EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

"Vino con una antorcha encendida": Las amenazas obligan a uno de cada cuatro políticos neerlandeses a buscar protección

Sigrid Kaag, miembro del partido Neerlandés Demócratas 66 (D66) y Ministra de Hacienda, llega al Ministerio de Asuntos Generales.
Sigrid Kaag, miembro del partido Neerlandés Demócratas 66 (D66) y Ministra de Hacienda, llega al Ministerio de Asuntos Generales. Derechos de autor REMKO DE WAAL/AFP
Derechos de autor REMKO DE WAAL/AFP
Por Laura Llach
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Uno de cada cuatro diputados neerlandeses necesita protección frente a las amenazas. Tras las recientes dimisiones de políticos, ¿está en peligro la democracia de los Países Bajos?

PUBLICIDAD

Tras convertirse en la primera ministra de Economía de la historia de los Países Bajos, Sigrid Kaag abandona la política.

En los últimos 20 meses, la actual viceprimera ministra del país ha recibido numerosas amenazas de muerte, pero el momento más aterrador se produjo el pasado enero, cuando un hombre llamado Max van den B. se presentó en su casa gritando y agitando una antorcha encendida.

Su familia, incluidos sus hijos pequeños, estaban en la casa mientras el hombre retransmitía en directo el incidente en las redes sociales.

Kaag no es el único político del país que ha sufrido la ira de los votantes, sobre todo en las redes sociales, y decenas de diputados se enfrentan a situaciones similares.

Según el programa de investigación holandés Zembla, al menos 41 parlamentarios -más de una cuarta parte de los 150 diputados- viven con algún tipo de protección debido a las amenazas que reciben.

BART MAAT/AFP
Sigrid Kaag, ministra de Economía, llega al Consejo de Ministros en La Haya.BART MAAT/AFP

Mi familia, mi prioridad

Kaag irrumpió en la escena política en 2017 como una estrella emergente, y muchos pensaron que podría convertirse en la primer ministra del país, pero ha decidido dejarlo todo tras meses de deliberación.

"Tiene un gran impacto cuando alguien viene a tu casa con una antorcha encendida, porque no sabes lo que va a pasar, y la seguridad de tu familia es obviamente de máxima prioridad", dijo Kaag a Euronews.

"Pero esta no fue la razón por la que dejé la política neerlandesa. Para mí fue difícil, pero soportable. Para mi familia fue diferente. Siempre les escucho y su opinión cuenta más que nada en el mundo", añadió.

La presión sobre su familia era tan grande que la ministra de Economía anunció que sólo permanecería en el cargo hasta las elecciones parlamentarias anticipadas del país, en noviembre.

Kaag tampoco volverá a liderar el partido liberal de izquierdas D66, con el que inició su carrera política.

"Había trabajado a nivel internacional durante tres décadas a alto nivel. A menudo trabajé en países en crisis o en conflicto. Cuando volví, no esperaba necesitar el tipo de medidas de seguridad que necesité sólo para servir a mi país, un país democrático y seguro", señaló.

Aunque la ministra no especifica qué tipo de protección recibe, las medidas aplicadas a otros políticos neerlandeses van desde guardaespaldas hasta la protección de sus datos personales y la instalación de timbres de emergencia en sus domicilios.

"En los últimos años, el número de amenazas ha aumentado rápidamente. En 2021, la unidad policial competente recibió 588 casos, frente a los 1.125 de 2022", explica a Euronews Linda Bos, profesora de Comunicación Política en la Universidad de Ámsterdam.

Uno de los compañeros de partido de Kaag, Jan Paternotte, dijo a los periodistas que cuando una nueva niñera empieza a trabajar, "le digo dónde está el cambiador, dónde están los pañales, pero también dónde está el timbre de emergencia".

BART MAAT/AFP or Licensors
Sigrid Kaag.BART MAAT/AFP or Licensors

La "elite del mal"

En el caso de las mujeres en política, la misoginia desempeña un papel importante en los Países Bajos. Se las ataca más por su edad y sexo que por el contenido de sus políticas.

En 2021 Kaag fue la diputada que más mensajes de odio recibió, según un estudio de la Universidad de Utrecht: una media del 22% de los mensajes entrantes, más del doble que sus compañeras.

"Para mí personalmente, el hecho de ser una mujer que lidera un partido progresista ha echado más leña al fuego, al menos para algunas personas", declaró la ministra a Euronews.

"Lo que no ayuda es que las redes sociales juegan un papel muy negativo en estos tiempos. Especialmente después de Covid ves que las teorías de la conspiración están por todas partes. Eso crea una sociedad en la que las tensiones se cuecen a fuego lento bajo la superficie", añadió.

PUBLICIDAD

Las consecuencias de un clima político extremadamente polarizado se dejan sentir mientras el país intenta contenerlo.

"Las amenazas se dirigen a políticos de distintas partes del espectro político, y ha aumentado el número de casos constitutivos de delito. Además, muchas amenazas proceden del extranjero y a través de las redes sociales, lo que dificulta perseguir al autor", explica el catedrático de Comunicación Política.

En 2022, los servicios de inteligencia elaboraron un informe en el que señalaban a grupos que defienden la tesis de la existencia de una "élite del mal", enemiga del pueblo.

Dibujaban un perfil claro tras estos grupos: en su mayoría hombres jóvenes, residentes en el país y en el extranjero, que desarrollan teorías conspirativas en las redes sociales y llegan a glorificar la violencia.

Esta polarización de la sociedad ha repercutido en el Parlamento.

PUBLICIDAD

"Hay más partidos en el Parlamento que nunca (21), desde la extrema izquierda a la extrema derecha, y estos extremos básicamente se odian", dice Bas Batelaan, socio director de Public Matters, una consultora neerlandesa de asuntos públicos.

"Cuando yo era joven, solía haber dos grandes partidos que formaban juntos gobiernos de coalición, y ahora hacen falta al menos cuatro partidos para formar una coalición", añade.

REMKO DE WAAL/AFP
Sigrid Kaag (C) en La Haya.REMKO DE WAAL/AFP

¿Están amenazando la democracia neerlandesa?

Varios políticos han calificado las continuas amenazas e intimidaciones de "ataque directo a la democracia" en el país.

"Debemos tener cuidado. La democracia es vulnerable y no debemos darla por sentada, no debemos ser ingenuos ante las posibles amenazas", dijo el ministro de Economía.

En una encuesta reciente, muchos políticos admitieron que ya no publicaban ciertas opiniones en las redes sociales y que se lo pensarían dos veces antes de apelar a políticos de extrema derecha en el Parlamento por miedo a las consecuencias.

PUBLICIDAD

"Me temo que los políticos serán menos propensos a hablar en casos concretos por miedo a represalias. También es probable que esto repercuta en las ambiciones de los aspirantes a políticos", afirma Bos.

Batelaan coincide con el profesor de comunicación política: "La gente tiene miedo de hablar, se lo piensa dos veces antes de hacerlo porque ve todos los riesgos. Es un entorno cada vez más tóxico".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una corte en Holanda condena a tres hombres por el asesinato de un periodista en 2021

¿Cómo hacer una Europa más segura? Debate electoral televisado en los Países Bajos

El nuevo Gobierno de Países Bajos promete la "política de asilo más estricta de la historia"