Ucrania | Más de 500 niños han muerto víctimas de la guerra tras la invasión rusa

Foto:
Foto: Derechos de autor Alexei Alexandrov/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Cerca de mil han resultado heridos y traumatizados.

PUBLICIDAD

El número de niños víctimas de la guerra en Ucrania ha superado los 500, según UNICEF. Casi mil niños más han resultado heridos. También se subraya que sólo se trata de datos confirmados y que el número real de niños muertos podría ser mucho mayor.

La mayoría de los muertos se encuentran en las regiones de Donetsk y Jarkóv, donde se produjeron intensos y prolongados combates.

Según UNICEF, la causa de la mayoría de las muertes fue el "uso de armas explosivas", es decir, ataques masivos con cohetes, aviación y artillería, principalmente contra zonas pobladas.

Una enorme amenaza, como declaró a Euronews Sonia Kush, directora de la delegación ucraniana de la ONG Save the Children, son las minas y los artefactos explosivos sin detonar: El 30% del territorio del país está minado.

"Cuando hablamos de un 30% del país contaminado, probablemente se tardarán años en retirar las minas terrestres. Así que, mientras tanto, organizaciones como Save the Children hacen mucho de lo que llamamos concienciación sobre el riesgo de las minas, que consiste en trabajar con los niños, sus profesores y sus padres y mostrarles ejemplos de cómo son las minas terrestres para que puedan evitarlas, cómo actuar si se encuentran en un campo minado".

Necesidades abrumadoras

Según Save the Children, no hay ningún aspecto de la vida de los niños ucranianos que no se haya visto afectado desde que comenzó la invasión a gran escala. Y hoy lo necesitan literalmente todo.

"Los niños necesitan apoyo en salud mental. Necesitan apoyo para lidiar con toda la ansiedad y las emociones que sienten debido a las condiciones drásticas y enormemente cambiantes del país. Necesitan apoyo educativo. Sabemos que tras dos años de COVID, ahora hay un tercer año en el que muchos niños perdieron el acceso a la escuela o no tenían un dispositivo para continuar su educación en línea. Necesitan una buena atención sanitaria. Sabemos que muchas clínicas han sido destruidas. Hasta 700 resultaron dañadas por los ataques. Sus padres necesitan ayuda para ganarse la vida, de modo que tengan ingresos para poder cuidar de sus hijos".

Estrés tóxico

Según Save the Children, en 2022 cada niño ucraniano se vio obligado a pasar una media de 900 horas -más de 38 días- en refugios y casas seguras.

La cuestión de la ayuda psicológica es, pues, una de las más importantes. Los niños que son víctimas del conflicto, que han sufrido físicamente ellos mismos, o que han visto la muerte y el sufrimiento de sus seres queridos, los niños que se encuentran en condiciones drásticamente cambiadas podrían realmente "acostumbrarse" a la situación y dejar de percibir la guerra, las hostilidades y la violencia en general como un peligro mortal y como algo malo e inadmisible.

"Por desgracia, una de las cosas que hemos aprendido de nuestro trabajo es que hay que abordar la salud mental y el impacto psicológico de los conflictos en los niños a medida que se suceden los acontecimientos. Porque si no lo haces y dejas que el trauma se acumule en los niños, se convierte en lo que llamamos estrés tóxico. Es un término clínico que básicamente significa que el estrés puede acumularse en el cuerpo de un niño y afectarle hasta la edad adulta. Incluso puede afectarles físicamente".

Niños desaparecidos

Otros cientos de miles de niños han sido trasladados de Ucrania y no necesariamente a Occidente. Al menos 730.000 menores ucranianos "llegaron a Rusia" desde que comenzó la invasión a gran escala, según datos rusos comunicados por la Comisaria rusa de Derechos del Niño, Maria Lvova-Belova, el 4 de abril.

La comunidad internacional y Ucrania califican lo que está ocurriendo de "traslado ilegal" de niños, en realidad, de secuestro. El 17 de marzo, la Corte Penal Internacional de La Haya dictó órdenes de detención contra el presidente ruso Vladímir Putin y Maria Lvova-Belova. Según la CPI, esta última es "presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y del de traslado ilegal de población (niños) de las zonas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa [...] Los crímenes fueron presuntamente cometidos en territorio ocupado ucraniano al menos desde el 24 de febrero de 2022. Hay motivos razonables para creer que la Sra. Lvova-Belova tiene responsabilidad penal individual por los delitos mencionados, por haber cometido los actos directamente, conjuntamente con otros y/o a través de otros."

Moscú llama a estos niños "refugiados" y afirma que la mayoría de ellos llegaron con sus padres o tutores. Algo que es ampliamente refutado internacionalmente.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

"Nos mantenemos unidos": los presidentes de Ucrania y Polonia lanzan un mensaje de unidad

Cómo Valeriia, una ucraniana de 17 años, escapó de un campo de reeducación ruso

Un fuerte terremoto sacude Taiwán y deja atrapados a 70 trabajadores en dos canteras