El modelo sueco plagado de ‘violencia de bandas’ y desigualdad

El modelo sueco plagado de ‘violencia de bandas’ y desigualdad
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Valérie GauriatEuronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Un puente en construcción ha provocado un acalorado debate en Estocolmo. El puente unirá dos realidades contrapuestas: el barrio desfavorecido de Rinkeby y la localidad de Sundbyberg, cuyos habitantes tienen un poder adquisitivo más elevado.

PUBLICIDAD

Un puente en construcción ha provocado un acalorado debate en Estocolmo. El puente unirá dos realidades contrapuestas: el barrio desfavorecido de Rinkeby y la localidad de Sundbyberg, cuyos habitantes tienen un poder adquisitivo más elevado. Mientras la extrema derecha sueca teme que esta infraestructura sirva para propagar la delincuencia, que asocia con la inmigración, los residentes creen que el puente no solamente facilitará los desplazamientos, sino que también frenará la segregación. La periodista de Euronews, Valérie Gauriat, investiga sobre las realidades subyacentes en Suecia, donde la desigualdad socioeconómica nunca ha sido tan alta como ahora.

Rinkeby es uno de los centros neurálgicos de la denominada ‘violencia de bandas’ en Suecia. Los asesinatos han aumentado casi un 40 %, en un año, en el país. Para tratar de terminar con este problema, el Gobierno aboga por una política de inmigración más restrictiva, y más deportaciones. Se trata de una moneda de cambio utilizada por el bloque gobernante de coalición, para asegurarse el apoyo del partido de extrema derecha: ‘Demócratas de Suecia’.

"La mayoría de los jóvenes que son sospechosos de haber cometido algún delito han nacido en Suecia. Son suecos. ¿Adónde los van a deportar?", señala Clarissa Seidou, agente de la Policía comunitaria de Rinkeby.

“Si les hubieran dado trabajo y hubieran aprendido sueco, se habrían integrado en la sociedad”, añade Mustafa Andic, vecino de Sundbyberg. Antiguo empresario y ahora taxista, Andic cree que los políticos “deberían ocuparse del origen de la violencia de las bandas en lugar de pelearse por el puente”.

Euronews-WITNESS
Mustafa Andic, antiguo empresario reconvertido en taxista; ciudadano sueco que reside en Sundbyberg, en el extrarradio de Estocolmo.Euronews-WITNESS

Andreas Cervenka, autor del libro ‘Suecia codiciosa’, galardonado con el Premio Sueco de Periodismo, culpa a los recortes fiscales y las políticas de privatización de la desigualdad. Según él, esto convierte a Suecia en "uno de los países más desiguales del mundo, con una élite muy rica, junto a un amplio grupo de ciudadanos económicamente vulnerables".

"Empeorada por la crisis y la inflación, la precariedad afecta cada vez a más suecos", señala Jonas Wihlstrand, director de la principal organización benéfica de Suecia: ‘Stadsmissionen’.

Euronews-WITNESS
Ciudadanos con bajos ingresos en un comedor social de la principal organización benéfica de Suecia: ‘Stadsmissionen’.Euronews-WITNESS

"El número de solicitantes de ayuda ha aumentado drásticamente este año. La sociedad civil tiene que asumir la responsabilidad de alimentar a la gente. No queremos que la situación empeore. ¡Tratar de solucionar el problema es responsabilidad de los políticos!", concluye Jonas Wihlstrand.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La tasa de natalidad cae en picado en Polonia: ¿Por qué las mujeres dicen no a la maternidad?

Suecia aprueba la Ley trans y rebaja la edad mínima para el cambio de género a los 16 años

Un grupo de adolescentes mata a un hombre frente a su hijo de 12 años en Suecia