EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La UE y Reino Unido abren un "nuevo capítulo" con el acuerdo del protocolo de Irlanda del Norte

Ursula von der Leyen y Rishi Sunak
Ursula von der Leyen y Rishi Sunak Derechos de autor Dan Kitwood/WPA Rota
Derechos de autor Dan Kitwood/WPA Rota
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha asegurado este lunes a su llegada a Londres que tenía "ganas de pasar la página" del Brexit.

PUBLICIDAD

Bruselas y Londres han asegurado este lunes que han iniciado "un nuevo capítulo" en sus relaciones tras alcanzar un acuerdo sobre el polémico Protocolo de Irlanda del Norte. El nuevo acuerdo, bautizado como acuerdo marco de Windsor, ha sido anunciado por la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Rishi Sunak, tras una reunión al sureste de Inglaterra.

"Puede que el Reino Unido y la Unión Europea hayamos tenido nuestras diferencias en el pasado, pero somos aliados, socios comerciales y amigos, algo que hemos visto claramente este año pasado cuando nos hemos unido a otros para apoyar a Ucrania. Este es el comienzo de un nuevo capítulo en nuestra relación", ha explicado Sunak durante una rueda de prensa conjunta durante la tarde del lunes.

Por su parte, Von der Leyen ha afirmado que "el nuevo acuerdo marco de Windsor respeta y protege nuestros respectivos mercados y nuestros respectivos intereses legítimos, y lo que es más importante, protege los avances por la paz del Acuerdo del Viernes Santo, tan difíciles de conseguir para la población de Irlanda del Norte y de toda la isla de Irlanda".

La reunión von der Leyen-Sunak ha sido la segunda en menos de dos semanas; la primera se celebró al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich la semana pasada. Llega tras múltitud de conversaciones de un lado a otro del Canal de la Mancha entre Maroš Šefčovič, principal negociador de la UE para el Brexit, y su interlocutor británico, el ministro de Asuntos Exteriores James Cleverly. Mientras tanto, Sunak ha viajado recientemente a Irlanda del Norte para sumar apoyos para el acuerdo.

El TJUE es "el único y último árbitro en la legislación de la UE"

El nuevo acuerdo se basa en tres aspectos, entre ellos la creación de las llamadas "líneas verdes" y "líneas rojas" para la exportación de mercancías de Gran Bretaña a Irlanda del Norte. Las mercancías destinadas a permanecer en la provincia pasarán por la línea verde, en la que "se suprimirá la onerosa burocracia aduanera", ha explicado Sunak.

En virtud del Protocolo ya acordado con anterioridad, Irlanda del Norte había permanecido dentro de la Unión Aduanera de la UE para las mercancías, lo que significa que los controles deben realizarse entre las dos partes del Reino Unido. Se creaba así una frontera de facto en el Mar de Irlanda: por un lado la mayor parte del Reino Unido, situado en la isla de Gran Bretaña, por el otro Irlanda del Norte, situado en la isla de Irlanda y compartíendo frontera terrestre con la República de Irlanda. Se consideraba la mejor manera de evitar el levantamiento de una frontera entre las dos Irlandas ante el temor al regreso de la violencia y los enfrentamientos por la independencia de Irlanda, a los que se puso fin hace 25 años con el Acuerdo de Viernes Santo.

Estas dos nuevas líneas ha dicho Sunak, significan "que si los alimentos están disponibles en los estantes de los supermercados en Gran Bretaña, entonces estarán disponibles en los estantes de los supermercados en Irlanda del Norte".

"Esto significa que hemos eliminado cualquier sensación de frontera en el Mar de Irlanda", ha añadido.

En segundo lugar, el texto legal del Protocolo se ha modificado para que cualquier cambio futuro en materia de IVA e impuestos especiales que se realice en el Reino Unido se aplique también a Irlanda del Norte. Además, los medicamentos aprobados por los organismos reguladores del Reino Unido estarán automáticamente disponibles en Irlanda del Norte.

En tercer lugar, el acuerdo introduce el bautizado como "freno de Stormont" para dar a la provincia más soberanía sobre sus leyes. Permitirá a la Asamblea rechazar nuevas leyes de la UE para mercancías que puedan introducirse si consideran que tendrían un efecto significativo y duradero sobre la población y las empresas de Irlanda del Norte.

Este nuevo mecanismo, ha dicho VDL, debería reducir las dudas británicas sobre el papel del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en caso que se tengan que resolver de disputas. No obstante, ha subrayado que el TJUE sigue siendo "el árbitro único y último de la legislación de la UE" y que "tendrá la última palabra sobre la legislación de la UE y las cuestiones del mercado único".

'Nos tomaremos nuestro tiempo para estudiar los detalles'

El acuerdo marco de Windsor tendrá ahora que ser respaldado por los legisladores de ambos lados del Canal de la Mancha.

A la pregunta de si le preocupa que el ala euroescéptica del partido conservador en el poder o el Partido Democrático Unionista norirlandés (DUP) puedan echar por tierra el acuerdo, Sunak ha dicho que el acuerdo "aborda" sus preocupaciones.

"Creo que lo que hemos logrado hoy es un verdadero avance y ahora les toca a las partes considerarlo y decidir por sí mismas cómo llevarlo adelante y construir un futuro mejor para la gente de Irlanda del Norte", ha añadido.

La región lleva sin ejecutivo desde que el DUP se retiró del acuerdo de reparto de poder sobre el Protocolo en febrero de 2022, argumentando que el tratado socava su lugar en el Reino Unido. El DUP ha publicado una lista de "medidas" que dice que deben cumplirse para apoyar cualquier acuerdo. Entre ellas, "que no haya controles sobre las mercancías que van de Irlanda del Norte a Gran Bretaña o de Gran Bretaña a Irlanda del Norte" y "que no se creen nuevas barreras regulatorias entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido".

El líder del DUP, Jeffrey Donaldson, ha dicho en Twitter que se tomarán "nuestro tiempo para considerar los detalles y medir un acuerdo contra nuestras siete medidas."

Por parte de la UE, los embajadores de los 27 Estados miembros han sido informados el lunes por la tarde en Bruselas sobre el contenido del acuerdo. El Gobierno irlandés ha acogido con satisfacción el anuncio, y el ministro de Asuntos Exteriores, Micheál Martin, ha dicho en un comunicado que es "una respuesta genuina a sus preocupaciones (de los unionistas)".

"Soy consciente de que se necesitará algún tiempo para estudiar los detalles del acuerdo, pero insto a los líderes políticos de Irlanda del Norte a que actúen con rapidez y pongan en marcha instituciones que puedan responder directamente a las necesidades de la población de Irlanda del Norte", ha escrito. "Comparto la esperanza de que el anuncio de hoy permita a la UE y al Reino Unido abrir un nuevo capítulo en su relación".

PUBLICIDAD

Para el eurodiputado irlandés Seán Kelly (PPE), vicepresidente primero de la Asamblea Parlamentaria UE-Reino Unido, el anuncio "es bienvenido y ofrece esperanza a la gente y a las empresas" de Irlanda del Norte.

Pero también ha advertido de que "queda una prueba política" para garantizar que el acuerdo se aplica sobre el terreno, ya que tendrá que ser aprobado por los legisladores británicos.

"Hay algunas verdades duras que afrontar en este momento y necesitaremos ver un liderazgo político fuerte y responsable dentro del Partido Conservador y el DUP. Por eso este momento es una verdadera prueba de liderazgo para el primer ministro Sunak. El primer ministro debe crear una coalición de la lógica, que sea capaz de mirar más allá del plazo inmediato, para comunicar realidades basadas en hechos", ha dicho Kelly.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos y Aïda Sanchez (versión en español)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Washington y Londres refuerzan su asociación económica para hacer frente a China y Rusia

Los médicos residentes inician una huelga de 72 horas en busca de aumentos salariales en Inglaterra

Nigel Farage anuncia que se presentará a las elecciones del Reino Unido