Alcarràs lucha contra otras cuatro grandes cintas por el título de 'mejor película europea'

Alcarràs lucha contra otras cuatro grandes cintas por el título de 'mejor película europea'
Derechos de autor  euronews
Por Frédéric Ponsard  & Euronews

El próximo 10 de diciembre se celebra en Reikiavik la entrega de Premios del Cine Europeo. Cinco películas compiten por el galardón al mejor largometraje; varios de los filmes estaban en la lista de preseleccionados de los festivales de Cannes, Berlín y Venecia. Entre los aspirantes al premio se encuentra el vigente ganador de la Palma de Oro: ‘El triángulo de la tristeza’.

Una obra con la que el director sueco Ruben Östlund conquistó, por segunda vez en su carrera cinematográfica, el festival de Cannes. Una comedia feroz y sin concesiones sobre el mundo de la gente adinerada, que termina en un barco en el que tiene lugar una situación parecida a la del Titanic. En Cannes, el director señalaba qué le apasiona del cine europeo.

"Lo que me gusta de la historia del cine europeo es que siempre nos hemos centrado mucho en cuestiones de sociedad, hemos hablado de cómo crear una sociedad mejor. El cine ha sido una herramienta para intentar mejorar las cosas. No se me ocurre nada más inútil que realizar películas si no quiero cambiar algo, si no quiero mejorar algo. Así que... ¡Esto es el cine europeo!", declaraba Ruben Östlund, director de cine.

El ‘séptimo arte’ de Bélgica representa bien esta diferencia. En esta ocasión, aspira a lograr el título en Reikiavik con ‘Close’, la segunda película de Lukas Dhont; un drama adolescente conmovedor, una cinta sobre la amistad frustrada de dos ‘jóvenes soñadores’ de 13 años, cuya amistad quebrará, para siempre, un trágico episodio. Una película que habla de la presión social, de la ‘mirada’ de los demás... una obra de gran sensibilidad que podría seducir al jurado de los Premios del Cine Europeo.

"En mi país tenemos varias lenguas. Así que, para mí, es importante hacer una película que combine varios idiomas para romper, de algún modo, las fronteras. En definitiva... realizar una película en la que puedan existir varias cosas, unas al lado de las otras", explicaba Lukas Dhont, director de cine.

'Holy Spider', película que lleva a los espectadores a Irán, es obra de Ali Abbasi, un exiliado de su país, que obtuvo la nacionalidad danesa. El director presenta un filme oscuro, inspirado en la historia de un asesino en serie que mató a varias prostitutas en la ciudad santa de Masshad. La cinta está coproducida por Dinamarca, Suecia, Alemania y Francia.

'Alcarràs' también es un buen ejemplo de coproducción europea. Así, es fruto de una colaboración entre España e Italia. La película trata de una familia de agricultores catalanes que, tras generaciones cosechando la misma tierra, ahora, se enfrentan al desahucio y a un futuro incierto. Una crónica agridulce de Carla Simón que ganó el ‘Oso de Oro’ en Berlín.

Por último, 'La emperatriz rebelde', obra de la austríaca Marie Kreutzer, un filme protagonizado por la estrella emergente del cine europeo: la luxemburguesa Vicky Krieps. La cinta recrea la historia de Isabel de Austria, conocida como ‘Sissi’, una mujer libre y rebelde, con un destino atormentado.

El veredicto sobre la mejor película europea se anunciará en una ceremonia oficial en Reikiavik, el próximo 10 de diciembre.