This content is not available in your region

Cuba se queda sin leche cuando se cumplen 60 años de embargo estadounidense

Access to the comments Comentarios
Por euronews español
euronews_icons_loading
Cubanos esperan para conseguir leche en polvo para sus hijos. La Habana, Cuba
Cubanos esperan para conseguir leche en polvo para sus hijos. La Habana, Cuba   -   Derechos de autor  AFP

Cuba se ha quedado prácticamente sin leche, precisamente cuando se cumplen seis décadas del embargo estadounidense sobre la isla.

En La Habana la gente hace cola para conseguir algo de leche en polvo, pero no queda, lo que incluso para la población cubana, acostumbrada a las carencias, resulta inédito.

"Nunca nos habían tocado la leche de los niños, así que no sé decirte qué está pasando, porque a nosotros nos han quitado, estamos acostumbrados a que no viene el pollo, se demora un mes, pero la leche era intocable", dice Claudio Coronado, madre de dos niños pequeños. 

La leche siempre había llegado al menos a los niños menores de siete años y los enfermos como Regla Caridad, que explica que esta mañana solo ha desayunado café y una tostada.

"Yo soy diabética. Hace un año y pico nos quitaron la leche, no tenemos leche. La leche que nos dan a nosotros ahora se la dan a los niños", explica. 

El problema es que Cuba está descapitalizada, no tiene divisas ni acceso a créditos de organismos financieros internacionales. En esas condiciones está obligada a comprar las mercancías a crédito, importando la leche de lugares tan lejanos como Nueva Zelanda, Bélgica o Uruguay.

El Gobierno cubano carga todas las culpas sobre el bloque estadounidense, nacido de una orden ejecutiva firmada por John Fitzgerald Kennedy el 3 de febrero de 1962, que hoy parece una reliquia de la Guerra Fría. El economista Omar Everleny Pérez opina que el embargo no tiene razón de ser.

"¿Cuál es el objetivo del bloqueo? ¿que el país perezca, que se levante la mano, se cambie de Gobierno? Eso no va a pasar. Sin embargo, yo te diría que quitando el bloqueo tal vez quitaría la causa de justificación de muchos de los problemas internos que tiene este país", afirma el economista. 

Otros analistas subrayan que el bloqueo no es el único responsable. Afirman que hay una combinación de factores, entre ellos las deficiencias del propio sistema cubano, que con sus recientes reformas económicas ha influido en la depreciación del peso, el encarecimiento de los precios y la dolarización parcial de la economía. 

En la provincia de Mayabeque, Domingo Díaz, un campesino de 79 años, condena el embargo, al que culpa de que no lleguen piensos ni insumos para el ganado.

"Tenemos problemas internos, pero el bloqueo tiene una buena repercusión. Al menos un 90, un 90 y pico por ciento, porque el mismo alimento de las vacas no te llega, de la otra forma antes te llegaba el pienso", se lamenta. 

Por otro lado, reconoce que ahora el Gobierno intenta comprar la leche a mejor precio, porque hubo un tiempo en que ya no valía la pena ordeñar al ganado. Cuba solo produce 455 000 toneladas de leche fresca, una cantidad claramente insuficiente para una población de 11,2 millones de personas.

En cualquier caso, Cuba lleva seis décadas sometida a un embargo, condenado por la ONU año tras año, que además de privaciones, ha costado a la isla casi 148.000 millones de dólares en pérdidas, según cifras del Gobierno.