Un pueblo alemán con autosuficiencia energética gracias a las turbinas eólicas

Access to the comments Comentarios
Por Angelica Parra Hernandez  con AP
Feldheim, un pueblo en Alemania, cuenta con autosuficiencia energética gracias a las turbinas eólicas.
Feldheim, un pueblo en Alemania, cuenta con autosuficiencia energética gracias a las turbinas eólicas.   -   Derechos de autor  Michael Sohn/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Hoy las facturas de energía producen temor a los europeos. El aumento del coste de la electricidad ligado a la guerra de Rusia en Ucrania, ha producido la crisis.

Los habitantes de Feldheim, en Alemania, están tranquilos. Este pueblo es autosuficiente energéticamente hace más de una década gracias a la construcción de turbinas eólicas. Con el paso del tiempo se generó una red local, paneles solares, baterías de almacenamiento y más turbinas.

"El parque eólico ha crecido con los años. Ahora tenemos 55 turbinas eólicas en funcionamiento y la electricidad del pueblo proviene de esas turbinas eólicas", comenta Kathleen Thompson, experta e integrante de New Energies Forum. 

"En cuanto a la calefacción, el calor procede de una planta de biogás que se instaló de nuevo en el pueblo en 2008", agrega. 

El enfoque práctico de Feldheim para producir su propia energía ecológica atrae a miles de visitantes de todo el mundo, y contrasta con el modo en que Alemania en su conjunto sigue dependiendo de las importaciones de combustibles fósiles para gran parte de sus necesidades.

En Feldheim, también se está construyendo una instalación de producción de hidrógeno. Los residentes disfrutan de algunas de las tarifas de electricidad y gas natural más baratas de Alemania.

"Estábamos buscando una manera de hacerlo y la hemos encontrado. Puedo decir, sinceramente, que estamos orgullosos de ello", expresa Siegfried Kappert, residente del pueblo. 

Mientras que en otros lugares de Alemania los parques eólicos suelen encontrar oposición, la comunidad de Feldheim aprobó tantas turbinas que exporta unas 250 veces más electricidad de la que consume.