This content is not available in your region

Análisis | El resultado electoral es consecuencia del descontento en Francia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Macron celebra su victoria en las presidenciales
Macron celebra su victoria en las presidenciales   -   Derechos de autor  Christophe Ena/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Los resultados en Francia tranquilizan a Europa y el margen por el que Macron se ha impuesto a Le Pen ha sido mayor que el esperado. Pero las elecciones presidenciales también tienen lecturas menos optimistas: la abstención ha sido la mayor en medio siglo y por segunda vez consecutiva y tercera en su historia, la extrema derecha ha pasado a la segunda vuelta.

Los politólogos españoles Pablo Simón y Fernando Vallespín subrayan que el escrutinio final de estos comicios está dentro del margen de lo previsto. Vallespín considera que “el shock se produjo en la ocasión anterior cuando los partidos populistas alcanzaron holgadamente más de la mitad de los votos”. El resultado de Marine Le Pen, en cualquier caso, ha sido el mejor de su historia lo que demuestra, según Simón, un “descontento” con la gestión del presidente reelecto.

Aun es difícil saber si Le Pen ha alcanzado su techo electoral. El respaldo hacia la formación se ha ido incrementado en las tres ocasiones en las que ha pasado a la segunda vuelta. La primera fue en 2002, cuando el partido estaba dirigido por el padre de la actual líder, Jean-Marie Le Pen. Entonces perdió frente a Jaques Chirac con menos del 20% de los votos. Su hija ha caído frente a Macron con el 41,5% de las papeletas.

Francois Mori/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.
Marine Le Pen agradece a sus seguidores el apoyoFrancois Mori/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Simón considera que es incierto hasta dónde puede llegar el nacional populismo y depende, en gran medida, de “los dieciséis millones de franceses se han abstenido en esta segunda ronda, ahí hay un espacio en el cual puede crecer la extrema derecha”. Y eso en un momento en el que el llamado frente republicano, los partidos que establecen un cordón sanitario a la formación de Le Pen, está más débil. Para Vallespín es necesario “evaluar qué parte del voto a Le Pen es de extrema derecha y qué parte es la expresión de un descontento que ahora mismo se siente huérfano de partido”.

La abstención y las legislativas

El rechazo de un 28% del electorado francés a acudir a las urnas, la peor cifra desde 1969, es también un síntoma claro del desafecto hacia la gestión pública de sus líderes. Una crisis de la democracia que se vive en otros países occidentales, a lo que se suma, en el caso francés “la falta de alternativas y de competencia”, según Simón.

El final de las presidenciales marcas el pistoletazo de salida para las legislativas que se celebran el 12 y 19 de junio. Del resultado de estas dependerá en gran medida la capacidad de maniobra de un Macron que ha dicho a los votantes de la izquierda que “su voto me obliga para los años venideros”.

Vallespín recuerda que “Francia es de los países de Europa con mayor gasto y protección social, hay límites a las posibilidades de aumentarlo sin generar disfuncionalidades en la competitividad de su economía. La cuestión de las pensiones, por ejemplo, depende de cuáles sean los recursos disponibles para poder reducir la edad de jubilación y su posible financiación”.

Rafael Yaghobzadeh/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved
Los seguidores de Macron celebran la victoria en ParísRafael Yaghobzadeh/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

El politólogo, además, cree que en esos comicios puede funcionar mejor el cordón sanitario, algo que “depende también de si se presentan nuevas plataformas con capacidad para agregar votos -en la izquierda, por ejemplo- para evitar ser descalificados en la primera vuelta”.

Ese mismo mes, Francia abandonará la presidencia rotatoria de la UE. Vallespín cree que la guerra de Ucrania y sus consecuencias obligarán a Macron a tomar alguna decisión trascendental, aunque deberá ser “cauto” ya que “gran parte de la animadversión que ha cosechado deriva de haberse volcado tanto en cuestiones europeas en vez de centrarse más en el interés nacional de Francia”.

La repercusión en España

En cuanto a la implicación que puedan tener en España los resultados del país vecino, ambos politólogos señalan las diferencias hacen imposible una traslación sin matices. Pero para Simón sí que revela que en Europa y en España, “las familias clásicas están mucho más débiles y las familias nuevas emergentes como verdes o extrema derecha más fuertes” y que existe una corriente de malestar de fondo. Vallespín no duda de que “Vox tratará de beneficiarse de los resultados de Le Pen”, aunque también puede ocurrir que “el ascenso de Vox se vea como una amenaza y empecemos a tomar más en serio el cordón sanitario”.