EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Qué significará para Europa que ganen las elecciones los laboristas en Reino Unido?

Foto:
Foto: Derechos de autor Stefan Rousseau/live
Derechos de autor Stefan Rousseau/live
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El líder laborista Keir Starmer ha descartado cualquier revisión radical de las relaciones entre el Reino Unido y la UE, pero ha dejado claro su disgusto por los acuerdos post-Brexit de Boris Johnson.

PUBLICIDAD

Los laboristas y su actual líder, Keir Starmer, podrían liderar el Reino Unido tras 14 años en la oposición, si se confirman las encuestas.

El partido de centro-izquierda de la oposición aventaja ampliamente a los conservadores en el poder en las encuestas para las elecciones generales de la próxima semana en el Reino Unido, con un 36% de apoyo frente al 20% de los tories, según el último sondeo de YouGov.

Para muchos en Bruselas, el aumento de la popularidad de los laboristas ha suscitado una serie de preguntas, entre ellas si el partido podría replantearse su decisión de 2016 de abandonar la UE, confirmada en el referéndum.

Starmer, un antiguo abogado reacio al riesgo, ha descartado cualquier transformación radical de la relación entre el Reino Unido y la UE, es decir, la vuelta del Reino Unido al redil, pero ha abogado por reforzar los lazos en materia de comercio y seguridad.

El Brexit no tiene vuelta atrás

Después de la salida oficial del Reino Unido del bloque en 2020, se equivocarían quienes creyeran que un gobierno del Partido Laborista podría empezar a deshacer el Brexit.

A pesar de haber hecho campaña a favor de la permanencia en la UE, Starmer ha endurecido públicamente su planteamiento y ha descartado la vuelta al mercado únicoo a la unión aduanera, rechazando por tanto cualquier promesa de restablecer plenamente la libertad de circulación entre el Reino Unido y Europa a los niveles previos al Brexit.

También ha desoído los llamamientos realizados dentro de su propio partido por el alcalde de Londres, Sadiq Khan, para crear un nuevo acuerdo de visados que permita a los jóvenes trabajadores desplazarse entre el Reino Unido y la UE durante cuatro años y reincorporarse al programa de intercambio de estudiantes Erasmus.

El candiddel Partido Laborista, Keir Starmer, en un desayuno con miembros de la generación Windrush en una escuela durante la campaña electoral , en Londres
El candiddel Partido Laborista, Keir Starmer, en un desayuno con miembros de la generación Windrush en una escuela durante la campaña electoral , en LondresAaron Chown/AP

Joël Reland, del think tank El Reino Unido en una Europa cambiante, dijo a Euronews que esto podría ser producto de la cautela electoral, ya que el partido intenta mantener su mayoría en las encuestas y evitar el ataque de los tories.

Sin embargo, Starmer se ha mostrado crítico con las políticas de Londres hacia la UE, afirmando que el acuerdo post-Brexit bajo el mandato de Boris Johnson fue una "chapuza" y que el Reino Unido podría hacerlo mejor.

Su ministra de Hacienda en la sombra, Rachel Reeves, explicó recientemente que el Reino Unido buscaría un enfoque menos "contencioso" en las negociaciones con la UE, centrándose en acuerdos comerciales en sectores específicos.

El manifiesto electoral laborista apunta a la flexibilización de los controles fronterizos para atajar el coste de los alimentos, la ayuda a las giras de artistas y el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales. Otros cambios propuestos incluyen un nuevo acuerdo veterinario con la UE, con la esperanza de mejorar el comercio.

Navegar por Bruselas

El problema para Starmer será intentar que el Reino Unido -y su economía- vuelvan a formar parte de la Unión Europea de un modo que Bruselas acepte, sin enemistarse con los sectores de la población británica que votaron a favor de la salida.

"Los laboristas van a tener que presentar una propuesta realmente clara, o de lo contrario no habrá mucho incentivo para que la UE se siente a la mesa de negociaciones porque, francamente, tienen una larga lista de prioridades más importantes", dijo Reland a Euronews.

Documentación aduanera en camiones que llegan desde Escocia al puerto de Larne, Irlanda del Norte, el 27 de febrero de 2023.
Documentación aduanera en camiones que llegan desde Escocia al puerto de Larne, Irlanda del Norte, el 27 de febrero de 2023.AP Photo/Peter Morrison

Es posible que los funcionarios de Bruselas se muestren reacios a que el Reino Unido vuelva a entablar una relación con la UE, es decir, que acepte acuerdos que beneficiarían económicamente al Reino Unido pero que normalmente no se concederían a un tercer país que está oficialmente fuera de la Unión.

"El segundo reto gira en torno a las compensaciones políticas, porque cualquier acuerdo implicará un alto grado de alineamiento con la normativa de la UE, y eso conlleva riesgos políticos bastante claros para un gobierno laborista", añadió Roeland.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, uno de los requisitos de Bruselas es que el Reino Unido cuente con la supervisión del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas -el tribunal supremo de la Unión Europea para la legislación comunitaria- para poder firmar un nuevo acuerdo veterinario, lo que podría enfadar a posibles votantes euroescépticos.

Además, lo que los laboristas estén dispuestos a conceder en futuras negociaciones con Bruselas podría depender del tamaño de su mayoría si llegan al poder, y el partido podría sentirse limitado en lo que puede negociar en función del mandato que tiene de los ciudadanos británicos.

¿Qué pasará con Ucrania?

Mientras tanto, el Partido Laborista ha manifestado claramente que está tan comprometido con la OTAN y la defensa de Ucrania como sus rivales conservadores.

El antiguo analista de la OTAN Patrick Bury, experto en defensa y seguridad, declaró a Euronews que el enfoque de los laboristas respecto a la alianza militar será probablemente de "continuidad sobre cambio".

PUBLICIDAD

Los laboristas han prometido mantener el compromiso del gobierno conservador de gastar el 2,5% de su PIB en defensa. Sin embargo, al haber heredado una economía que lucha contra una inflación elevada, un gobierno del Partido Laborista se encontraría fiscalmente limitado en términos de cuánto puede destinar a defensa más allá de esta cifra.

Un cañón de un tanque británico Challenger 2 rodeado por una bandera del Reino Unido durante la celebración del vigésimo aniversario del ingreso de Estonia en la OTAN
Un cañón de un tanque británico Challenger 2 rodeado por una bandera del Reino Unido durante la celebración del vigésimo aniversario del ingreso de Estonia en la OTANAP Photo/Sergei Grits

Además de comprometerse a mantener el compromiso de Gran Bretaña con la OTAN, los laboristas han promovido un nuevo "pacto de seguridad" con Europa, aunque los detalles precisos sobre lo que esto puede implicar son bastante vagos e imprecisos.

Esta vaguedad podría ser un medio deliberado del Partido Laborista para intentar negociar cuestiones definidas como de seguridad que de otro modo no estarían abiertas a alguien que está fuera de la arquitectura de la UE.

En su programa electoral, los laboristas destacan a Alemania y Francia como dos países con los que probablemente intentarían reconstruir las relaciones en materia de seguridad y defensa.

PUBLICIDAD

"Si nos fijamos en su retórica, se centra mucho en las reuniones, la presencia y el compromiso público. De eso trata realmente el pacto de seguridad. Es una forma de decir, mira, queremos hablar mucho entre nosotros, porque eso no ocurre realmente actualmente en la relación. Creo que en gran parte se centrarán en inyectar esa energía y buena voluntad a las relaciones", concluyó Reland.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Importante victoria de los laboristas en las elecciones municipales parciales de Inglaterra

El líder laborista Keir Starmer insiste en pedir a Rishi Sunak que convoque elecciones

Keir Starmer inicia una nueva etapa en el Partido Laborista del Reino Unido