This content is not available in your region

Los expertos temen que aumente la presión sobre los medios de comunicación rusos

Access to the comments Comentarios
Por Naira Davlashyan
El presidente ruso Vladímir Putin en una pantalla durante una rueda de prensa.
El presidente ruso Vladímir Putin en una pantalla durante una rueda de prensa.   -   Derechos de autor  Thibault Camus/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Desde el 24 de febrero, Roskomnadzor (el Servicio Federal de las Comunicaciones Ruso) obliga a los medios de comunicación del país a informar y cubrir los acontecimientos basándose únicamente en los datos de las fuentes oficiales rusas. El sábado 26 de febrero, el organizmo exigió a varias publicaciones que retiraran la información sobre los acontecimientos en Ucrania y recordó que los infractores se enfrentan a multas de hasta 5 millones de rublos, además de ser bloqueados.

Muchos rusos han expresado su apoyo a esta decisión…**"Es imposible entender desde Rusia lo que está ocurriendo ahora en Ucrania. No hay una imagen clara, no hay información. No me gusta, pero entiendo que hay una guerra, es parte de la política de información"**, dice Dmitry, residente en San Petersburgo, que, como la mayoría de los rusos, sigue cada día la operación militar del ejército ruso en Ucrania.

Algunos no están de acuerdo con la política de información de las autoridades. "Una violación directa de la Constitución es censura", escribe el usuario de la red social Vkontakte (una especie de Twitter en ruso), Artem Rik.

"Ahora sé exactamente qué medios de comunicación proporcionan información fiable sobre los acontecimientos en Ucrania", se mofa un internauta apodado "NIK", en un debate sobre las exigencias de Roskomnadzor.

Entre los medios que recibieron una advertencia están Ekho Moskvy, InoSMI, Mediazona*, New Times, Dozhd*, Svobodnaya Pressa, Krym.realia*, Zhurnalist, Novaya Gazeta y Lenizdat.

"Los recursos mencionados, bajo la apariencia de informes fiables, contienen información públicamente relevante que no se corresponde con la realidad sobre los bombardeos de ciudades ucranianas y las muertes de civiles ucranianos causadas por el ejército ruso, así como materiales que califican la operación en curso como un ataque, una invasión o una declaración de guerra", concluyó Roskomnadzor.

El Ministerio de Defensa ruso, por su parte, también hizo un llamamiento a los medios de comunicación "para que estén atentos". "Exhortamos a todas las redacciones de los medios de comunicación a que estén atentas y no se conviertan en víctimas ciegas de la presión informativa de los conservadores occidentales sobre nuestro país", dijo el ministerio militar ruso en un comunicado.

"A medida que las Fuerzas Armadas rusas llevan a cabo con éxito las tareas de combate durante la operación militar especial, observamos un aumento del número de falsificaciones histéricas y de desinformación absoluta difundidas por las ‘tropas de sofá ucranianas’ en las redes sociales", dice el comunicado.

Entre las informaciones que considera inexactas, el Ministerio de Defensa ruso nombra "las falsificaciones ucranianas más flagrantes y sobre supuestos muchos miles de pérdidas de militares rusos, muchos cientos de vehículos blindados y aviones rusos destruidos".

"Esta demanda no puede ser legítima"

"La exigencia de Roskomnadzor de que varios medios de comunicación retiren la información inexacta es, sin duda, una advertencia", explicaba Galina Arapova, del Centro de Defensa de los Derechos de los Medios de Comunicación*.

En sus palabras, al hacer tales demandas, la agencia "insinúa que todas las fuentes no oficiales son falsas", explicaba la experta. "Pero no son las fuentes las que pueden ser falsas, sino los hechos", afirmaba en una entrevista con Euronews.

"La Ley de Medios de Comunicación dice que los periodistas tienen derecho a buscar información. Corresponde a los periodistas y a los medios de comunicación elegir una fuente de información. La Ley de Medios de Comunicación (y el resto de la legislación rusa) no estipula la obligación de que los medios de comunicación y los periodistas utilicen únicamente fuentes de información oficiales en determinadas situaciones. Por lo tanto, este requisito es legítimo. El único requisito es que verifiquen esta información", subrayó Arapova.

Anteriormente, Roskomnadzor también restringió el tráfico a las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram. Las cuentas de muchos medios de comunicación, temerosos de perder su audiencia, han ofrecido consejos a los usuarios sobre cómo saltarse el bloqueo.

"Independientemente de que las plataformas desaparezcan o permanezcan aquí para operar bajo los términos de los requisitos de regulación, supervisión y aplicación de la ley, los usuarios verán restringido su acceso a la información en cualquier caso", afirmaba a Euronews Nikita Istomin, experta de la ONG Roscomsvoboda y abogado del Digital Rirhts Center.