EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Afganistán | El 'apartheid de género' contra las mujeres puede ser un crimen contra la humanidad

Una mujer afgana, camino de su casa, portando en la cabeza el pan que compró en el mercado de Bamiyán
Una mujer afgana, camino de su casa, portando en la cabeza el pan que compró en el mercado de Bamiyán Derechos de autor Ebrahim Noroozi/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Ebrahim Noroozi/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por euronews con EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Una discriminación generalizada que limita la educación y el acceso al trabajo de las féminas, y que ha llevado al aumento de los matrimonios forzados infantiles y a la venta de niños bajo el Gobierno talibán

PUBLICIDAD

La discriminación sistemática e institucionalizada en Afganistán contra mujeres y niñas equivale a un "apartheid de género".

Es la conclusión de un informe de la ONU sobre la política de los talibanes que limita la educación de las niñas a la escuela primaria, expulsa a las mujeres de los empleos públicos y les impide viajar sin un familiar varón.

Desde la entrada al poder de los talibanes en agosto de 2021, las mujeres y niñas de Afganistán se enfrentan a una discriminación que puede equivaler a persecución por motivos de género y considerarse un "crimen contra la humanidad", declaró hoy un equipo de expertos de la ONU.

"Las autoridades de facto parecen estar gobernando mediante una discriminación sistémica con la intención de someter a las mujeres y niñas a una dominación total", declaró el relator de la ONU sobre los derechos humanos en Afganistán, Richard Bennett, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que abordó hoy esta cuestión.

Según el experto, esta grave discriminación podría categorizarse como un "apartheid de género", al crear una segregación semejante a la sufrida por la raza.

El informe en el que se ampara Bennett indica que la imposición de normas como el uso obligatorio del pañuelo islámico o la política del "maharam" o tutor masculino se suman a "un entorno de control" que impide a las mujeres y niñas moverse libremente fuera de casa.

En este sentido, el documento insta a la comunidad internacional y a la ONU a que "presten más atención" a esta discriminación generalizada, que ha llevado al aumento de los matrimonios forzados infantiles y a la venta de niños.

Las conclusiones del informe parten de una encuesta realizada entre más de 2 000 mujeres afganas de diferentes entornos y que también reveló que casi el 50 % conocía al menos a una mujer o niña que había sufrido ansiedad o depresión desde el retorno de los talibanes.

"El deterioro de la salud mental es una grave preocupación para todas las mujeres con las que hablamos", comentó por su parte el Grupo de Trabajo sobre la Discriminación contra las Mujeres

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Afganistán: dinero insuficiente para las necesidades humanitarias

Afganistán firma un acuerdo con una empresa china para extraer petróleo en la cuenca del Amu Darya

Prohibida la escuela, trabajan en el campo: la realidad de las mujeres en Afganistán