Un año de guerra en Ucrania | 100 000 refugiados siguen en Moldavia, la mayoría viven con familias

Access to the comments Comentarios
Por Bryan Carter
Refugiados ucranianos en Moldavia.
Refugiados ucranianos en Moldavia.   -  Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The AP. All rights reserved

Bryan Carter, Euronews: "Estoy en Palanca, en el sur de Moldavia, y esto de aquí es la frontera con Ucrania. Odesa está a tan solo una hora en coche desde aquí. Desde que empezó la guerra, hace un año, más de 750 000 ucranianos han huido a este pequeño país y unos 100 000 se han quedado. Estoy aquí para ver cómo viven estas personas hoy y cuáles son sus esperanzas para el futuro. Lo pueden ver en el próximo episodio de Witness".

Moldavia es uno de los países más pobres de Europa. Desde el inicio de la guerra en Ucrania ha recibido a los refugiados con los brazos abiertos.

"La guerra empezó y decidimos que lo mínimo que podíamos hacer era unirnos y tratar de ofrecer el apoyo que podamos a las personas que huyen de Ucrania", cuenta  Constanta Dohotaru, coordinadora de programas en Moldavia por la Paz.

Esta ONG ofrece espacios seguros para mujeres y niños refugiados. La mayoría de los refugiados ucranianos viven con familias de acogida moldavas. Como Dimitro Kochegov, un niño refugiado ucraniano:

"Sobre la guerra en Ucrania... Intento ni siquiera pensar en ello. No quiero cargar mi mente con pensamientos pesados".

Hablamos con una familia de refugiados gitanos ucranianos que se alojan en centros de acogida en Moldavia.

"Llevamos tres meses viviendo aquí. Nos fuimos, dejamos la casa, lo dejamos todo. Mi padre y mi madre siguen allí. Y cogí a los niños y los traje aquí para mayor seguridad", explica Iduard Mihay, refugiado ucraniano.

En la frontera con Ucrania, la situación casi ha vuelto a la normalidad. La gente ahora va y viene entre Moldavia y Ucrania. Pero las organizaciones internacionales permanecen en alerta en caso de una escalada del conflicto.

"Como puede ver en este momento, no hay mucha gente aquí porque el número de llegadas ha disminuido desde el pico de la afluencia. Pero mantenemos este sitio con fines de contingencia porque todavía hay una guerra en Ucrania y no sabemos cuántas personas más pueden llegar mañana", dice Tim Shoffner, jefe de relaciones exteriores de ACNUR Moldavia.