This content is not available in your region

El Tren Maya: gran oposición en Yucatán al proyecto estrella de AMLO

Access to the comments Comentarios
Por Oscar Valero
euronews_icons_loading
Imagen aérea de una de las secciones en construcción del proyecto de Tren Maya
Imagen aérea de una de las secciones en construcción del proyecto de Tren Maya   -   Derechos de autor  Eduardo Verdugo/AP

El Tren Maya es el proyecto estrella del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, una infraestructura por la que ha usado todos sus poderes presidenciales para despejar cualquier traba.

En la península de Yucatán, por donde va a discurrir gran parte de los 1500 kilómetros de vía, la oposición a esta línea está por todas partes.

Arqueólogos como Octavio del Río advierten de que el tren se llevará por delante vestigios humanos de incalculable valor. "Hemos encontrado diez individuos precerámicos de hasta 5000 años de antigüedad", expone Del Río, "nos arriesgamos a que queden enterrados y se pierda la Historia".

Los ecologistas, por su lado, temen por el impacto medioambiental de un tren que establece una cicatriz en la selva. Guillermo va cada día con unos compañeros a detener el trabajo de las máquinas en un punto del trazado, pero poco puede hacer, pues la construcción sigue adelante en otras partes.

Otro aspecto que preocupa es la seguridad. Según Raúl Padilla las enormes diferencias de grosor de la piedra y la multitud de grutas hacen el trazado a priori muy inseguro para una vía férrea. "Hay una conexión profunda entre la jungla y las cuevas. El grosor de la piedra es muy pequeño, hay incluso fracturas", describe este guía turístico de vida salvaje.

Prisas que se llevan por delante pueblos mayas

Y por último están pequeños colectivos locales de ascendencia maya que ven como el trazado va a pasar por encima de sus casas.

Es el caso de Vida y Esperanza, una localidad entre Cancún y Tolum. Las prisas por terminar el tren han dejado a un lado la promesa gubernamental de que de se mantendría el pueblo íntegro.

Para estas mujeres el futuro parece estar fuera de su tierra. El Tren Maya, dice el gobierno, mejorará exponencialmente la economía de Yucatán.