This content is not available in your region

El régimen talibán lleva a más de la mitad de los afganos a vivir bajo el umbral de la pobreza

Access to the comments Comentarios
Por Francisco Fuentes  con AP
euronews_icons_loading
Niñas durante una clase en Afganistán.
Niñas durante una clase en Afganistán.   -   Derechos de autor  Ebrahim Noroozi/AP

La captura de Kabul por parte de los talibanes, justo ahora hace un año, acabó con su vuelta al poder en Afganistán

Atrás quedaban dos décadas de tutela estadounidense, al frente de una coalición militar internacional que terminó retirándose del país.

Las consecuencias para la población civil son desastrosas.

"Se cumple un año desde que los talibanes tomaron el poder, y somos testigos de unos niveles increiblemente elevados de pobreza en el país. Vemos a personas que ven reducidos sus salarios, reducidos sus ingresos, que adquieren grandes deudas, forzados a estrategias que incluyen el matrimonio temprano para las mujeres o el trabajo infantil", explica el director del Consejo Noruego para los Refugiados en Afganistán, Neil Turner.

Precisamente, son las mujeres, las grandes víctimas del régimen talibán. 

Han perdido la práctica totalidad de los derechos civiles que tenían. Además su acceso a la educación superior y al empleo en la Administración pública ha sido prohibido.

"Incluso en el pasado, había restricciones y violencia contra las mujeres afganas. Sin embargo, las mujeres tenían esperanza porque había escuelas, mujeres y niñas podían servir a su país a través del aprendizaje. Y ahora, ellas han perdido incluso su única esperanza, que era la educación", recuerda la activista Azita Nazhand.

El colapso económico, la amenaza del autoproclamado Estado Islámico, y las sanciones internacionales, han llevado a más de la mitad de la población afgana a vivir por debajo del umbral de la pobreza, según la organización Humanitarian Needs Overview.

Fuentes adicionales • AFP