'En la sombra': La caja de Pandora con la que el príncipe Enrique sale a la luz

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Promoción del libro del príncipe Enrique
Promoción del libro del príncipe Enrique   -   Derechos de autor  Kirsty Wigglesworth/Copyright 2023 The AP.

Este martes es el lanzamiento oficial del libro personal del príncipe británico Enrique con el que pretende sanar heridas. 

En las entrevistas con motivo de su promoción, Enrique ha avanzado que no descarta una reconciliación con su familia, pero no cree que sea posible que vuelva de Estados Unidos como representante de la monarquía por los obtáculos que tendría en su regreso. Entretanto, los medios no dejan de filtrar párrafos llenos de reproches y rencor. Euronews ha entrevistado a Angela Levin, periodista y biógrafa de la realeza.

"Enrique está diciendo todas estas cosas horribles y privadas cuando siempre ha sido un hombre que siempre ha velado por su propia intimidad, era tan contrario a los periódicos... Odiaba a la prensa británica. Se mostraba tajante a la menor oportunidad si creía que empezaban a meterse en algo que él consideraba privado. Sin embargo, lo que ha dicho sobre su padre, sobre William y sobre sí mismo... Creo que es absolutamente impactante. La familia real es buena o mala, a la gente le gusta o no, todos tenemos una familia y su forma de tratar a la suya es chocante", destaca Levin.

Enrique asegura en las entrevistas que nada de lo que dice es para dañar a sus parientes, pero habla de la falta de acogida a su esposa por los estereotipos o cómo su hermano llego a agredirle tras discutir con él sobre Meghan.

Su hermano, el príncipe Guillermo, y él hicieron el pacto de no dejar que sus oficinas se pelearan entre sí, algo que no ha sucedido.

Enrique también hablado en las entrevistas sobre la esposa de su padre, Camila, con quien no habla hace tiempo: "Tengo una gran compasión por ella, por ser la tercera persona en el matrimonio de mis padres, tenía una reputación o una imagen que rehabilitar (...) No la veo como una madrastra malvada sino que veo a alguien que se casó con esta institución y ha hecho todo lo posible para mejorar su propia reputación".

Y también hizo comentarios sobre la buena relación que mantenía con su abuela, la reina Isabel II, fallecida el pasado mes de septiembre, quien, asegura, nunca se enfadó por su decisión de apartarse de la familia.

"Mi abuela y yo teníamos una muy buena relación. Nunca se sorprendió porque ella sabía lo que estaba pasando, lo difícil que era. Nunca me dijo que estaba enfadada. Creo que estaba triste porque llegamos a ese punto", añadió el príncipe, quien también ha contado su historia acompañado de Meghan Markle en la serie documental de Netflix "Harry y Meghan".