EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Willkommenskultur: ¿Ha dado Alemania la espalda a la acogida de inmigrantes?

Un grupo de personas da la bienvenida a refugiados con una pancarta en la que se lee "bienvenidos a Alemania" en Dortmund, Alemania, domingo 6 de septiembre de 2015.
Un grupo de personas da la bienvenida a refugiados con una pancarta en la que se lee "bienvenidos a Alemania" en Dortmund, Alemania, domingo 6 de septiembre de 2015. Derechos de autor AP Photo/Martin Meissner
Derechos de autor AP Photo/Martin Meissner
Por Giulia Carbonaro
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Tras dos derrotas electorales de su coalición, el canciller alemán, Olaf Scholz, está adoptando una postura más dura en materia de inmigración, tratando de intensificar los esfuerzos para deportar a quienes se encuentran ilegalmente en el país.

PUBLICIDAD

En pleno pánico generalizado compartido por los países europeos durante la crisis migratoria de 2015-2016, Alemania representó una vía de escape y optimismo bajo el liderazgo de la entonces canciller Angela Merkel, que abrió su país a un gran número de migrantes.

Con Merkel y su política de "cultura de bienvenida", el país acogió a más de 1,2 millones de refugiados y solicitantes de asilo entre 2015 y 2016.

Pero como los niveles de migración ilegal en Europa vuelven a aumentar, Alemania se encuentra ahora en una posición muy diferente, obligada a dar la espalda a la "cultura de bienvenida" -o "Willkommenskultur"- de la que antaño se enorgullecía.

"Estamos limitando la inmigración irregular en Alemania. Viene demasiada gente", dijo el canciller Olaf Scholz en una entrevista reciente con el diario Der Spiegel. "Tenemos que deportar a la gente más a menudo y más rápido".

El canciller Olaf Scholz dice que Alemania debe comenzar a deportar "a gran escala" a los migrantes que no tienen derecho a permanecer en el país.
El canciller Olaf Scholz dice que Alemania debe comenzar a deportar "a gran escala" a los migrantes que no tienen derecho a permanecer en el país.AP Photo/Markus Schreiber

Alemania tiene que intensificar las expulsiones de inmigrantes a los que no se permite permanecer en el país, dijo Scholz. Sólo unos días después, el Consejo de Ministros alemán dio su visto bueno a una propuesta legislativa destinada a agilizar el proceso de deportación de los solicitantes de asilo rechazados.

Es un cambio enorme para Alemania y para Scholz, de quien cabía esperar que continuara el legado de su predecesor.

"Hay un cambio notable en la retórica y la política con el claro objetivo de reducir el número de inmigrantes", dijo a Euronews Michael Bröning, politólogo y miembro de la Comisión de Valores Básicos del SPD.

"Las medidas sugeridas incluyen facilitar las deportaciones, sanciones más severas para los traficantes de personas, la reinstalación de controles fronterizos temporales, más acuerdos bilaterales con los países de origen y una ampliación de la lista de países considerados seguros. En resumen, se trata de un cambio drástico de política que pone fin a la singular "cultura de la acogida" de Alemania, como se vio en 2015", añadió.

Un cambio radical de política tras los problemas electorales

Durante una visita de tres días a Nigeria a principios de esta semana, Scholz pidió ayuda al presidente del país africano, Bola Tinubu, para hacer frente a la creciente inmigración, sugiriendo una asociación similar a la que la primera Ministra italiana , Giorgia Meloni, estableció con Túnez a principios de este año.

La idea es ampliar los centros de inmigración en Nigeria, donde los deportados de Alemania podrían encontrar refugio, atención sanitaria y oportunidades de empleo.

La iniciativa se enmarca en el enfoque cada vez más duro que Scholz y su gobierno están mostrando hacia la inmigración ilegal después de que su coalición tripartita obtuviera malos resultados en dos elecciones regionales celebradas a principios de mes. Los conservadores de la corriente dominante ganaron ambas elecciones, mientras que la extrema derecha obtuvo importantes avances.

Bröning afirmó que "es imposible decir si este cambio se traducirá directamente en un mayor apoyo al Gobierno" en futuras elecciones.

"Pero es importante darse cuenta de que el público alemán quiere que el Gobierno actúe", continuó. "Además, es importante ver que el cambio de política no se produce en el vacío, sino en el contexto de un creciente desafío de la extrema derecha alemana".

Alemania aumenta las patrullas policiales a lo largo de las "rutas de contrabando", especialmente en las fronteras con Polonia y la República Checa.
Alemania aumenta las patrullas policiales a lo largo de las "rutas de contrabando", especialmente en las fronteras con Polonia y la República Checa.AP Photo/Matthias Schrader

En los últimos meses, la AfD se ha disparado en las encuestas y ha cosechado importantes éxitos electorales en Baviera y Hesse.

"Creo que esta evolución no es atípica de las tendencias que se pueden observar en otros partidos de izquierda y/o socialdemócratas, que desde hace años se enfrentan a un dilema sobre cómo responder a los desafíos de la derecha radical populista", dijo a Euronews Kurt Richard Luther, profesor emérito de Política Comparada en la Universidad británica de Keele.

PUBLICIDAD

"Aunque el auge de la AfD está alimentado por una amplia gama de agravios, algunos imaginarios y otros reales, la preocupación por lo que se considera una inmigración incontrolada ha sido durante mucho tiempo una de las principales fuerzas motrices del populismo de derechas", dijo Bröning.

Scholz se encuentra ahora bajo una gran presión para reducir el creciente número de solicitantes de asilo en el país, ya que el descontento con la gestión gubernamental de la situación de los refugiados es cada vez mayor.

Según una encuesta reciente de ARD DeutschlandTrend, el 44% de los alemanes considera actualmente que la inmigración ilegal es el problema político más importante de Alemania al que los políticos deberían dar prioridad.

"Abordar la cuestión está claramente a la orden del día", afirmó Bröning.

PUBLICIDAD

"El reto será gestionar la crisis sin poner en peligro ni la estabilidad del Gobierno de coalición ni la cohesión intrapartidista. Está claro que no todos los votantes socialdemócratas o verdes alemanes están contentos con los cambios propuestos. Así que supongo que es justo decir que estamos al principio de un debate, no al final".

¿Ha cambiado la opinión de los alemanes sobre los inmigrantes?

En 2015, cuando muchos países europeos reforzaban los controles fronterizos, era habitual ver a multitudes de alemanes aclamando a los miles de inmigrantes que llegaban al país tras una larga travesía por Oriente Próximo y Europa.

¿Qué ha pasado con ese entusiasmo por los recién llegados a Alemania?

Un hombre sostiene un cartel con un eslogan de bienvenida durante la llegada de los refugiados a la estación de tren de Saalfeld, en el centro de Alemania, en 2015.
Un hombre sostiene un cartel con un eslogan de bienvenida durante la llegada de los refugiados a la estación de tren de Saalfeld, en el centro de Alemania, en 2015.AP Photo/Jens Meyer,file

A pesar de lo que podría sugerir el cambio de política de Scholz, "muchos alemanes siguen estando a favor de acoger a personas necesitadas y existe un apoyo generalizado a aceptar la responsabilidad humanitaria, no a negarla", afirma Bröning.

PUBLICIDAD

"Sin embargo, los números han influido y el estado de ánimo desde 2015 ha cambiado drásticamente", añadió.

Hoy en día, hay una convicción generalizada entre el público alemán de que los números deben bajar "y las reacciones a la actual escalada en Oriente Medio han llegado a desempeñar un papel importante -e inesperado- en esta transformación del debate", dijo Bröning.

"Las concentraciones propalestinas, la oleada de incidentes antisemitas y la celebración del atentado de Hamás en algunos barrios de alta inmigración han sido duros recordatorios de que no todo va bien en materia de inmigración e integración. En muchos sentidos, esto ha abierto el discurso a un debate más matizado".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El 88% de las empresas alemanas han perdido dinero durante la Eurocopa 2024

La OTAN inaugura en Alemania un centro de mando para Ucrania

España, finalista de la Eurocopa 2024