This content is not available in your region

Alemania | La trampa de la dependencia energética de Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Alemania | La trampa de la dependencia energética de Rusia
Derechos de autor  Michael Sohn/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Estación central de Berlín. Unos diez mil ucranianos llegan cada día, huyendo de la invasión de Rusia que ha desgarrado su país.

Reciben apoyo, ayuda y, en muchos casos, un nuevo hogar en la capital alemana.

Pero al mismo tiempo, son muchos y no solo ucranianos los que critican a Alemania por seguir comprando grandes cantidades de gas a Rusia.

Maxim Gyrych es uno de los muchos jóvenes ucranianos que viven en la capital alemana: "Hay indignación por esto en muchos aspectos, porque se sabe que los bienes de guerra rusos se financian a través del comercio de gas".

Alrededor de la mitad de los hogares alemanes utilizan gas para la calefacción y cerca de la mitad de ese gas proviene de Rusia.

Y aunque la importación de gas ruso ha ido disminuyendo desde hace algunos años, la guerra no ha cambiado el comercio energético.

Tobias Federic, fundador de la consultora energética Energy Brainpool cuantifica:"Ahora mismo, viene algo más de gas de Rusia en comparación con el flujo de antes de la guerra. Pero en total la cantidad de gas ruso es aproximadamente la mitad comparado con años anteriores."

La indignación por el ataque de Rusia a Ucrania es profunda en Alemania.

La oficina en Berlín de Gazprom, la gran compañía de gas rusa, de propiedad mayoritariamente estatal, ha sido objeto de ataques.

Y el gobierno alemán, y la Unión Europea, han anunciado importantes planes para alejarse de las importaciones de gas y petróleo ruso

Pero son planes a largo plazo, demasiado largos para muchos. Es el caso de Maxim Gyrych, portavoz de la organización ucraniana Vitsche: "Para esta guerra no es suficiente. Necesitamos medidas más drásticas".

Algunos de los principales políticos alemanes se han pronunciado exigiendo el cese inmediato de las importaciones de gas.

El gobierno de Olaf Scholz se resiste. Argumenta que sería una amenaza para la seguridad energética de Alemania, algo que Tobias Federic dice que es verdad solo en parte."Si ahora mismo cortáramos la importación desde Rusia a Alemania, no sería algo tan dramático, porque estamos al final del invierno. Alrededor de dos tercios de las necesidades de gas natural se producen en invierno, porque se necesita sobre todo para la calefacción. Pero tendríamos un problema el invierno que viene con el gas natural porque no podríamos llenar nuestros depósitos."

Jona Källgren, corresponsal de Euronews en Berlín ve que "Se han roto algunos tabúes. Por ejemplo, nadie pensaba que Alemania entregaría armas directamente a Ucrania. Pero en lo que respecta a la energía, las cautelas extremas, continúan. Al menos por ahora".

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)