This content is not available in your region

FDA estadounidense avisa de riesgo de inflamación del corazón tras la vacuna COVID de Novavax

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
FDA estadounidense avisa de riesgo de inflamación del corazón tras la vacuna COVID de Novavax
FDA estadounidense avisa de riesgo de inflamación del corazón tras la vacuna COVID de Novavax   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Manas Mishra y Mrinalika Roy

3 jun – El personal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dijo el viernes que está preocupado por un posible riesgo de inflamación del corazón por la vacuna de Novavax Inc, incluso a pesar de datos de la firma que mostraron su eficacia para reducir el riesgo de COVID-19 de leve a grave.

En un ensayo a casi 30.000 pacientes realizado por la compañía entre diciembre de 2020 y septiembre de 2021 hubo cuatro casos de miocarditis, un tipo de inflamación cardiaca también asociada a las vacunas de ARNm, detectados en los 20 días posteriores a la inoculación. Un paciente del ensayo informó de una miocarditis tras recibir el placebo.

“Estos acontecimientos suscitan la preocupación de una asociación causal con esta vacuna, similar a la asociación documentada con las vacunas de ARNm contra COVID-19″, escribió el personal de la FDA en documentos informativos publicados el viernes.

Las acciones de la empresa caían casi un 14% tras el análisis de la FDA de los datos del ensayo.

La FDA dijo que pidió a Novavax que señale la miocarditis y otro tipo de inflamación del corazón llamada pericarditis como un “riesgo importante identificado” en sus materiales. La empresa aún no ha accedido a hacerlo.

Novavax dijo que el número de eventos de miocarditis en su ensayo clínico está “dentro del rango de los casos de fondo esperados”.

La FDA analizó los datos del ensayo de Novavax antes de que las variantes ómicron y delta se convirtieran en dominantes.

“Sobre la base de la estimación de la eficacia en el ensayo clínico de esta vacuna, es más probable que proporcione algún nivel significativo de protección contra el COVID-19 debido a ómicron, en particular contra la enfermedad más grave”, dijo el personal de la FDA.

En el estudio de la empresa, en el que participaron unos 30.000 adultos de Estados Unidos y México, la vacuna tuvo una eficacia del 90,4%.