Los apicultores de Gaza que sobrevivieron al bloqueo luchan contra un clima inestable

Los apicultores de Gaza que sobrevivieron al bloqueo luchan contra un clima inestable
Los apicultores de Gaza que sobrevivieron al bloqueo luchan contra un clima inestable Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Nidal al-Mughrabi

GAZA, 22 nov - Esta vez no fueron las excavadoras ni las balas, sino la lluvia y el viento. El clima mantuvo a las abejas confinadas en sus colmenas en primavera, cuando deberían haber salido a buscar néctar.

Más de 15 años de bloqueo israelí no han acabado con la apicultura en Gaza. Sin embargo, los apicultores dicen que el cambio climático podría hacerlo.

"Este año ha sido el peor para los apicultores de Gaza", afirma Waleed Abu Daqqa, que se ocupa de las colmenas en la zona oriental del enclave costero palestino. "Han muerto muchas abejas".

Las temperaturas llevan medio siglo aumentando en el territorio, donde 2 millones de palestinos viven bajo un bloqueo económicamente devastador impuesto por Israel y Egipto desde que los islamistas de Hamás tomaron el control en 2007.

En los últimos años, el número de colmenas se ha reducido casi a la mitad y la producción de miel bajó a 180 toneladas desde las 400 de hace unos años, dijo Adham Al-Basyouni, responsable del Ministerio de Agricultura.

Los apicultores y sus abejas han perdido el acceso a tierras agrícolas de primera calidad, arrasadas cerca de las fronteras de la franja. El bloqueo y las seis guerras entre militantes e Israel han dificultado y encarecido la importación de suministros.

Ahora, el "factor principal" que provoca la crisis de las abejas es el cambio climático provocado por el calentamiento global, dijo Basyouni. Este año, en Gaza, ese clima imprevisible trajo consigo una ola de frío fuera de temporada. Pocos gazatíes tenían el tipo de colmenas adecuado para soportarlo.

"Fuimos testigos de tormentas repetidas de lluvia, que obligaron a las abejas a permanecer dentro de las colmenas y se alimentaron de lo que había dentro, lo que provocó una escasa producción", dijo.

Las abejas y otros polinizadores son vitales para la agricultura y la fauna de todo el mundo, y el impacto del cambio climático es un problema global.

"Los cambios radicales de temperatura, las sequías y las inundaciones están alterando las áreas de distribución nativas de los polinizadores, haciendo que los ecosistemas sean inadecuados para los procesos necesarios para mantener las poblaciones, como la hibernación durante el invierno, el establecimiento de los nidos en primavera y la reproducción", escribieron las investigadoras sobre abejas Diana Cox-Foster y Gloria DeGrandi-Hoffman, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Ratib Sammour, ingeniero agrónomo y apicultor gazatí, ha creado un exitoso negocio de venta de productos sanitarios a partir de abejas y de tratamiento de pacientes con picaduras de abeja, conocido como apiterapia. Ahora su empresa está en peligro. No solo ha disminuido la producción de miel, sino también la cantidad de otros productos como la jalea real, el polen de abeja, el veneno de abeja y las sustancias pegajosas que producen las abejas y se conocen como propóleos.

"Cuando la cantidad de abejas empezó a disminuir se notó en nuestra actividad", dijo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Estados Unidos avisa de un nuevo y 'aplastante' paquete de sanciones contra Rusia

Alarma ante la falta de ayuda humanitaria y las agresiones sexuales en la Guerra de Gaza

Vídeo: Amplio operativo de rescate del cuerpo de la ballena que murió atrapada en un puerto de Japón