EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

'Mindful drinking': para los más jóvenes emborracharse ya no es 'cool'

Un grupo de jóvenes celebra la Navidad en Madrid
Un grupo de jóvenes celebra la Navidad en Madrid Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Jaime VelazquezChristina Thykjaer
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Aupados por estilos de vida más saludables y por la influencia de las redes sociales, cada vez más jóvenes abrazan el 'mindful drinking': tener más consciencia de cómo y cuánto se bebe

PUBLICIDAD

La navidad es momento de celebración; reuniones familiares, de trabajo o con amigos… El consumo de alcohol se dispara durante las fiestas, pero cada vez más jóvenes cambian el beber hasta hartarse por beber con cabeza… Es el ‘mindful drinking’: ser más consciente de cuánto y cómo se bebe…

"Da un poco de vergüenza. Da un poco de 'grinch' verse en situaciones… borracho extremo… como que te estén grabando y luego se haga viral… No sé si uno es más consciente de dónde está, con quién está y qué está haciendo," comparte Fernanda Galleguillos, estudiante de 26 años, refiriéndose a la creciente conciencia social sobre el consumo de alcohol y los efectos perjudiciales de un consumo excesivo.

"A veces te preguntas ¿Por qué estoy bebiendo? Muchas veces estamos tomando porque es parte del ambiente... ¿Bebo porque me gusta? Por suerte mi entorno lo respeta. Hay un poco de choque con otras generaciones, pero afortunadamente estoy en un círculo que todos estamos en esta misma mirada", añade Galleguillos. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los episodios de consumo excesivo (HED, por sus siglas en inglés) entre los europeos menores de 25 años han disminuido más de 10 puntos desde el año 2000. Este cambio se debe, en parte, a que el alcohol parece no encajar del todo en un estilo de vida saludable.

“Es una tendencia más amplia, que tiene que ver con los estilos de vida. Cada vez vemos más personas preocupadas por la alimentación, corrientes por ejemplo veganistas o vegetarianas… Estilos de vida activa, de hacer deporte… Y el consumo de alcohol moderado, o no beber directamente encaja perfectamente con esta tendencia”, explica José Blázquez, coordinador del grado de márketing de la Universidad Europea de Madrid.

Nuevos estilos de vida

Los jóvenes, cada vez más, cuidan de su salud mental, su cuerpo y su imagen personal, optando por otros tipos de ocio. "Priorizo otras cosas de mi vida, como hacer un plan por la mañana, que si tuviera resaca, probablemente no lo haría", agrega Fernanda Galleguillos.

El bar, apunta José Blázquez, ha dejado de ser el punto de socialización por excelencia, como ocurría en caso de otras generaciones. Los jóvenes tienen otros lugares de encuentro; muchos de ellos virtuales.

“Ahora con las redes sociales puedes estar socializando a través del móvil, y puedes estar en casa; y ese alejamiento del bar puede haber contribuido a una reducción del consumo”, añade.

En España, el 15% de los menores de 24 años elige no beber, aunque aún enfrentan la presión social. El alcohol sigue siendo omnipresente en las reuniones sociales. Es la sustancia psicoactiva más consumida de Europa y España figura entre los cinco países que más beben del continente.

“Cuándo dices que no bebes siempre te preguntan por qué. Dices porque no quiero y te preguntan otra vez por qué. Mi excusa siempre es: no bebo por salud, entonces ya nadie me molesta," confiesa Nicky Córdoba, estudiante de 24 años.

Un tendencia en redes sociales

El mindful drinking es un fenómeno social que inunda de hashtags las redes sociales. #mindfuldrinking, #sobercurious o #sinalcohol son algunas de las etiquetas que acompañan a post de influencers que promueven recetas de cócteles sin alcohol, hablan de los supuestos efectos inflamatorios de la bebida y relatan a diario su proceso para dejar o reducir su consumo.

José Blázquez, de la Universidad Europea de Madrid, explica que la relación de los jóvenes con las redes sociales está intrínsecamente ligada a la retroalimentación positiva que reciben. “Los retos para ellos son importantes, y los comentarios de "llevo sin beber" o "he conseguido bajar mi consumo de alcohol" se convierten en un premio valioso, un reconocimiento de sus seguidores y de aquellos con quienes comparten sus experiencias en las redes”.

El auge de las coctelerías que ofrecen opciones sin alcohol refleja un cambio de tendencia en el consumo, priorizando la calidad sobre la cantidad. El mercado está respondiendo con nuevos productos como cerveza y licores sin alcohol o bebidas de menor graduación, como los refrescos mezclados.

En La Bandida de Madrid, los jóvenes pueden disfrutar de un cocktail convencional y alternarlo con un 'mocktail' de su extensa carta de opciones sin alcohol. Porque después de todo, la mejor noche es la que se recuerda.

Periodista • Jaime Velazquez

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Regalos de segunda mano? El 64% de los europeos dice sí en Navidad

La UE podría seguir a Irlanda en la primera política de etiquetado sanitario para el alcohol

¿Qué país europeo bebe más alcohol?