¿Por qué eurodiputados croatas restan importancia a los crímenes nazis?

Zvonko Busic, con barba, es conducido desde un avión bajo custodia policial en el aeropuerto Kennedy de Nueva York tras ser detenido. 12 de septiembre de 1976.
Zvonko Busic, con barba, es conducido desde un avión bajo custodia policial en el aeropuerto Kennedy de Nueva York tras ser detenido. 12 de septiembre de 1976. Derechos de autor AP/AP
Derechos de autor AP/AP
Por Una Hajdari
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Representantes de Croacia han organizado recientemente actos dedicados o protagonizados por figuras de reputación poco brillante. ¿Por qué?

PUBLICIDAD

Recientemente, eurodiputados croatas han organizado actos en Bruselas en los que parecen pasar por alto cuestiones controvertidas relacionadas con el terrorismo y los colaboradores nazis de la historia de Croacia.

Željana Zovko, representante de la Unión Democrática Croata, o HDZ, asistió la semana pasada a un seminario como parte de la serie de actos del Grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo.

Según la premisa del panel, se centrarían en los servicios secretos de las antiguas naciones comunistas, ya que "puede que los regímenes totalitarios del pasado ya no existan, pero sus servicios secretos y redes siguen vivos", dijo Zovko.

El acto contó con una ponencia de la exeurodiputada  Zdravka Bušić, miembro de la Resistencia Nacional Croata u Otpor durante la década de 1970, una organización de extrema derecha responsable de varios atentados terroristas en todo el mundo.

"Estoy segura de que ella [Bušić] contribuirá significativamente a este seminario con sus profundos conocimientos y experiencia personal sobre esta cuestión", prosiguió Zovko.

Eric VIDAL/ European Union 2023 - Source : EP
La eurodiputada Zeljana Zovko en la reunión de la comisión AFET del Parlamento EuropeoEric VIDAL/ European Union 2023 - Source : EP

Otpor fue fundado por Vjekoslav "Maks" Luburić, el despiadado jefe de varios campos de concentración encontrados en el Estado Independiente de Croacia (NDH), un estado títere nazi que duró poco tiempo en el territorio de las actuales Croacia, Bosnia y Herzegovina, y  Serbia durante la Segunda Guerra Mundial.

El hermano de Zdravka participó en el secuestro de un avión de Trans World Airlines en septiembre de 1976 que se dirigía de Nueva York a Chicago y colocó una bomba en la Grand Central Station de Nueva York, exigiendo que no se publicara un alegato a favor de la independencia de Croacia en los principales periódicos estadounidenses.

El avión fue desviado a Montreal y luego a Terranova, donde 35 pasajeros fueron liberados. Tras negociar con el embajador estadounidense en París, los atacantes se rindieron. Un policía de Nueva York murió al desmantelar la bomba y los autores fueron condenados por piratería aérea.

AP/AP
Los pasajeros del vuelo 355 de TWA secuestrado abandonan el avión en el aeropuerto Charles de Gaulle de París, Francia. 12 de septiembre de 1976AP/AP

¿Por qué hablaba Zdravka Bušić en el Parlamento Europeo?

El panel hizo un llamamiento a la apertura de los archivos estatales de los antiguos servicios secretos comunistas, "para poder investigar a fondo y abordar las estructuras existentes de la era comunista y sus crímenes."

Bušić y su hermano fueron rehabilitados tras la caída de Yugoslavia y la declaración de independencia de Croacia. Fue representante en el Parlamento de Croacia y eurodiputada tras la entrada de Croacia en la UE en 2013.

En su presentación, Bušić se centró en las actividades de la seguridad del Estado de Yugoslavia o UDBA, a la que acusó de cometer crímenes atroces, como encarcelar, torturar y matar a quienes se consideraba que participaban en "actividades hostiles contra el Estado."

"Muchos individuos de la joven generación croata creían que la creación del Estado independiente y democrático de Croacia era de crucial importancia", explicó en el acto.

Bušić no abordó directamente -ni siquiera mencionó- las actividades en las que ella, su hermano y su marido participaron y por las que fueron condenados, a pesar de hacer varios comentarios sobre las actividades de las comunidades croatas inmigrantes o de la diáspora, según la grabación del acto obtenida por Euronews.

Alexis Haulot/ European Union 2013 - EP
Los eurodiputados Andrej Plenkovic y Zdravka Busic en el Parlamento Europeo en Bruselas, noviembre de 2013.Alexis Haulot/ European Union 2013 - EP

¿Por qué se habla hoy de crímenes comunistas?

Bušić insistió en que los "descendientes biológicos y seguidores ideológicos [de los comunistas] tienen mucho poder en la era moderna" y que la ideología comunista había dejado una "clara contaminación" en la sociedad croata.

Aunque a primera vista el tema de debate podría parecer razonable, lo que Bušić y otros oradores no abordaron fue el hecho de que hablar de los crímenes comunistas sigue siendo un discurso en código de la extrema derecha para ultranacionalistas y apologistas del nazismo que promueven ideas que fomentan la discriminación en la actualidad.

Según Michael Colborne, periodista e investigador de Bellingcat que ha cubierto ampliamente Croacia y los Balcanes, los temas de conversación pretenden avivar el miedo y justificar sus creencias.

"Explotan el sentimiento anticomunista que, comprensiblemente, existe no solo en los antiguos países comunistas o socialistas, sino también en otros lugares", dijo Colborne a Euronews.

"Siempre ha sido una táctica de la extrema derecha, que se remonta a los fascistas originales de Italia: explotar el miedo y la aversión de la gente al comunismo -real o percibido, justificado o no- y ofrecerse a sí mismos y a sus ideas como lo único que puede protegerles", continúa.

PUBLICIDAD

"Hay reticencia a condenar abiertamente estos crímenes porque se percibe que socavan la propia identidad y seguridad de la nación", explica.

Según Colborne, mucha gente no será capaz de comprender que para muchos países de Europa central y oriental, "sus identidades y su propia existencia han estado amenazadas en diversos momentos de su historia reciente, de una manera que, por ejemplo, mi Canadá natal, Estados Unidos o el Reino Unido no lo han estado".

En marzo, Zovko participó en la organización de un acto en el Parlamento Europeo en honor del arzobispo Alojzije Stepinac. Aunque algunos afirman que Stepinac salvó a miembros de la población judía local mientras ocupaba el cargo durante el Estado títere nazi de Croacia, nunca condenó el régimen nazi y fue uno de los primeros partidarios de las leyes raciales dirigidas contra la población judía.

"Condenar estos crímenes del pasado significa socavar y amenazar no solo la identidad, sino la propia existencia del país en la actualidad", concluye Colborne. Euronews se ha puesto en contacto con la Unión Democrática Croata para recabar sus comentarios.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Polonia | Descendientes de víctimas nazis piden indemnizaciones a dos empresas alemanas

La BBC suspende a Gary Lineker por comparar la ley de inmigración del Gobierno con la Alemania nazi

Ommeret: un pueblo de los Países Bajos con un misterioso tesoro perdido