EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Afganistán firma un acuerdo con una empresa china para extraer petróleo en la cuenca del Amu Darya

El embajador chino en Afganistán, Wang Yu, y el viceprimer ministro económico del gobierno provisional afgano, Mullah Abdul Ghani Baradar, firman el acuerdo en Kabul
El embajador chino en Afganistán, Wang Yu, y el viceprimer ministro económico del gobierno provisional afgano, Mullah Abdul Ghani Baradar, firman el acuerdo en Kabul Derechos de autor screengrab CNCCTV via EBU
Derechos de autor screengrab CNCCTV via EBU
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La empresa china CAPEIC extraerá petróleo de una zona de 4.500 kilómetros cuadrados situada en la cuenca septentrional del río Amu Darya, y desarrollará una reserva petrolífera en la provincia de Sar-e Pul.

PUBLICIDAD

Afganistán firma su primer gran acuerdo de inversión extranjera desde la toma de poder talibán en 2021. Es un acuerdo de extracción de petróleo sellado con la empresa china CAPEIC (Xinjiang Central Asia Petroleum and Gas Company).

En virtud del pacto, la empresa china extraerá petróleo de una zona de 4.500 kilómetros cuadrados situada en la cuenca septentrional del río Amu Darya, y desarrollará una reserva petrolífera en la provincia de Sar-e Pul.

En la firma, el jueves en una ceremonia en Kabul, estuvieron el embajador chino en Afganistán, Wang Yu, y el viceprimer ministro económico del gobierno provisional afgano, Mullah Abdul Ghani Baradar. Este último dijo que "todas las instituciones y organizaciones gubernamentales ayudarán plenamente a la empresa contratista".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Afganistán | El 'apartheid de género' contra las mujeres puede ser un crimen contra la humanidad

Afganistán | Los talibanes 'desafian' a EEUU desfilando en su antigua base de Bagram

La masacre de Tiananmen cumple 35 años: el mundo recuerda la historia mientras China la ignora