This content is not available in your region

Desde la retirada en Mali hasta la transición verde: los retos y avances de la relación UE-África

Access to the comments Comentarios
Por Nathalie Wakam y Grégoire Lory
euronews_icons_loading
Desde la retirada en Mali hasta la transición verde: los retos y avances de la relación UE-África
Derechos de autor  euronews

Vacunas, inversiones, clima, seguridad y educación: la Unión Europea y la Unión Africana renuevan su colaboración en una cumbre en Bruselas. Los dos continentes acuerdan una visión común para 2030. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el presidente de Senegal y de la Unión Africana, Macky Sall,son nuestros invitados en esta edición de The Global Conversation.

Los líderes europeos y africanos se reunieron en Bruselas para celebrar la sexta cumbre entre ambos socios. África y Europa quieren sentar las bases de una nueva asociación. La Unión Europea quiere seguir siendo el principal socio multilateral del continente africano.

Para los dirigentes, esta cooperación renovada debe ir más allá de las cuestiones económicas. También se trata de la educación, la salud, el clima y lo digital. En cierto modo, se trata de dar forma a la gobernanza mundial y poner esta asociación en el escenario internacional.

Pregunta. Charles Michel, el primer objetivo de esta cumbre era reordenar un poco la baraja. ¿Está plenamente satisfecho con lo conseguido durante estos dos días en Bruselas?

Respuesta. Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. Estoy muy satisfecho porque estoy convencido de que, durante estas pocas horas en Bruselas, durante estos dos días de cumbre, la cooperación entre África y Europa se ha renovado realmente, y hemos cambiado de paradigma, y la preparación de la cumbre ya reflejaba esta voluntad política común.

De cómo podríamos identificar juntos los objetivos y los retos, y cómo podríamos identificar juntos las mejores soluciones con más pragmatismo, siendo más operativos, más concretos.

Así que estos principios de respeto mutuo, de interés mutuo, estarán sujetos a evaluaciones periódicas para garantizar que realmente cumplamos con nuestros compromisos.

Euronews
The Global ConversationEuronews

P. ¿Así que está contento?

Estoy contento porque he sentido un buen ambiente. Realmente sentí que los líderes africanos y europeos estaban comprometidos, motivados y movilizados para escucharse mutuamente, y es importante escucharse porque esta es la clave de la confianza. Para comprender mejor los puntos de vista de ambas partes.

Comprender mejor, desde el principio, los puntos de vista que a veces no son de primera los mismos. Ver dónde están los puentes, dónde se encuentran los caminos comunes para que cuando haya dificultades, porque las puede haber, podamos ver que tenemos la capacidad de superar el obstáculo de forma inteligente.

P. Macky Sall, ¿cree que tras esta cumbre es posible construir esta cooperación renovada?

**Respuesta. Macky Sall, presidente de Senegal y presidente de la Unión Africana. **Por supuesto. Como ha dicho Charles, quiero agradecerle en primer lugar la buena organización de esta cumbre, pero también la forma en que se ha preparado. Esto nos ha permitido alcanzar este resultado, que será el punto de partida de esta alianza renovada y repensada, pero construida sobre el respeto mutuo, la solidaridad y, por último, a la escucha del otro, porque a menudo no se nos escuchaba. Sólo se nos daban instrucciones y una lista de soluciones.

Sólo constato este cambio de paradigma fundamental en la relación, construida sobre la amistad, la consideración, la escucha mutua y la búsqueda de soluciones comunes, la construcción conjunta de soluciones.

Por supuesto, cuando llegamos a Bruselas había temas delicados sobre los que aún no habíamos terminado de negociar: la cuestión de la transición energética, la transición climática, las cuestiones de los derechos de propiedad en relación con las vacunas, son temas difíciles que más o menos hemos conseguido arreglar.

Así que, en primer lugar, el método de trabajo supuso una gran innovación, lo que nos proporcionó una mayor eficacia y, en última instancia, unos resultados bastante convincentes. Ahora queda la implementación, a la que también nos hemos comprometido.

A menudo no se nos escuchaba. Sólo se nos daban instrucciones y una lista de soluciones.
Macky Sall

R. Macky Sall, la gestión de la pandemia ha tensado las relaciones entre la Unión Africana y la Unión Europea. Estaba ómicron y las decisiones que se tomaron a su paso. Ahora está la cuestión urgente del levantamiento de las patentes de las vacunas. Tema que evidentemente no ha cumplido sus expectativas ¿Es esto un fracaso?

No, en absoluto. No es un fracaso en absoluto. Es decir, cuando hay dos posiciones opuestas, tratamos de encontrar un consenso, una solución que satisfaga ambas posiciones. No estamos en una relación de absolutismos, no. Para conseguir lo que queremos, es decir, que las vacunas se produzcan en África, al menos en un 60 %, necesitamos los esfuerzos de Europa.

En primer lugar, la disponibilidad de las vacunas a través de COVAX, independientemente de lo que se diga al respecto. Ya se han administrado 150 millones de dosis. Y la UE se ha comprometido a suministrar 400 millones de dosis para el verano de 2022. Así que ese es el primer paso. Pero creemos que no basta con recibir dosis. Queremos producir las dosis en África. Y en este marco, ha habido un intercambio muy importante en el que los países europeos, y el equipo europeo se ha comprometido con nosotros, con la OMS, a transferir la nueva tecnología de ARN mensajero a seis países africanos. Inicialmente en seis centros.

Y en este contexto, también debemos tratar el tema de las patentes. Hay quien dice que hay que suspender las patentes. Otros sostienen que no se puede cuestionar la propiedad intelectual. Entonces, ¿qué debemos hacer? Tenemos una pandemia. La gente está muriendo en esta pandemia. Hemos dado un gran paso en esta cumbre. La Unión Europea y la Unión Africana. Además, la OMC nos va a acompañar para que podamos seguir trabajando juntos.

También el compromiso de la cooperación tecnológica. Una vez que se tiene la tecnología, es más fácil negociar con la persona que tiene la patente, quizás para mejorar las condiciones, para reducir los costes y que los que tienen la tecnología puedan reproducirla en el continente. Así que este debate se ha pospuesto hasta abril-mayo y no creo que podamos decir que es un fracaso. Por el contrario, hay una voluntad común de alcanzar este compromiso, que estoy seguro se encontrará.

Euronews
Macky Sall, presidente de Senegal y de la Unión Africana.Euronews

R. Charles Michel, ¿por qué la Unión Europea no quiso levantar las patentes? ¿No teme acentuar la desconfianza de sus socios africanos?

Estamos convencidos de que compartimos exactamente el mismo objetivo. Queremos, los líderes africanos y los líderes europeos, tener la capacidad de desarrollar la producción de vacunas, y en el sector de los medicamentos en general en el continente africano. Ese es el punto de partida.

En segundo lugar, somos muy conscientes de que la propiedad intelectual es una poderosa palanca para promover la innovación y la investigación. Y, obviamente, es esencial proteger esta medida.

Y luego entendemos que cuando se producen medicamentos o vacunas, hay un elemento muy importante que es la tecnología, los conocimientos técnicos y la capacidad de regulación. Y queríamos ser extremadamente pragmáticos, ¿por qué? Porque en los últimos meses, en lugar de mantener un interminable debate ideológico en el que chocaran dos posturas antagónicas y un tanto extremas, nos dijimos que no íbamos a esperar, que en todo caso nos arremangaríamos ya.

Estuve en Dakar visitando el Instituto Pasteur, tanto en Senegal como en otros países africanos, para lanzar proyectos en los que empujamos al sector privado a desarrollar proyectos en los que había una voluntad política muy, muy fuerte. Y esto es lo que ha dado lugar a la capacidad de realizar hoy estas transferencias de tecnología. Y vamos a ir más allá.

Ahora vamos a trabajar juntos en una posición común africana y europea que podamos defender en la OMS y la OMC. Esto significa que es un buen ejemplo de cómo la federación de fuerzas políticas africanas y europeas puede ayudar al mundo a encontrar una solución inteligente.

Cuando nos golpea una pandemia como ésta, tenemos que encontrar un equilibrio entre la propiedad intelectual para garantizar la innovación, pero también para asegurar que no perdemos tiempo y que hay acceso a las vacunas en todo el mundo.

P. Tengo una pregunta sobre inversiones. La Unión Europea ofrece 150.000 millones de euros a África. ¿Es esta cantidad suficiente para contrarrestar, digamos, la influencia de China y de Rusia? ¿Y es esta la única respuesta posible?

**R. Charles Michel. **Quizás me gustaría corregir un punto. No debe haber malentendidos. La voluntad de la Unión Europea no es en absoluto contrarrestar la influencia de alguien. Es desarrollar un proyecto positivo, una asociación positiva, inteligente y comprometida. ¿Por qué? Porque tenemos un deseo sincero, porque es de interés mutuo. Sabemos que cuando África va bien en términos de estabilidad, desarrollo y prosperidad, es bueno para Europa.

Y del mismo modo, cuando a Europa le va bien en términos de prosperidad y estabilidad, también es bueno para África. Este es el primer elemento que es importante subrayar y aclarar. Esa es la sinceridad de este compromiso.

Así que ahora sobre la cantidad. Es una cantidad sin precedentes. Nunca antes habíamos sido capaces de movilizar una dotación financiera semejante. ¿Por qué? Porque hemos decidido pensar en canalizar los medios públicos, los medios tradicionalmente movilizados para esta asociación, con la intención de canalizar mejor el dinero privado, el sector privado.

Este es un elemento adicional que se relaciona con el nuevo programa informático que se ha descrito hace unos momentos. Vamos a buscar lo que llamamos el "efecto palanca". El Banco Europeo de Inversiones se está convirtiendo en un actor importante desde el punto de vista europeo en el desarrollo de asociaciones con nuestros socios africanos.

Además, cuando trabajamos con líderes africanos, siempre me aseguro de llevar a los expertos del Banco Europeo con nosotros, cada vez para estar bien informados sobre las prioridades de los países africanos en términos de inversión, particularmente en el sector de las infraestructuras, por ejemplo.

Europa y África comparten el mismo objetivo: queremos tener la capacidad de desarrollar la producción de vacunas y el sector de los medicamentos en general en el continente africano.
Charles Michel

P. Macky Sall, sabemos que la UE es reacia a financiar proyectos relacionados con los combustibles fósiles. Y sé que está pidiendo una reconsideración, que es una gran petición en ese sentido. ¿Esto significa que va a buscar inversores en otra parte?

No. Hay que decir que, al final de la cumbre, llegamos a un compromiso con Europa sobre este asunto esencial, que es importante para mí personalmente porque estoy en contra de la injusticia. Porque se quiso ser injusto con África, es decir, con África, que no contamina, que emite menos del 3% de CO2 pero que se ve drásticamente afectada por las consecuencias del cambio climático. Y se dijo que no a lo de anular todo lo que es fósil.

Esto no es realista, no es justo. Pero África se ha comprometido a luchar contra el cambio climático. En cuanto al Acuerdo de París, en la mayoría de los países africanos, la gente está comprometida con una combinación de energías y tenemos políticas de adaptación que están en marcha.

Mi país, por ejemplo, cuenta con un 31 % de energías limpias y renovables. No hay muchos países que no estén en ese nivel actualmente. Pero al igual que hay que dar electricidad a 600 millones de africanos que aún no la tienen, porque falta electricidad, también hay que desarrollar la industria en África para crear puestos de trabajo, valor añadido.

¿Sólo vendemos materias primas y compramos productos manufacturados? Tenemos que industrializar el continente. Lo haremos de una manera baja en carbono, pero lo haremos con una energía que sea capaz de ser competitiva para nuestras economías.

Al mismo tiempo, adaptaremos y desarrollaremos proyectos sostenibles como la Gran Muralla Verde en África y todo lo relacionado con las energías limpias y renovables.

P. Lo que se desprende del tema es que estas normas, estos criterios europeos, quizá no sean adaptables a África. ¿Significa esto que la UE debe revisar sus criterios? ¿Debe revisar la escala del esfuerzo climático?

R. Charles Michel. Para mí, hay en este ejemplo explicado por Macky Sall, algo muy interesante. Porque no sólo Macky Sall es un formidable abogado que maneja bien la argumentación objetiva y racional. Recordemos que probablemente la confianza que hay entre Macky Sall y yo sea el motivo por el cual hemos podido intercambiar durante meses opiniones sobre este tema.

Y comprendo muy bien, al igual que otros dirigentes europeos, que, por un lado, es más bien Europa, junto con otras economías avanzadas, la que ha abusado de los recursos naturales y la que está en el origen del calentamiento global. Así que es cierto que hay una injusticia, o habría una injusticia si para la transición verde, que es necesaria, no aceptamos que haya una consideración pragmática de las realidades del continente africano.

Al principio, no había mucho entusiasmo a nivel europeo para escuchar este mensaje, porque hay una actitud bastante radical, porque somos muy conscientes de esta emergencia climática. Y entonces, fue el diálogo, fue la escucha mutua, fue este cambio de paradigma lo que permitió no sólo preparar esta reunión, con muchos contactos previos y muchos intercambios de información previos.

Logramos acordar un texto, lo que es la demostración de que todo es posible donde hay voluntad política y confianza. Y la confianza se consigue mediante la transparencia, mediante una forma de lealtad mutua.

Más bien es Europa, junto con otras economías avanzadas, la que ha abusado de los recursos naturales y la que está en el origen del calentamiento global. Habría una injusticia si para la transición verde no aceptamos que haya una consideración pragmática de las realidades del continente africano.
Charles Michel

P. Pasemos ahora a la cuestión de la seguridad. Francia ha anunciado una retirada coordinada en Mali. Usted reaccionó y dijo que se alegraba de que se renovara este compromiso. En concreto, ¿qué veremos en los próximos meses en esta región?

**R. Macky Sall. **En primer lugar, hay que señalar que anteayer tuvimos un intercambio muy importante en el Elíseo. Charles Michel estaba allí, y los líderes europeos y africanos a propósito de la seguridad y de la lucha contra el terrorismo. Y ha aparecido en este debate, que además es un debate franco, ya sabes que las cosas se dicen con claridad, claridad pero con respeto. En este debate se vio que Europa no quiere dejar a África sola frente al terrorismo.

Esto es algo bueno. Nos gustaría que todas las partes del mundo razonaran así, porque si todo el mundo razonara así, los africanos no se quedarían solos ante el terrorismo. Cuando se trató del terrorismo en Afganistán o Siria, fueron las coaliciones mundiales las que se movilizaron, miles de miles de millones de dólares se movilizaron durante veinte años en Afganistán.

¿Por qué cuando se trata de África se nos dice que nos ocupemos de lo nuestro? Así que ha habido algunos países, Francia es uno de esos países que respondió a la llamada de Malí en 2013. Los africanos respondieron antes de que la ONU estableciera una misión de cascos azules. Diferentes países de nuestra región enviaron a sus soldados de forma voluntaria.

Recuerdo que mis soldados viajaron desde Dakar hasta... el norte de Malí, el nombre del lugar ya me vendrá a la memoria. Y recorrieron 2 300 kilómetros para ayudar a Malí porque era uno de nuestros vecinos el que estaba afectado. Queremos que esta solidaridad sea global y es una suerte que Europa haya renovado esta voluntad y solidaridad hacia África.

Por eso nos dijo la UE: "ahora, en Malí, hay problemas, hay situaciones y las condiciones operativas ya no nos permiten mantener nuestra misión sobre el terreno, pero vamos a rearticularnos para seguir en el Sahel, para seguir en la zona, coordinados con Níger, pero también con los demás países costeros del Golfo de Guinea".

Lo espero para Mali es las cosas mejoren para que vuelva a ser un país estable. Porque no se puede luchar contra el terrorismo en el Sahel ignorando a Malí, no es posible.

Se trata de un vasto territorio de un millón doscientos mil kilómetros cuadrados, que limita con otros 7 países: Argelia, Mauritania, Níger, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea y Senegal. Eso es todo Mali. Por tanto, en ese espacio no podemos luchar eficazmente contra el terrorismo y dejar de estar presentes allí. 

Ahora considero que hay situaciones que espero que superemos muy rápidamente para poder retomar la eficacia de la lucha contra el terrorismo en el Sahel.

¿Por qué cuando se trata de África se nos dice que nos ocupemos de lo nuestro?
Macky Sall

P. El fracaso de la operación francesa Barkhane y el fracaso de la operación europea en Kouba, ¿ponen en duda este modelo de operación y podrían poner en duda otras intervenciones europeas?

R. Charles Michel. Cuestiono su diagnóstico porque hay que recordar cuál era el punto de partida. El punto de partida era un riesgo de colapso total y extremadamente grave de Malí, con implicaciones para toda la región y más allá. Y fue porque en ese momento, los Estados soberanos consideraron que era útil contar con la colaboración de Francia y de los países europeos. se tomó la decisión de desplegarse en apoyo para tratar de evitar lo que habría sido un desastre aún más grave que la situación actual.

El segundo elemento es que tenemos en cuenta la evolución de la amenaza, pero también la situación en Malí que, como se ha indicado, está causando una dificultad, espero que circunstancial, y esperamos que lo antes posible podamos volver a una forma más normalizada de cooperación con este país, que es un país importante en el corazón del Sahel. Pero también nos estamos adaptando a través de la rearticulación que se ha explicado.

También nos estamos adaptando en pleno diálogo con los países africanos, teniendo en cuenta, por ejemplo, la iniciativa de Accra y la importancia de tener en cuenta también a los países del Golfo de Guinea, que estaban representados en esta reunión. Así pues, en la mesa estaban los países europeos y los países africanos, y fue una oportunidad para un intercambio directo, un análisis conjunto de la situación, y en base a este análisis conjunto, vemos cómo podemos desplegarnos de manera operativa.

Una vez más, como europeos, intentamos desplegar los medios más juiciosos y útiles, siguiendo los análisis realizados por nuestros amigos africanos.

Euronews.
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.Euronews.

P. Charles Michel, hace cinco años, en Abiyán, ne Costa de Marfil, se tomaron decisiones en materia de inmigración, sobre todo para acabar con el tráfico de personas. Hablamos de... cómo decirlo, sobre Libia y el fortalecimiento de las alianzas, por ejemplo. Pero nos damos cuenta de que, hasta ahora, se han encontrado migrantes todo el tiempo en la ruta de salida, todo el tiempo en los rescates marítimos. Nada parece haber cambiado entre 2017 y ahora.

En primer lugar, es cierto que la cuestión migratoria es un tema políticamente sensible en Europa, y probablemente también en África. Y era importante mantener este diálogo. Recuerdo que, en la fase previa a esta cumbre, algunos amigos tanto de la parte africana como de la europea se mostraron un poco recelosos de este debate, un poco recelosos de que el debate fuera una oportunidad para una gran confrontación, una gran disputa, los africanos frente a los europeos.

En la preparación, queríamos realmente escucharnos unos a otros y tener una mirada inteligente y matizada sobre el tema. En primer lugar, entendemos como europeos que uno de los primeros retos de la migración es la intraafricana, hay en primer lugar un debate que es la migración intraafricana. ¿Y cómo podemos tener en cuenta esta situación movilizando, como se ha decidido, proyectos muy concretos de inversión masiva en formación profesional, aprendizaje, para que estos jóvenes africanos tengan perspectivas optimistas?

En segundo lugar, ¿cómo podemos luchar juntos de forma eficaz contra las formas delictivas que realmente utilizan y abusan de esta angustia humana de forma un tanto cínica? Aquí tenemos intereses conjuntos porque tenemos la misma concepción de la dignidad de las personas y, en consecuencia, queremos actuar juntos en este sentido.

Y luego, en este marco más global, hay que ver también cómo podemos cooperar en términos de retorno y readmisión para los que no cumplen las condiciones. Y también quiero señalar, lo hemos dejado claro, que si somos firmes, si queremos ser firmes en la lucha contra la migración irregular e ilegal, también debemos ofrecer canales regulares y legales para la migración.

Verán, en un tema como éste, en cuanto recuperamos la racionalidad, creo que somos capaces de ver cómo podemos encontrar soluciones juntos con serenidad e inteligencia.

Fuentes adicionales • Adaptado al español por Blanca Castro.