EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Descomunal socavón en Guatemala | Una mujer y su hija de 15 años siguen desaparecidas

Equipos de rescate dentro del gigantesco socavón abierto en una calle de Villa Nueva, Guatemala
Equipos de rescate dentro del gigantesco socavón abierto en una calle de Villa Nueva, Guatemala Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Carmen Menéndez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Descomunal socavón en Guatemala | Una mujer y su hija de 15 años siguen desaparecidas. Cuatro personas pudieron ser rescatadas con vida. El agujero se abrió tragándose literalmente a dos vehículos

PUBLICIDAD

Estas imágenes muestran la enormidad del agujero que se abrió el domingo en una calle de Guatemala tragándose literalmente a dos vehículos. Aún se sigue buscando a una mujer de 38 años y a su hija de 15, que iban a bordo de uno los coches. No se ha encontrado ni rastro de ellas, pese a que los equipos de rescate, ayudados por un perro adiestrado, bajaron al fondo mismo del pozo.

Sí pudieron ser rescatadas otras cuatro personas, tres de ellas heridas. También se extrajo un vehículo utilizando una grúa.

El abismo se abrió en el municipio de Villa Nueva, 20 kilómetros al sur de Ciudad de Guatemala, debido a las fuertes lluvias. La calle se desintegró literalmente en el momento en el que pasaba por ella el coche de las dos mujeres. Minutos después cayó al agujero el segundo vehículo.

El pasado mes de junio, un hundimiento parecido se registró a pocos kilómetros, en la principal carretera que conduce de la Ciudad de Guatemala al océano Pacífico.

Al menos 44 personas han muerto por las abundantes lluvias de este año, que han provocado desprendimientos y derrumbes en las carreteras del país centroamericano.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La ONU teme otro deslizamiento de tierra en Papúa Nueva Guinea mientras continúa el rescate

Papúa Nueva Guinea: El desprendimiento del viernes “enterró vivas a más de 2.000 personas”

Más de 300 personas sepultadas en un corrimiento de tierras en una zona remota de Papúa Nueva Guinea