EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Personas sin hogar en Europa: ¿Podrían ser las casas modulares la solución?

Viviendas modulares en Cambridge, gestionadas por la organización benéfica Jimmy's.
Viviendas modulares en Cambridge, gestionadas por la organización benéfica Jimmy's. Derechos de autor Jimmy's Cambridge
Derechos de autor Jimmy's Cambridge
Por Anca Ulea
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Finlandia ha visto disminuir su población de personas sin hogar desde 2008, cuando diseñó una estrategia de Housing First.

PUBLICIDAD

En los últimos años ha aumentado el número de personas sin hogar en Europa.

Aunque las cifras son difíciles de obtener -ya que los países tienen diferentes definiciones de las personas sin hogar y no todos los países llevan un registro- la Comisión de la UE ha constatado que el número de personas que duermen en la calle está aumentando en casi todos los Estados miembros.

Finlandia es una de las raras excepciones: el país nórdico ha visto disminuir su población de personas sin hogar desde 2008, cuando diseñó una estrategia de Housing First. Se basa en el principio de que una vez que una persona tiene un hogar, que es permanente y seguro, le resulta más fácil seguir adelante con su vida.

Aunque a largo plazo se ha demostrado que este tipo de planteamiento ahorra dinero a los gobiernos, los costes iniciales son elevados, lo que ha disuadido a muchos países de seguir el ejemplo de Finlandia.

Una de las soluciones propuestas para reducir los costes entretanto es la vivienda modular.

¿Qué son las casas modulares?

Las casas modulares son viviendas hechas a medida y diseñadas para un uso temporal. Pueden trasladarse e instalarse en distintos lugares y suelen alquilarse a bajo coste o gratuitamente.

Se han presentado como una solución de vivienda barata y de alta calidad para personas sin hogar, así como una solución de vivienda temporal para víctimas de catástrofes naturales y refugiados.

Son más baratas que la construcción de nuevas viviendas asequibles: las casas modulares suelen costar entre un 15 y un 20% menos que las casas tradicionales. Las comunidades de viviendas modulares suelen ir acompañadas de servicios de apoyo de organizaciones benéficas que ayudan a las personas sin hogar a recuperarse.

En Cambridge (Reino Unido), la primera comunidad de casas modulares fue creada en 2020 por la organización benéfica Jimmy's Cambridge, en colaboración con la organización sin ánimo de lucro Allia Future Homes y la organización de construcción ética New Meaning Foundation.

Según Lewis Herbert, director de Allia Future Homes, las casas fueron diseñadas por arquitectos para satisfacer las necesidades de los sin techo, basándose en la experiencia de organizaciones benéficas y de personas que habían pasado por esa situación.

"(Los residentes de las casas modulares) no tienen muchas pertenencias y necesitan algo fácil de manejar", explica Herbert a Euronews. "Así que esencialmente necesitábamos un diseño muy simple y bastante compacto de una sala de estar principal con una cocina en la esquina, en el cuarto medio de un cuarto de baño con ducha, y luego el dormitorio para una sola persona en la parte posterior.

"Las casas modulares son para gente que no va a estar allí para siempre, porque es un trampolín para personas que antes iban y venían entre albergues y la calle".

Cada unidad tiene 25 m2 y un pequeño porche y jardín, y por lo general no había más de 6 unidades en una comunidad.

¿Cómo ayudan las casas modulares a los residentes?

Un nuevo estudio publicado por el Centro de Investigación sobre Vivienda y Planificación de la Universidad de Cambridge y Jimmy's concluye que las casas modulares pueden ayudar a algunas personas sin hogar a iniciar su camino hacia una solución habitacional más permanente.

"Las casas modulares son una solución innovadora para abordar el problema de las personas sin hogar y han tenido resultados positivos para los residentes", concluye el estudio.

Pero la investigación sugiere que la vivienda por sí sola no resolverá el problema y que "el uso de soluciones modulares como alojamiento temporal para preparar a las personas a vivir de forma independiente funciona mejor cuando la oferta de vivienda se combina con apoyo".

Algunos de los testimonios de los residentes revelaron que disponer de un espacio propio les ayudó a hacer frente a las adicciones y volver a conectar con familiares distanciados.

"Es una recuperación lenta", asegura a Euronews el director general de Jimmy's, Mark Allan. "Pero si puedes hablar con tu familia y si puedes dejar de beber, si puedes empezar a pensar de nuevo en trabajar y encontrar empleo, entonces eso es un gran paso adelante".

PUBLICIDAD

Las casas modulares se diferencian de los otros tipos de alojamiento temporal que ofrece Jimmy's por la privacidad que ofrecen, algo que Allan considera crucial para la recuperación.

"Le da a alguien su propio espacio y su propia puerta de entrada para que pueda ir a casa, cerrar la puerta y estar solo", dijo. "Eso es muy importante para alguien que se está recuperando de lo que sea que le llevó a quedarse sin hogar en primer lugar (...) porque puede tener un espacio para sí mismo".

Uno de los residentes dijo a los investigadores: "La intimidad es lo mejor, puedes hacer lo que quieras. A veces es difícil relacionarse con otras personas y necesitas estar solo".

Retos pendientes

Durante la pandemia de Covid, el Gobierno del Reino Unido se fijó el ambicioso objetivo de acabar con el sueño sin techo en el país para 2024, pero el aumento del coste de la vida ha provocado un incremento del número de personas sin hogar en el último año.

Algunos de los aspectos negativos planteados por los residentes que viven en las casas modulares de Jimmy reflejaban sus dificultades para acceder a servicios de apoyo para la salud mental y las adicciones.

PUBLICIDAD

Todos los residentes entrevistados para el estudio de Cambridge afirmaron que conseguir trabajo seguía siendo difícil, aunque tener una dirección ayudaba. También era difícil acceder a tiempo a los servicios de salud mental.

Según el estudio, "los largos tiempos de espera para recibir ayuda en salud mental, drogas y alcohol supusieron un obstáculo para algunos residentes a la hora de mejorar su salud".

Allan añadió que, aunque las casas modulares eran una gran solución provisional para sacar a la gente de la calle, no resolvían el problema de proporcionar viviendas asequibles a largo plazo.

"Es bueno que existan como solución provisional y asequible. Pero no es suficiente como solución permanente. Y ese es el problema. No se construyen suficientes viviendas asequibles".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un dúo de diseñadores españoles desvela los secretos de su galardonada biblioteca de Barcelona

Aston Martin inaugura un rascacielos residencial de ultralujo en el centro de Miami

Esta es la fecha en la que estará acabada la Sagrada Familia tras más de 100 años en construcción