caso de que deje de emitir lava, la isla seguiría en situación de emergencia porque la desgasificación del centro eruptivo y de las coladas puede durar meses.

En más de 80 días de furia, Cumbre Vieja ha destruido cerca de 3000 construcciones y unas 1.600 hectáreas, arrasando plantaciones de plátanos, viñedos y aguacates, parte fundamental de la economía palmera.