EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

15 años sin Maddie: la Justicia lusa designa a un sospechoso para evitar la prescripción de delitos

Fotos y recortes de prensa tras la desaparición de Madeleine McCann en Praia da Luz, Algarve (Portugal) el 3 de mayo de 2007.
Fotos y recortes de prensa tras la desaparición de Madeleine McCann en Praia da Luz, Algarve (Portugal) el 3 de mayo de 2007. Derechos de autor AP/Archivo
Derechos de autor AP/Archivo
Por Ana Buil Demur con EFE, AP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La presión mediática y política, así como la descoordinación entre las policías lusa y británica entorpecieron la investigación sobre la desaparición de la niña británica en el Algarve.

PUBLICIDAD

Se cumplen 15 años de la misteriosa desaparición en Portugal de Madeleine McCann. Un caso en el que la presión mediática y política, así como la descoordinación entre las policías lusa y británica entorpecieron la investigación.

Ahora, la Justicia portuguesa acaba de designar oficialmente a un sospechoso, un preso alemán, para tener más tiempo de seguir con sus pesquisas, ya que a los 15 años un posible delito de homicidio de la pequeña británica habría prescrito en Portugal, tal y como explica Manuel de Magalhães e Silva, abogado: 

"La prescripción es a los 15 años. La pena en cualquiera de los supuestos posibles (secuestro y/u homicidio) es de más de 10 años, por lo que la prescripción es a los 15 años. Si no se hubiera designado un sospechoso oficial ahora, este martes se cumplen 15 años de los hechos -ocurridos el 3 de mayo de 2007- y el miércoles el proceso penal habría expirado. (...) Esto interrumpe dicho proceso y cuando se interrumpe el proceso de expiración, el caso puede ir hasta los 22 años y medio, incluso puede llegar a los 23 o a los 26 años y medio".

"Artimaña procesal"

Maddie McCann tenía tres años cuando desapareció de un apartamento turístico del Algarve portugués, donde dormía junto a sus hermanos pequeños mientras sus padres cenaban en un restaurante a tan solo unos metros de allí. 

El principal sospechoso de su desaparición es Christian Brueckner, un reo alemán, de 45 años, con un amplio historial delictivo, incluidos abusos sexuales. Vivió en el Algarve entre 1995 y 2007 y estuvo cerca del complejo de apartamentos la noche de la desaparición de la niña.

Pocos creen que su designación como sospechoso vaya a arrojar luz sobre lo ocurrido. Su propio abogado lo califica de "artimaña procesal".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El 88% de las empresas alemanas han perdido dinero durante la Eurocopa 2024

El Reino Unido intenta mejorar las relaciones con la Unión Europea bajo el liderazgo laborista

La OTAN inaugura en Alemania un centro de mando para Ucrania