Aya Nakamura, la superestrella del pop francesa que desata indignación en la extrema derecha

La cantante franco-maliense Aya Danioko, alias Aya Nakamura, actúa en el escenario principal durante la 46ª edición del Festival Paleo en Nyon, Suiza, el sábado 22 de julio de 2023.
La cantante franco-maliense Aya Danioko, alias Aya Nakamura, actúa en el escenario principal durante la 46ª edición del Festival Paleo en Nyon, Suiza, el sábado 22 de julio de 2023. Derechos de autor Martial Trezzini/Keystone
Derechos de autor Martial Trezzini/Keystone
Por Katy Dartford
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Elegir a Aya Nakamura para interpretar canciones de Edith Piaf en los Juegos Olímpicos de 2024 equivale a "humillar a los franceses", según la líder de extrema derecha de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen.

PUBLICIDAD

Aya Nakamura aún no tiene la confirmación de que vaya a cantar en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de París, pero las revelaciones de que el presidente francés Emmanuelle Macron la ha sondeado para encabezar el evento han desatado una polémica racista en el país.

La posibilidad de que la cantante pop franco-maliense interprete el repertorio de Edith Piaf ha causado indignación entre algunos partidarios de la extrema derecha. Nakamura es la artista francesa más escuchada del mundo y la única mujer que figura entre los 20 álbumes más vendidos del país en 2023.

Pero las especulaciones sobre los Juegos Olímpicos la han convertido en el blanco de lo que el comité organizador de los Juegos de París ha calificado de campaña "escandalosamente racista".

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, calificó su presencia de "símbolo poco bonito" y de "provocación adicional de Emmanuel Macron". Le Pen declaró el miércoles a France Inter que Macron "debe levantarse cada mañana" y encontrar "una idea al día para humillar e indignar a los franceses".

También criticó a Nakamura por no cantar en francés y dijo que no representaba a Francia. "Ni siquiera voy a hablarles del séquito. Voy a hablarles de su atuendo, de su vulgaridad, del hecho de que no cante en francés. Tampoco canta extranjero. Canta no sabemos qué".

Aya Nakamura en un concierto en 2021.
Aya Nakamura en un concierto en 2021.Francois Mori/Copyright 2021 The AP. All rights reserved

Marine Le Pen no es la única que ha atacado a Nakamura. También ha sido víctima de una feroz campaña de odio en Internet. En un mitin de campaña a principios de mes del partido Reconquête, liderado por el ex candidato presidencial de extrema derecha Éric Zemmour, el nombre de Nakamura provocó abucheos entre la multitud.

Un pequeño grupo extremista autodenominado Les Natifs (Los Nativos) también desplegó una pancarta a orillas del Sena, denunciando los orígenes malienses de la cantante."No puede ser Aya, esto es París, no el mercado de Bamako", rezaba la pancarta.

Según un sondeo, el 73% de los franceses piensa que Nakamura no representa la música "francesa", mientras que el 63% se opone a la idea de que encabece la ceremonia inaugural.

La ministra de Deportes y Juegos Olímpicos, Amélie Oudéa-Castéra, y la ministra de Cultura, Rachida Dati, defendieron a Nakamura: "Por mucho que te queramos, querida Aya Nakamura, no te preocupes por el mundo entero", escribió Amélie Oudea-Castéra en X.

Dati advirtió a los activistas que "atacar a alguien por puro racismo... atacar a una artista por lo que es es inaceptable. Es un delito". En respuesta, Nakamura escribió: "Se puede ser racista pero no sordo. ¡Eso es lo que te duele! Me estoy convirtiendo en un tema de estado número 1 en debates, etc., pero ¿qué te debo realmente?".

En respuesta al debate público sobre la forma poco ortodoxa en que utiliza la lengua francesa -una mezcla de francés con argot, inglés y otras lenguas traídas a Francia a través de la inmigración-, Nakamura declaró a la AFP: "Puedo entender que algunas personas digan: "¿Quién se cree que es, burlándose de nosotros en nuestra lengua francesa?".

"Pero es importante aceptar la cultura de los demás, y, yo, tengo dos culturas". Para Carole Boinet, de la revista cultural Les Inrockuptibles, la reacción de la extrema derecha ha hecho más importante que Nakamura actúe en los Juegos Olímpicos.

"Aya Nakamura ha inventado este idioma, que es fantástico. Tiene éxitos de locura: Francia debería estar orgullosa de tener una artista como ella conocida internacionalmente", declaró Boinet a la AFP. "Es una polémica que viene del lado retrógrado de Francia, pero no son ellos los que decidirán. Espero que cante en los Juegos Olímpicos, se ha convertido en un imperativo", añadió.

Mientras tanto, una reciente encuesta de YouGov reveló que más franceses preferirían que el DJ y productor David Guetta o Daft Punk actuaran en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos antes que Nakamura. Y eso a pesar de que la mayoría de sus letras están grabadas en inglés.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Juegos Olímpicos de París: Consejos para un viaje económico a la Ciudad de la Luz

Las medallas de los Juegos Olímpicos de París llevarán fragmentos de la Torre Eiffel

Francia | Manifestación en París contra el proyecto de ley de inmigración de Macron