Transnistria apela a la protección de Rusia mientras empeora su disputa con el Gobierno de Moldavia

Alexander Korshunov, presidente del Consejo Supremo de Transnistria, se dirige a los delegados durante una sesión en Tiraspol
Alexander Korshunov, presidente del Consejo Supremo de Transnistria, se dirige a los delegados durante una sesión en Tiraspol Derechos de autor Supreme Council of the PMR telegram channel via AP
Derechos de autor Supreme Council of the PMR telegram channel via AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Miembros del Congreso de la región separatista de Transnistria piden a la Duma rusa apoyo para defenderse de la "creciente presión" del Gobierno central de Moldavia.

PUBLICIDAD

Representantes de la región separatista de Transnistria en Moldavia, respaldada por Rusia, pidieron protección a Moscú este miércoles, mientras aumentan las tensiones con el Gobierno moldavo.

Moldavia, candidata a unirse a la Unión Europea (UE), impuso nuevos aranceles aduaneros el 1 de enero de 2024 a las importaciones y exportaciones desde Transnistria, que limita con Ucrania y no está reconocida por ningún país miembro de la ONU, incluida Rusia, que mantiene estrechos vínculos con la región.

El miércoles, los miembros del Congreso de Transnistria aprovecharon una inusual reunión en la capital regional, Tiraspol, para pedir a la Duma rusa que “implemente medidas para defender Transnistria en medio de la creciente presión de Moldavia, dado que más de 220.000 ciudadanos rusos residen en Transnistria".

Una breve guerra a principios de la década de 1990 llevó a las fuerzas prorrusas en Transnistria a declarar un estado separatista. Hasta el día de hoy, Rusia despliega alrededor de 1.500 tropas en la región, que denomina fuerzas de paz, y que custodian enormes reservas de armas y municiones de la era soviética.

Los nuevos aranceles aduaneros impuestos por Moldavia causan indignación en Transnistria

Moldavia trabaja para alinear su legislación económica con la UEmientras busca ser miembro pleno en el bloque de 27 naciones. Pero los nuevos aranceles aduaneros impuestos a Transnistria han cabreado a los representantes de la región separatista, que dicen que las medidas perjudican a los residentes y empresas locales.

En una declaración leída este miércoles, funcionarios de Tiraspol también pidieron al Parlamento Europeo que impida lo que describieron como presión de Moldavia para "violar los derechos y libertades" de los residentes locales. También hicieron llamamientos similares al secretario general de la ONU y al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Antes de la reunión de este miércoles, las tensiones habían aumentado después de que un legislador de la oposición en Tiraspol dijera la semana pasada que el encuentro podría usarse para anunciar una oferta de Transnistria para unirse a Rusia.

Un portavoz del Gobierno de Moldavia desestimó esas afirmaciones y calificó la reunión de “evento de propaganda”, añadiendo que “no había peligro de escalada”.

Alexander Korshunov, presidente del Consejo Supremo de Transnistria, dijo este miércoles que Moldavia estaba "aprovechando la situación geopolítica" y utilizando la economía "como herramienta de presión y chantaje". Korshunov añadió que "la política y los objetivos de Moldavia con respecto a Transnistria se han mantenido sin cambios durante las últimas décadas: destruir nuestro potencial económico, crear condiciones de vida insoportables para nuestros ciudadanos... y lograr el desmantelamiento de nuestra condición de Estado”.

Moldavia acusa con frecuencia al Kremlin de tratar de desestabilizar el país

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, también abordó este miércoles las especulaciones sobre la anexión. "Desde hace varios días, la gente en Chisinau especula y se pregunta qué decisiones podría tomar este foro", dijo. "Bueno, aparentemente, el mismo pánico se apoderó de la OTAN", agregó.

En un referéndum de 2006 en Transnistria, más del 95% de los votantes respaldó la opción de unirse a Rusia, pero la votación no fue reconocida internacionalmente. En ese momento, el Departamento de Estado de Estados Unidos lo calificó de “referéndum provocativo” que “no puede tomarse en serio”.

A Moldavia se le concedió el estatus de candidato a la UE en 2022. En diciembre del año pasado, su candidatura ganó aún más impulso cuando Bruselas dijo que abriría negociaciones de adhesión, junto con la vecina Ucrania.

Transnistria, que tiene una población de alrededor de 470.000 habitantes, es una delgada franja de territorio ubicada entre la orilla oriental del río Dniéster y la frontera de Moldavia con Ucrania. El estado no reconocido, llamado República de Moldavia de Pridnestrovia, tiene su propia moneda y bandera.

Desde que Rusia lanzó una invasión a gran escala de Ucrania el 24 de febrero de 2022, los líderes prooccidentales de Moldavia han acusado habitualmente a Moscú de realizar campañas para intentar desestabilizar el país, que fue una república soviética hasta 1991.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Mapa de la guerra: Temor ante una posible anexión de Transnistria a Rusia

Moldavia mira con recelo la guerra en Ucrania debido a la presencia de tropas rusa en Transnistria

Análisis | ¿Está Moldavia en el punto de mira del Kremlin?