This content is not available in your region

Zelenski despide al jefe del servicio de Seguridad de Ucrania por cargos penales de traición

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
euronews_icons_loading
Jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania Ivan Bakanov
Jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania Ivan Bakanov   -   Derechos de autor  Fotograma

Un ataque ruso en el distrito de Bakhmut, en la región ucraniana de Donetsk, ha herido a seis personas, entre ellas tres niños, según informes militares de Kiev.

En la cercana ciudad de Toretsk, los residentes hablaron de explosiones y de "una tormenta de humo negro y fuego rojo", mientras Rusia continúa su asalto en el país. Kiev ha acusado a Moscú de lanzar nuevos ataques contra múltiples zonas residenciales en el este y el sur de Ucrania.

Mientras tanto, en una medida sorprendente, el presidente de Ucrania ha despedido al jefe del Servicio de Seguridad del país Ivan Bakanov, y al fiscal general, citando cientos de investigaciones penales por traición.

"A día de hoy, se han registrado 651 procedimientos penales relacionados con la alta traición y las actividades de colaboración de los empleados de las oficinas de la fiscalía, los órganos de investigación previa y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley. En 198 procedimientos penales se ha notificado la sospecha a personas relevantes. En particular, más de 60 empleados de la fiscalía y del SBU (Servicio de Seguridad) han permanecido en el territorio ocupado y trabajan contra nuestro Estado" declaró Volodímir Zelenski. 

"Semejante conjunto de delitos contra los fundamentos de la seguridad nacional del Estado y los vínculos registrados entre los funcionarios de las fuerzas de seguridad ucranianas y los servicios especiales rusos plantean preguntas muy serias sobre sus respectivos dirigentes", agregó el mandatario ucraniano. 

Más cerca del frente y del invierno

Y en el camino de la invasión rusa, las ciudades que se encuentran cada vez más cerca de la línea del frente, se preparan para la evacuación.

"Incluso si los combates se detienen dónde están ahora y la línea del frente no se mueve, será muy difícil sobrevivir aquí en invierno", declaró el alcalde de Pokrovsk Ruslan Trebushkin. 

"El mayor reto es la próxima evacuación porque ahora no tenemos gas y sabemos con seguridad que no tendremos calefacción", explicó el alcalde, añadiendo: "En uno o dos meses se acabará el agua de nuestras reservas".

Vira Yefimenko, de 72 años, que vive en una casa de bloque en la ciudad de Selidove, está al tanto de la próxima crisis humanitaria en Donbás y está tratando de preparar reservas de alimentos. Ella y otros residentes locales hicieron una enorme cola durante horas para conseguir bolsas llenas de ayuda humanitaria.

"Si no tenemos electricidad, agua y gas, no sé cómo vamos a sobrevivir", dijo Yefimenko.

Algunos de los suyos ya han pagado el precio más alto, un lugareño de 40 años murió en los recientes combates en Marinka, un pueblo cercano a la ciudad de Donetsk.