Referéndum en Irlanda: NO a actualizar Familia o redefinir el papel de la mujer en la Constitución

Papeletas referéndum Irlanda
Papeletas referéndum Irlanda Derechos de autor Gareth Chaney/AP
Derechos de autor Gareth Chaney/AP
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Las propuestas del Gobierno irlandés para redefinir la familia y el papel de la mujer en la Constitución fracasaron por un amplio margen en el referéndum.

PUBLICIDAD

Más de dos tercios de los votantes dijeron "no" a ambas propuestas, a pesar de que la mayoría de los principales partidos habían hecho campaña por el "sí".

Los irlandeses rechazaron abrumadoramente dos enmiendas constitucionales que, en opinión de todos los principales partidos políticos, tenían por objeto adaptar la Constitución de 1937 a las circunstancias modernas.

  • El 67,7% votó en contra de cambiar la definición de familia
  • El 73,9% se opuso a una redefinición del papel de la mujer, que ya de paso aprovechamos para comentar que es el porcentaje más alto de "no" en un referéndum irlandés.

La idea general del Gobierno era "actualizar" algunas partes de la Constitución, que no ha cambiado desde 1937, que podrían estar en desacuerdo con las percepciones modernas de la familia y el género, permitiendo así que más personas recibieran apoyo estatal si fuera necesario.

Primera reacción del Gobierno ante tan negativo resultado

El primer ministro, Leo Varadkar, que impulsó la votación para consagrar la igualdad de género en la Constitución y quería eliminar "una redacción muy anticuada", dijo que los votantes habían asestado al Gobierno "dos golpes amargos".

"Obviamente, estábamos equivocados", dijo el primer ministro irlandés. "Creo que hay mucha gente que ha malinterpretado algo cuando pierdes por una mayoría tan amplia. Sin duda, yo soy uno de ellos". Como jefe del Gobierno, asumió la responsabilidad del fracaso del referéndum.

Obviamente, estábamos equivocados
Leo Varadkar
Primer Ministro de Irlanda

Los políticos, tanto los activistas del "sí" como los del "no", culpan del fracaso principalmente a la falta de claridad sobre el significado de las enmiendas constitucionales, más que a un rechazo fundamental de las enmiendas.

A pesar de que el 67% de los votos por el "no" es aproximadamente la misma proporción estimada de fieles católicos, los políticos concluyen que una postura conservadora es sólo una de las razones -y posiblemente no la principal- del fracaso del referéndum.

El principal problema es que el Gobierno no ha sido capaz de expresar claramente sus intenciones y tranquilizar a la gente de que su decisión no tendrá consecuencias imprevistas. "La mayoría de las personas que leyeron [las propuestas] al final todavía no tenían idea", dijo el senador independiente Michael McDowell, quien hizo campaña por el "no".

"Pensamos que la redacción propuesta era mejor que la que está actualmente en la Constitución. Pero hubo una campaña electoral muy mediocre por parte del Gobierno", se quejó Ivana Bacik, líder del opositor Partido Laborista, que hizo campaña por el "sí".

La definición de familia de 1937

La primera propuesta fue cambiar la definición constitucional de "familia" de una entidad estrechamente vinculada a la institución del matrimonio a una basada en una "relación duradera".

Los activistas del "Sí" enfatizaron que se trata principalmente de padres solteros, padres que cohabitan (no casados) o familias solo con abuelos, que por lo tanto recibirían apoyo estatal.

Los opositores señalaron que la "relación a largo plazo" es una definición demasiado vaga desde una perspectiva legal y puede causar problemas imprevistos pero graves en posibles procedimientos judiciales de familia, como herencias o impuestos. Los partidos de partes extremas del espectro advirtieron que la reunificación familiar podría conducir a un aumento dramático de la inmigración porque la definición de "familia" es muy vaga.

El papel de la mujer como ama de casa

La segunda enmienda consistía en suprimir dos pasajes: "... Al vivir en el hogar, la mujer proporciona al Estado un apoyo sin el cual no se puede lograr el bien común" y lo inmediatamente siguiente: "Por lo tanto, el Estado debe esforzarse por garantizar que las madres no se vean obligadas por la necesidad económica a realizar un trabajo remunerado y, por lo tanto, tengan que descuidar sus tareas domésticas".

Estos pasajes han sido criticados durante mucho tiempo como "discriminatorios" y "sexistas". Pero a pesar de que el referéndum tuvo lugar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, los críticos de esta disposición constitucional no pudieron prevalecer.

Siobhán Mullally, profesora de derecho y directora del Centro Irlandés de Derechos Humanos de la Universidad de Galway, criticó la elección del día de la votación. Fue condescendiente por parte de Varadkar poner la votación en el Día Internacional de la Mujer, creyendo que la gente aprovecharía la oportunidad para eliminar el pasaje sobre las mujeres como amas de casa. Al fin y al cabo, la llamada enmienda de los cuidados no era tan sencilla.

El Gobierno había propuesto reemplazar ambos pasajes con una nueva redacción que reconozca el valor de la atención domiciliaria "por parte de los miembros de la familia", mientras que el estado debería "esforzarse por apoyar esta atención basada en la familia".

Los opositores estaban alarmados por el hecho de que el cuidado de la familia recae de facto sobre los hombros de los miembros de la familia, y la palabra "esforzarse" empeoró la situación, ya que dio la impresión de que el Estado se estaba retirando del apoyo a las familias, los ancianos, los discapacitados y los miembros vulnerables de la sociedad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Irlanda acogerá un doble referéndum para actualizar el concepto de "familia" y el de "ama de casa"

España e Irlanda piden una "revisión urgente" del acuerdo UE-Israel por la guerra en Gaza

Una nacionalista irlandesa, elegida por primera vez para dirigir el Gobierno de Irlanda del Norte