EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

¿Qué importancia tiene un salario mínimo adecuado en la UE en un contexto de alta inflación?

En colaboración con The European Commission
¿Qué importancia tiene un salario mínimo adecuado en la UE en un contexto de alta inflación?
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Fanny Gauret
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El salario mínimo ha aumentado recientemente en toda Europa. En Letonia aumentará un 24% en 2023, el mayor incremento de la Unión Europea. Pero, ¿es suficiente para hacer frente al aumento del coste de la vida?

El salario mínimo ha aumentado recientemente en toda Europa. En Letonia aumentará un 24 % en 2023, el mayor incremento de la Unión Europea. Pero, ¿es suficiente para hacer frente al aumento del coste de la vida?

Para luchar contra la pobreza en el trabajo, una nueva directiva europea exige a los países miembros que garanticen que su salario mínimo es adecuado. ¿Cómo se determina y qué significa para los trabajadores? Fui a Riga a reunirme con ellos.

Los peor pagados no notan la diferencia

En Letonia, el salario mínimo pasará de 500 a 620 euros al mes en 2023. Sin embargo, con una tasa de inflación estimada del 20 % el año pasado en los países bálticos, Vizbulīte Horste, cartero, no ve realmente la diferencia.

"No noto en absoluto el aumento de mi salario", dice. "Los precios han subido mucho para todo, incluida la comida. Como estoy con mi marido, por ahora podemos arreglárnoslas para pagar las facturas, pero es difícil. No podría sobrevivir si estuviera sola".

Tras las discusiones entre sindicatos, patronal y gobierno, no se llegó a un compromiso sobre el nivel del salario mínimo, por lo que la decisión se dejó en manos del Parlamento. Martins Svirskis, economista de los sindicatos letones, habría preferido un aumento mayor.

"Nos alegramos de que se haya aumentado, porque las negociaciones han sido muy duras", afirma. "El salario medio en los últimos años en Letonia superó los 1 400 euros. Así que un salario mínimo superior a 700 euros es algo a lo que aspiramos". 

La nueva directiva propone que los Estados miembros utilicen el 60 % del salario medio o el 50 % del salario medio como referencia para establecer un salario mínimo más equilibrado. Sin embargo, el salario mínimo de Letonia sigue siendo uno de los más bajos de Europa, donde existen importantes disparidades entre países debido a las diferentes condiciones laborales.

En Europa, el 60% de los asalariados con salario mínimo son mujeres

Aija Laizāne, madre soltera y cuidadora a domicilio que cría sola a su hijo de 17 años y lucha por llegar a fin de mes.

"Así que tengo que pagar 250 euros en total por este apartamento de una habitación: por el teléfono, el gas, la electricidad, el alquiler", dice. "Mi hijo está creciendo, necesita ropa, los zapatos son caros, la ropa es cara, está el colegio y tenemos que pagar el transporte en tren. Por eso busco otro trabajo".

Letonia, seguida de otros países del Este, tiene la mayor proporción de trabajadores con salarios bajos de la UE. A menudo están poco cualificados. Eduards Filippovs, empresario y presidente de una asociación de pequeñas empresas, la Unión Empresarial de Letonia, quiere un salario mínimo no imponible, así como unas cotizaciones a la seguridad social más claras y transparentes.

"Personalmente he tenido que replantearme mi modelo de negocio porque no puedo permitirme algunos trabajadores temporales y atraer a los jóvenes para que trabajen", afirma. "Porque la carga de la seguridad social es demasiado alta para mí".

Eduards apoya el aumento del salario mínimo, pero cree que no se ha consultado adecuadamente a los empresarios en el proceso de toma de decisiones.

"Hay que tener en cuenta otros costes, como los impuestos", dice. "Tiene que haber un equilibrio con las posibilidades de cuánto pueden pagar las empresas". El asesor económico de los sindicatos hace hincapié en la importancia de la negociación colectiva.

"Pedimos que el Gobierno aplique una especie de desgravaciones fiscales para las distintas prestaciones que se han negociado colectivamente, para los gastos sanitarios, para la restauración", dice Svirskis. "Y este año estamos negociando también sobre educación".

Por ejemplo, el sector de la construcción consiguió negociar un salario mínimo más alto, de 780 euros, y espera alcanzar los 900 euros el año que viene.

Llegar a un compromiso sobre el nivel adecuado del salario mínimo

¿Cómo llegar a un compromiso sobre el nivel adecuado del salario mínimo? Hablé con Evika Silina, Ministra de Bienestar Social y Trabajo.

"Estaba claro que debíamos hacer algo, porque nuestro salario mínimo era demasiado bajo en comparación con los demás países bálticos", afirma. "Dependíamos históricamente del gas ruso. Y sí, nuestros precios el año pasado subieron mucho más que en los países occidentales".

"La intención de los legisladores el año pasado era ir más o menos por el 45% de la renta media del pueblo letón y estará en torno al 45 %, pero todavía no este año. Por eso probablemente tengamos que discutir aún más con nuestros socios empresariales, con nuestros sindicatos. Antes del año que viene, tenemos que estar seguros de que habrá un consenso mutuo para que podamos ir mucho, mucho más lejos.

"Los empresarios hablan de un importe mínimo no imponible. Antes la cuantía no imponible era la misma que el salario mínimo. Ahora es un poco diferente. Creo que seguiremos con discusiones sobre esta cifra también".

Silina afirma que también se están tomando medidas distintas del salario mínimo para ayudar a los peor pagados

"Una de las primeras tareas que empecé a realizar", dice, "fue que las personas con ingresos más bajos recibieran mayores prestaciones sociales para ayudarles a pagar la casa y otras cosas. El Gobierno también está dispuesto a mejorar la cualificación de nuestros trabajadores, porque sin personas que puedan trabajar, ganar dinero y vivir de acuerdo con sus necesidades, el crecimiento económico de nuestro país no será bueno. Así que hay muchas direcciones en las que trabajaremos, y una de las más importantes es promover e invertir en aquellas personas que no son ya muy jóvenes, pero que pueden cambiar de profesión e intentar aprender algo nuevo".

Garantizar un nivel de vida digno a cada trabajador europeo

La negociación colectiva, el análisis del impacto económico y la consideración de las necesidades de los trabajadores son tres herramientas destacadas por la agencia Eurofound, para que cada Estado miembro defina su salario mínimo, garantizando un nivel de vida digno para cada trabajador europeo, en cualquier circunstancia.

Periodista • Fanny Gauret

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

España | El salario mínimo sube a 1.134 euros

El BCE aumenta un cuarto de punto sus tipos de interés, hasta el 3,75 %

Los sindicatos europeos piden un impuesto a los beneficios en todos los sectores