This content is not available in your region

Ucrania pierde el centro de Severodonetsk, donde se refugian 500 civiles en una planta química

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Restos destruidos de coches durante los fuertes combates en la línea del frente en Severodonetsk en la región ucraniana de Lugansk, el miércoles 8 de junio de 2022.
Restos destruidos de coches durante los fuertes combates en la línea del frente en Severodonetsk en la región ucraniana de Lugansk, el miércoles 8 de junio de 2022.   -   Derechos de autor  AP Photo

Kiev reconoce haber perdido el centro de Severodonetsk, el punto más caliente de la guerra en Ucrania. Tras semanas de duros combates, las tropas rusas han conseguido avanzar en su ofensiva en el este del país, aunque no han expulsado completamente a las tropas ucranianas de la ciudad. Unos 500 civiles se refugian en una planta química.

Frente a la abrumadora superioridad de la artillería rusa, Ucrania se anota pequeñas victorias como la destrucción de estos sistemas de cohetes rusos por un obús suministrado por Estados Unidos.

Moscú, por su parte, anunció a través del portavoz del Ministerio de Defensa Igor Konashenkov la destrucción de las armas y el equipo pesado transferido a Ucrania por Occidente.

Mientras que los separatistas prorrusos afirman que las vías de salida en Severodonetsk están "bloqueadas" tras la destrucción del último puente hacia la ciudad vecina de Lisichansk, lo que impide la evacuación de civiles.

No fueron misiles occidentales, sino proyectiles de tipo Uragán de la era soviética los que impactaron contra un mercado en Donetsk este lunes. Tres personas murieron, según los separatistas prorrusos que acusan a las fuerzas ucranianas del ataque.

Aunque Rusia ha concentrado el grueso de sus tropas en el Donbás, sigue atacando objetivos en otras zonas de Ucrania. En la región norteña de Chernígov, cuatro localidades han sido evacuadas por la amenaza de incendios después de que la zona fuera bombardeada tres veces consecutivas.

Ucrania insiste en pedir a Occidente un moderno armamento pesado para luchar en igualdad de condiciones contra el invasor.