EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El número de jubilados alemanes que dependen de ayudas del estado es cada vez mayor

La mano de un anciano.
La mano de un anciano. Derechos de autor Canva.
Derechos de autor Canva.
Por Eleanor Butler
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los pensionistas alemanes están sometidos a una "pobreza degradante", afirma la política Sahra Wagenknecht. Otros afirman que los cambios en el sistema de pensiones están detrás del aumento de solicitantes.

PUBLICIDAD

Según datos de la Oficina Federal de Estadística, cada vez son más los alemanes mayores que recurren a las prestaciones estatales para completar sus pensiones.

El periódico alemán 'Neue Osnabrücker Zeitung' se hizo eco de estos datos a petición del grupo de izquierdas BSW.

En el primer trimestre de 2024, un número récord de 719.330 pensionistas recibieron ayudas básicas de la Seguridad Social.

Esto supone un aumento de casi 35.000 desde marzo de 2023, y un salto de unos 511.915 desde 2015.

Alemania está retrasando la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, y el umbral superior se aplica ahora a cualquier persona nacida después de enero de 1964.

Para los pensionistas con ingresos más bajos, el Estado puede ofrecer una ayuda financiera, conocida como 'Grundsicherung im Alter'.

En lugar de ser fijas, las prestaciones de la 'Grundsicherung' se determinan caso por caso, en función de las necesidades individuales.

El objetivo es garantizar que todos los ciudadanos alemanes puedan pagar necesidades básicas como calefacción, asistencia sanitaria y alojamiento. Las personas discapacitadas reciben una ayuda adicional.

Cada vez más jubilados y la inflación crece más que las pensiones

Según datos del Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales, a finales de 2021 el 19,7% de los beneficiarios de prestaciones de vejez carecían de ingresos o pensión.

El 36,6% vivía con unos ingresos mensuales inferiores a 400 euros, mientras que el 40% tenía unos ingresos de entre 400 y 800 euros. El 3,7% tenía unos ingresos mensuales de más de 800 euros.

"El sistema alemán de pensiones condena a muchos ancianos a una pobreza degradante", afirmó la política de izquierdas Sahra Wagenknecht al comentar los nuevos datos.

Tras representar anteriormente a La Izquierda, Sahra Wagenknecht lanzó este año su nuevo partido BSW.

En su página web, el BSW reclama más solidaridad e igualdad en Alemania: "Millones de personas mayores no pueden disfrutar de su jubilación tras una larga vida laboral porque sus pensiones son humillantemente bajas".

Dos posibles ayudas para los jubilados alemanes

En cuanto al aumento de solicitantes de prestaciones de la Seguridad Social, algunos sostienen, no obstante, que el repunte se debe a los cambios introducidos en el sistema de pensiones.

En enero de 2021, el Gobierno alemán introdujo una medida llamada "Grundrente", que es un subsidio de pensión adicional para los trabajadores con ingresos bajos.

El "Grundrente" no se tiene en cuenta a la hora de determinar los umbrales de ingresos para las prestaciones de vejez.

Esto significa que los jubilados que antes no tenían derecho a las prestaciones ('Grundsicherung') ahora pueden solicitar esta ayuda, lo que les convierte en beneficiarios tanto del "Grundrente" como de la "Grundsicherung".

Aun así, 4,9 millones de pensionistas seguían teniendo unos ingresos netos personales mensuales inferiores a 1.000 euros en 2021, según cifras públicas de la Oficina Federal de Estadística. Esto corresponde al 27,8% de todos los pensionistas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

"Lo vendimos todo": La pareja de jubilados que se embarca en un crucero de tres años y medio alrededor del mundo

París recluta personas jubilados como miembros de seguridad para las próximas Olimpiadas

Visas para jubilados en Dubái