EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El gobierno británico pide a WhatsApp colaboración por el atentado de Londres

El gobierno británico pide a WhatsApp colaboración por el atentado de Londres
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El Gobierno del Reino Unido pedirá a los gigantes de internet que colaboren para esclarecer el atentado islamista del miércoles pasado en Londres.

PUBLICIDAD

El Gobierno del Reino Unido pedirá a los gigantes de internet que colaboren para esclarecer el atentado islamista del miércoles pasado en Londres. La ministra del Interior, Amber Rudd, confirmó a los medios británicos que el asaltante muerto Khalil Massood utilizó el servicio de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, justo antes del ataque.

“Necesitamos estar seguros de que empresas como WhastApp, y muchas otras parecidas, no proporcionen un espacio secreto a los terroristas para comunicar entre ellos”, declaró Rudd a la televisión pública BBC.

Por este motivo, la ministra anunció que este jueves se reuniría con varios responsables de estas compañías sin especificar los nombres. Su objetivo es establecer si el atacante actuó solo o tenía cómplices o jefes superiores que le ordenaron la operación. Un portavoz de WhatsApp manifestó que su firma estaba dispuesta a cooperar con las autoridades.

“No estamos diciendo que lo abran todo”, continuó Rudd. “No queremos entrar en su computación en la nube. No necesitamos todas estas conexiones. Lo que queremos de ellos es que reconozcan que tienen una responsabilidad respecto al Gobierno. Un compromiso con los agentes del orden cuando hay una situación terrorista”.

El pulso entre Gobiernos y compañías de internet no es nuevo. El año pasado, los servicios policiales del FBI estadounidense mantuvieron un pulso con el fabricante de teléfonos móviles Apple. El FBI llevó incluso a los tribunales a Apple porque este no quería desencriptar el móvil de Syed Rizwam, el islamista que mató a catorce personas en San Bernardino, California. Al final, la policía estadounidense se valió de unos hackers para forzar la entrada a la información del aparato.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Permitiría que un extraño tuviera acceso a su teléfono?"

Las acciones de Airbus caen ante la rebaja de sus perspectivas por problemas en los suministros

La periodista de Euronews Marta Rodríguez, premiada por investigar la migración climática forzosa