¿Sacrifica la UE el bienestar animal para atajar la crisis del coste de la vida?

Una vaca lechera en una granja el 11 de marzo de 2015 en Abbiategrasso, cerca de Milán.
Una vaca lechera en una granja el 11 de marzo de 2015 en Abbiategrasso, cerca de Milán. Derechos de autor OLIVIER MORIN/OLIVIER MORIN
Por Doloresz Katanich
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las esperadas propuestas de la UE sobre bienestar animal fracasan sin una explicación oficial. Algunos informes sospechan que están en juego objetivos económicos.

PUBLICIDAD

Las esperadas propuestas de la UE sobre bienestar animal llegan con retraso y parece que la Comisión Europea no cumplirá sus compromisos de reforma legislativa, prometidos desde hace tiempo.

Bruselas parece estar manejando el asunto discretamente a puerta cerrada, tras las filtraciones que revelaron que las propuestas podrían ser desechadas en un esfuerzo por hacer frente a los altos precios de los alimentos y la inflación que se apoderan del continente.

Las organizaciones de defensa de los animales han acusado a los responsables políticos de dar un giro de 180 grados y parecen no entender lo que está ocurriendo después de que la Comisión se comprometiera hace años a "poner fin a la era de las jaulas".

El "Fin de la era de las jaulas" fue una iniciativa ciudadana, firmada por casi 1,4 millones de personas en 2020.

Impulsó a la Comisión a comprometerse a proponer legislación para eliminar gradualmente el uso de sistemas de jaulas para animales como gallinas, conejos y patos para finales de 2023.

El marco legislativo también debía incluir el fin de la práctica del sacrificio de pollitos de un día y de la venta y producción de pieles, así como la reducción del transporte de animales vivos.

El silencio ensordecedor de la Comisión Europea

A medida que se acercaba la hora de la verdad, las noticias empezaron a sembrar dudas sobre el destino de la legislación.

El tema tampoco estuvo presente en el discurso sobre el estado de la Unión de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que se consideró una oportunidad para que revelara lo que le quedaba por hacer a su administración antes de las elecciones europeas del año que viene.

Esto no escapó a la atención de las ONG protectoras de animales.

Euronews se puso en contacto con la Comisión Europea, pero no obtuvo respuesta hasta la publicación de este artículo.

Por último, en una audiencia en el Parlamento Europeo el martes, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea Maroš Šefčovič, nominado para supervisar el Acuerdo Verde Europeo, no pudo comprometerse a una fecha límite de las propuestas de bienestar animal en cuestión.

Sin embargo, Šefčovič no dejó de repetir que las propuestas sobre bienestar animal siguen siendo una prioridad para los próximos meses.

Al día siguiente, en el Día Mundial de los Animales, Šefčovič escribió a los eurodiputados indicando que la Comisión Europea presentará su propuesta para proteger a los animales mientras son transportados, en diciembre de 2023.

Sin embargo, no se comprometió a ninguna fecha límite en relación con el resto de las cuestiones de bienestar animal, señalando que la Comisión seguirá trabajando en las propuestas restantes.

Las organizaciones de defensa del bienestar animal, entre ellas FOUR PAWS International y Compassion in World Farming, reaccionaron inmediatamente diciendo que la Comisión Europea no está cumpliendo lo que había prometido.

Compassion in World Farming afirmó que "la Comisión da una bofetada a la democracia y señala el fin de la revolución de la UE en materia de bienestar animal".

"El giro de 180 grados de la Comisión con respecto a la tan anunciada reforma del bienestar animal es un fracaso para la democracia y el proyecto europeo", afirmó Olga Kikou, directora de Asuntos Europeos de Compassion in World Farming.

¿Podría ser la inflación la razón del abandono del bienestar animal?

La Comisión Europea aún no ha comunicado las razones claras por las que ha abandonado las propuestas, pero los medios sugieren que se teme que las enmiendas sobre bienestar animal puedan avivar aún más la inflación alimentaria.

PUBLICIDAD

El Financial Times (FT) informaba de un borrador de evaluación de impacto de la Comisión, que mostraba cómo los costes de los ganaderos podrían aumentar una media del 15%, lo que podría provocar una subida de los precios al consumo y un aumento de las importaciones.

Según el proyecto de evaluación, la mejora del alojamiento de los pollos de engorde podría suponer un aumento de un céntimo en el precio del huevo.

En su informe, el FT pidió su opinión sobre las propuestas al grupo de agricultores de la UE Copa-Cogeca, que se mostró a favor de muchos de los cambios sugeridos siempre que vinieran acompañados de ayuda financiera y siempre que la carne importada tuviera los mismos estándares que la europea.

A pesar de estos temores, aunque sigue siendo alta, la inflación de los alimentos ha empezado a ralentizarse en los últimos meses, según Eurostat, la oficina de estadística de la UE.

Además, las propuestas tardarían años en aprobarse y ponerse en práctica, por lo que la inflación alimentaria actual sería un factor aún menos significativo.

PUBLICIDAD

El director de política europea de FOUR PAWS, Joe Moran, declaró a Euronews que las propuestas siguen siendo propuestas hasta que se adopten.

"Estamos pensando en 2028 y 2027; luego, tendría que haber un periodo de implementación antes de que se apliquen realmente", dijo.

Los periodos de transición de este tipo de medidas suelen durar entre 10 y 15 años.

"Así que no seguir adelante con algo ahora debido a los costes que podrían extenderse a lo largo de 20 años sería, en mi opinión, un poco como alguien que cancela sus vacaciones de verano dentro de 10 años porque ha mirado en Internet y hoy llueve en su destino", dijo Moran." Literalmente, no tiene ningún sentido. Es una locura".

El director compartió su sospecha de que la supresión de los planes puede ser "todo cuestión de óptica" a la luz de los esfuerzos de la Comisión Europea para asegurar el nuevo acuerdo comercial UE-Mercosur, que incluye a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, antes de finales de este año.

PUBLICIDAD

El impacto de las propuestas previstas sobre bienestar animal en las relaciones comerciales internacionales

En abril de 2023 se filtró una evaluación de impacto que indicaba que los socios comerciales más afectados por las normas más estrictas serían Brasil y Tailandia en el caso de la carne de aves de corral, y Brasil, Argentina y Uruguay en el caso de la carne de vacuno.

Moran afirmó que la Comisión Europea considera "increíblemente peligroso" que el paquete legislativo salga a la luz en el transcurso de las conversaciones, ya que podría poner en peligro un acuerdo si se exigiera a las importaciones sudamericanas que cumplieran las mismas normas estrictas.

"Lo ven como una especie de gota que podría colmar el vaso", afirmó.

Moran añadió que las propuestas inicialmente previstas estaban listas para pasar a la fase de consulta interservicios y publicarse finalmente en unas semanas. No entiende por qué, a estas alturas, no pueden hacerse públicas.

"Una propuesta es sólo una propuesta. [...] Les pedimos simplemente que hagan públicos estos textos ante los eurodiputados, ante los Estados miembros", dijo Moran. "Entonces se podrán modificar. Se pueden cambiar. Pero al menos este tipo de debates deberían celebrarse a la luz del día en una democracia. No creo que deban celebrarse a puerta cerrada", prosiguió.

PUBLICIDAD

¿Quéestá en juego?

El director llamó la atención sobre los problemas acuciantes que supuestamente debían abordar las propuestas, como acabar con la castración de los lechones, impedir que se separe a los terneros de sus madres nada más nacer y evitar que los pollos crezcan a tal velocidad que básicamente no puedan ponerse de pie porque sus patas no soportan su propio peso.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria señala que el bienestar de los animales de granja está directamente relacionado con la seguridad de la cadena alimentaria, y que la relación entre el bienestar animal, la salud de los animales y las enfermedades transmitidas por los alimentos es estrecha, ya que los factores de estrés y un bienestar deficiente aumentan la susceptibilidad de los animales a las enfermedades transmisibles.

Conviene recordar que en la Unión Europea no existe una preocupación grave por la seguridad alimentaria, ya que el bloque cuenta ya con las normas de bienestar animal más estrictas del mundo.

Aunque reconoce que la UE es líder en muchos aspectos, Moran subraya que otras partes del mundo regulan mejor ciertos aspectos del bienestar animal, como la prohibición de exportar animales vivos, aunque su normativa general sobre bienestar palidezca en comparación con la europea.

"Si queremos que la UE siga siendo líder mundial en bienestar animal, necesitamos estas propuestas ahora", afirmó.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Crisis inmobiliaria: Andorra se harta de los extranjeros ricos

El Renault Scénic gana el premio Coche del Año 2024 en Europa

¿Qué rindió más en la última década: ¿Bitcoin o una casa en Londres?