This content is not available in your region

España podría convertirse en la nueva vía alternativa para que llegue el gas a Europa

Access to the comments Comentarios
Por Jaime Velázquez
euronews_icons_loading
España podría convertirse en la nueva vía alternativa para que llegue el gas a Europa
Derechos de autor  RAFA RIVAS/AFP

España podría convertirse en la nueva puerta del gas a Europa, ante los planes de la Unión Europea para desconectarse del gas ruso antes de 2030. En la actualidad el país cuenta con el 45% del almacenamiento de gas licuado y un tercio de la capacidad de regasificación de Europa, que permite convertir el gas licuado en gas natural.

Arturo Gonzalo, CEO de Enagás, destaca: "Tenemos un sistema extraordinariamente versátil y flexible. Podemos recibir gas desde muy distintos orígenes. El año pasado por ejemplo recibimos gas de 14 países distintos. Tenemos además dos interconexiones por gasoducto con Francia. De modo que somos un actor clave en el panorama de cómo diversificar el suministro de gas en Europa."

España tiene una de las redes de gas más extensa de Europa, con capacidad para recibir gas por barco en seis plantas y con dos gasoductos que conectan España con los yacimientos del norte de Africa.

Pero su capacidad choca con un cuello de botella cuando llega a los Pirineos. Nuevas conexiones con la red de suministro europea serán necesarias si España realmente quiere contribuir a la seguridad energética de Europa.

Óscar Barrero, jefe de consultoría de Energía y Servicios Públicos de PWC, señala: "Estamos hablando de garantizar el suministro energético en Europa en los próximos años. La voluntad política por tanto será mucho mayor, y también el acceso a financiación."

Pero el Gobierno español ha reclamado que cualquier nueva infraestructura sea compatible con otras fuentes de energía renovable, como el hidrógeno y el biogás.

Arturo Gonzalo, CEO de Enagás, apunta: "Una de las prioridades de futuro para reducir la dependencia de gas ruso y avanzar en los compromisos de descarbonización es el hidrógeno renovable, y ahí pensamos que España también puede aportar mucho en esa materia."

Las Administraciones trabajan a contrarreloj para asegurar el suministro de energía en 2022, pero mientras Rusia intensifica su invasión de Ucrania, Europa puede enfrentarse aún a un crudo invierno.