EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Alemania rebaja sus previsiones de crecimiento para 2022

Vehículos de fabricación alemana en el puerto de Duisburg, Alemania
Vehículos de fabricación alemana en el puerto de Duisburg, Alemania Derechos de autor Martin Meissner/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.
Derechos de autor Martin Meissner/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.
Por Carmen Menéndez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Alemania rebaja sus previsiones de crecimiento para 2022 debido al aumento de casos de COVID-19. Los contagios están frenando la actividad, sobre todo por el gran número de bajas laborales. A eso se suman los cuellos de botella en la cadena de suministros y la escasez de materias primas

PUBLICIDAD

El Gobierno alemán ha rebajado en medio punto, hasta el 3,6 %, su previsión de crecimiento económico para 2022. La principal razón: el aumento de casos de COVID-19 impulsado por la variante ómicron, que está teniendo repercusiones sobre la actividad del motor industrial de Europa, sobre todo por el aumento de bajas laborales.

"Esto se debe a que la pandemia de coronavirus se ha apoderado de nosotros más tiempo y con mutaciones diferentes de las que se esperaban y preveían en otoño -explicó el ministro de Economía, Robert Habeck-. Pero eso no debería ocultar el hecho de que la economía alemana en su conjunto es muy robusta y los mercados laborales también son muy estables".

Alemania sufrió en 2020 un desplome del PIB del 4,6 % debido a la pandemia. En 2021 volvió a la senda del crecimiento, con una subida del 2,7 %, y para este año Berlín apostaba por un crecimiento del 4,1 %, que se ha visto obligado a recortar al 3,6 %. El FMI también ha rebajado las perspectivas de crecimiento de Alemania hasta el 3,8%,.

Además del aumento de casos de COVID, la economía alemana, orientada a la exportación, es especialmente vulnerable a los cuellos de botella en la cadena de suministro mundial y a la escasez de materias primas. Factores que han lastrado su recuperación con respecto a otras grandes economías europeas como la francesa o la italiana.

La emblemática industria automovilística alemana ha sido la más afectada, con gigantes como Volkswagen, BMW y Daimler obligados a frenar la producción en algunas plantas por la escasez de semiconductores.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Taylor Swift, S.A.: la cantante registra como marca hasta el nombre de sus tres gatos

Italia muestra su enfado a Fiat por el uso de la tricolor en coches fabricados en el extranjero

La FIFA abre su plataforma digital de coleccionables a clubes y federaciones