El riesgo de burbuja inmobiliaria se desinfla en todo el mundo, excepto en una ciudad europea

Imagen de archivo de una burbuja inmobiliaria
Imagen de archivo de una burbuja inmobiliaria Derechos de autor Canva
Por James Thomas
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Fráncfort, Múnich y Ámsterdam son las ciudades europeas que han descendido a una categoría de menor riesgo.

PUBLICIDAD

El riesgo de burbuja inmobiliaria se ha reducido a escala mundial tras las correcciones de precios registradas en 25 ciudades de todo el mundo, según un estudio del banco suizo UBS.

Según la última edición del Índice Mundial de Burbujas Inmobiliarias de UBS, publicado el miércoles, sólo dos ciudades -Zúrich y Tokio- permanecen en la categoría de "riesgo de burbuja", frente a las nueve del año pasado.

Fráncfort, Múnich y Ámsterdam son las ciudades europeas que han descendido a la categoría de "sobrevaloradas", de menor riesgo, para unirse a Ginebra, Londres, Estocolmo y París, que se mantienen sin cambios respecto al año anterior.

Según UBS, Madrid también ha experimentado un descenso en los desequilibrios de los precios inmobiliarios, lo que significa que ahora está "bastante valorada", junto con Milán y Varsovia.

Una burbuja inmobiliaria o de la vivienda se produce cuando los precios de los inmuebles suben a un ritmo rápido e insostenible debido a un aumento de la demanda y una oferta limitada. En un momento dado, la demanda se congela o disminuye repentinamente, lo que provoca una fuerte caída de los precios que hace estallar la burbuja.

Un castillo de naipes que tiembla

UBS achaca el descenso generalizado de los desequilibrios en el mercado de la vivienda a la actual coyuntura económica, que ha registrado un repunte mundial de la inflación y de los tipos de interés en los dos últimos años debido, entre otros factores, a la invasión rusa de Ucrania y a la pandemia del COVID-19.

Desde mediados de 2022 hasta mediados de 2023, los precios reales de la vivienda en las 25 ciudades examinadas por UBS cayeron un 5% de media, según el banco, que añade que es probable que los precios sigan bajando.

La mayor caída se registró en Fráncfort y Toronto, según UBS, donde los precios se desplomaron un 15%. Las dos ciudades obtuvieron las puntuaciones de riesgo más altas en la edición del año pasado del informe de UBS.

"Los bajos costes de financiación han sido la savia de los mercados mundiales de la vivienda durante la última década, impulsando los precios de la vivienda a cotas vertiginosas", afirman los autores del informe. "Sin embargo, el abrupto final del entorno de bajos tipos de interés ha sacudido el castillo de naipes".

Ahora sólo Zúrich, donde se encuentra la sede central de UBS, y Tokio corren el riesgo de sufrir una burbuja inmobiliaria, según el informe.

En el caso de la primera, los precios reales de la vivienda siguieron subiendo a lo largo de 2023, aunque a un ritmo más lento que en años anteriores, según UBS, mientras que el crecimiento de los alquileres se aceleró bruscamente y superó al de los precios de la vivienda.

"Dado que la oferta de vivienda disponible ha vuelto a los niveles previos a la pandemia en medio de un aumento de los costes de financiación, no esperamos ver un mayor repunte de los precios", añadió el banco.

El acceso a la vivienda sigue siendo un problema

Aunque en ciudades como París y Londres se han producido correcciones de precios y el riesgo de burbuja es menor que en Zúrich, la caída de los precios no ha sido suficiente para mejorar significativamente el acceso a la vivienda, según UBS.

Los precios siguen desconectados de los salarios en París y Londres, según el banco, que señala que la compra de una vivienda de 60 metros cuadrados sigue representando 10 años de salario anual para un empleado cualificado del sector servicios.

Ante esta desconexión, UBS afirma que sigue siendo probable una nueva caída de los precios si los tipos de interés se mantienen en sus elevados niveles actuales, incluso si la escasez de viviendas pudiera entonces recuperarse.

El Banco Central Europeo subió la semana pasada los tipos de interés hasta el 4%. El Banco de Inglaterra anunciará el jueves su última decisión sobre los tipos de interés.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Economía | Baja la inflación en la zona euro

¿En qué lugar de Europa se gana más por el mismo trabajo?

Black Friday: ¿Te están timando?