EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Terremoto en Turquía | La noche en la que el mundo se les vino abajo a los habitantes de Antioquía

Un hombre llora mientras cuenta cómo perdió a su mujer y su hijo en Antakya, Turquía
Un hombre llora mientras cuenta cómo perdió a su mujer y su hijo en Antakya, Turquía Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Anelise Borges
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Terremoto en Turquía | La noche en la que el mundo se les vino abajo a los habitantes de Antioquía. Anelise Borges recoge los estremecedores testimonios de los supervivientes del terremoto

PUBLICIDAD

Es el cuarto día desde que Turquía fue sacudida por un terremoto de magnitud 7,8 y una serie de réplicas posteriores que sumieron a este país en uno de los capítulos más oscuros en décadas. Muchos de los supervivientes que quedan en esta región carecen de refugio, electricidad, agua corriente, calefacción o combustible, y la Organización Mundial de la Salud advierte de que podría desencadenarse una crisis aún mayor.

Muchos participan ahora en las labores de búsqueda y rescate, mientras que otros simplemente esperan, esperan la oportunidad de entrar en sus apartamentos destruidos para recuperar algo especial para ellos, algo importante, esperan noticias de sus seres queridos y esperan comprender qué les ocurrió a sus vidas el pasado lunes.

Parece el fin del mundo. Y así es para la mayoría de la gente.

Kasim Gündüz está echado en un sofá roto colocado en mitad de la calle. Su testimonio, sobre los últimos instantes que pasó junto a su mujer y su hijo, es desgarrador. 

"Nos abrazamos. Ni siquiera dijimos el nombre de Dios cinco veces. El edificio hizo así y luego hacia atrás y todo se derrumbó, y nos hundimos. Mi hijo se llama Hikmet. Lo llamé y respondió. Le dije que tuviera paciencia. Mi mujer se llama Shefika. La llamé: 'rosa, mi rosa'. Entonces dije Shefika, pero no la oí. No había ningún sonido. Que Dios no le muestre esto a nadie. Estuvimos casados 52 años, nuestro hijo menor tiene 42 años", dice llorando, roto por el dolor.

Kasim dice que está esperando lo que probablemente serán los restos de su mujer. El cuerpo de su hijo ha sido recuperado y está en una bolsa de plástico, que también espera en la calle.

Como Kasim, hay decenas de miles de personas por todas las calles de Antioquía esperando noticias de sus seres queridos, que ahora casi siempre son malas, y atormentados por las escenas de lo que ocurrió en la madrugada del lunes

"Mi mujer me dijo que (el edificio) estaba temblando y yo le dije que no. Entonces miré hacia arriba y los pilares y tres pisos se derrumbaron sobre nosotros. Los tres pisos se nos vinieron encima", explica otro vecino. 

Las autoridades están luchando para hacer frente a la magnitud del desastre. Los equipos de rescate están agotados, algunos han tenido que dormir al lado de los lugares de búsqueda. La ayuda sigue llegando, pero parece que nunca es suficiente. Y la indignación sigue creciendo ante lo que algunos perciben como falta de preparación y lentitud en la respuesta a la tragedia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Turquía y Grecia dejan atrás décadas de rivalidad en materia territorial y energética

Turquía suspende el comercio con Israel para forzar un alto el fuego en Gaza

Egipto: Charlas entre Turquía y Hamás sobre el alto en fuego en Gaza