This content is not available in your region

El fin de los combustibles fósiles: ¿Qué países han prohibido su exploración y extracción?

Foto de archivo del 23 de octubre de 2013 de la plataforma petrolera de A.P. Moller-Maersk, llamada Halfdan, en el Mar del Norte.
Foto de archivo del 23 de octubre de 2013 de la plataforma petrolera de A.P. Moller-Maersk, llamada Halfdan, en el Mar del Norte.   -   Derechos de autor  Claus Bonnerup/AP
Por Rosie Frost & Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Tras la publicación de uno de los informes más exhaustivos sobre el cambio climático, los expertos en climatología piden que se acabe con los combustibles fósiles.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, considera que el informe del IPPC es un "código rojo para la humanidad".

Los últimos cinco años han sido los más calurosos que se han registrado desde 1850 y, sin compromisos climáticos por parte de los Gobiernos de todo el mundo, no podremos limitar el calentamiento global. Para detener o incluso revertir el aumento de la temperatura, los autores afirman que tenemos que reducir las emisiones globales de CO₂ a la mitad para 2030 y llegar a cero emisiones en 2050.

"Este informe debe hacer sonar una alarma que signifique la muerte para el carbón y los combustibles fósiles, antes de que destruyan nuestro planeta", declara Guterres.

"Los países también deben poner fin a toda nueva exploración y producción de combustibles fósiles, y cambiar las subvenciones a los combustibles fósiles por energías renovables".

En la actualidad, ¿qué países están liderando la prohibición de la exploración y extracción de combustibles fósiles?

6. Francia

En 2017, el Parlamento de Francia aprobó una ley para prohibir la producción de petróleo y gas en todos sus territorios para 2040. No se podrán conceder nuevos permisos para la extracción de combustibles fósiles ni se podrán prorrogar las licencias existentes más allá de la fecha límite.

En gran medida, se trata de una prohibición simbólica ya que el país solamente extrae el equivalente a 815 000 toneladas de petróleo al año; la misma cantidad que produce Arabia Saudí en cuestión de horas. Pero, los legisladores esperaban que sirviera de catalizador para que otros grandes productores de combustibles fósiles siguieran su ejemplo.

La controvertida práctica de la fracturación hidráulica ya fue prohibida en el país en 2011 y esta prohibición fue ampliada para cubrir la extracción de gas de esquisto por cualquier medio.

5. Groenlandia

Hace diez años, Groenlandia se convirtió en un punto caliente para la exploración de perforaciones tras el auge de los precios de las materias primas. Un informe de 2007 del Servicio Geológico de Estados Unidos estimó que podría haber el equivalente a más de 31 000 millones de barriles de petróleo bajo la tierra del nordeste del país.

A principios de este año, el recién elegido Gobierno socialista situó las cuestiones climáticas en el centro de sus políticas. Una de sus primeras medidas fue prohibir cualquier nueva exploración petrolífera en julio, poniendo fin a 50 años de ambiciones de convertirse en una nación productora de petróleo.

"El subsuelo de Groenlandia es rico, tanto en recursos petrolíferos como en minerales, y la historia de las actividades de exploración y explotación se remonta a muchos años atrás y tiene un alcance mundial", afirmaron fuentes gubernamentales en un comunicado. Pero el Gobierno añade que "el precio de la extracción es demasiado alto", tanto económicamente como para el medio ambiente.

"Este paso se ha dado por el bien de nuestra naturaleza, por el bien de nuestra industria pesquera, por el bien de nuestra industria turística, y para centrar nuestros negocios en potenciales sostenibles".

4. Dinamarca

En 2020, Dinamarca acordó prohibir nuevas exploraciones y poner fin a la producción de petróleo y gas en el Mar del Norte para 2050. Esta medida formaba parte de los esfuerzos del país por convertirse en "neutral desde el punto de vista climático" en las próximas décadas, que incluyen una ley por la que se compromete a llegar a un 70 % por debajo de sus emisiones de 1990 para 2030.

"Estamos poniendo fin a la era fósil".

Dinamarca también ha sido el segundo país de Europa en fijar una fecha para la eliminación total de la producción de petróleo y gas, después de Francia. La nación nórdica es uno de los mayores productores del continente, extrayendo más de 7 000 toneladas de petróleo al año.

"Estamos poniendo fin a la era fósil y trazando una línea recta entre nuestras actividades en el Mar del Norte y el objetivo de la Ley del Clima referente a la neutralidad climática en 2050", asegura el ministro del Clima, Dan Jørgensen, en un comunicado.

3. Belice

Para proteger sus frágiles arrecifes de coral, Belice aprobó en 2018 una ley con el objetivo de poner fin a la exploración y extracción de petróleo en todas sus aguas.

La barrera de coral de Belice es la segunda más grande del mundo después de la de Australia y alberga unas 1 400 especies marinas diferentes. Este ecosistema amenazado alberga tortugas carey, en peligro de extinción, delfines, rayas águila manchadas y seis especies de tiburones que, en la actualidad, están amenazadas.

Un vertido de petróleo allí o en las aguas circundantes tendría consecuencias catastróficas para ese hábitat vital, y para la industria turística que sostiene a la mitad de la población del país.

Aunque el país solamente producía unos 3 000 barriles de petróleo al día, esto supuso una victoria, tanto para la diversa vida marina que sustenta el arrecife como para los grupos ecologistas que llevaban presionando al Gobierno para que se prohibiera la extracción desde 2006.

2. España

Una década después de que los ecologistas lo pidieran por primera vez, España aprobó en mayo de 2021 una ley climática que pondrá fin a la producción de combustibles fósiles en todo su territorio para 2042. El país va a la zaga de otras naciones europeas en cuanto a objetivos de reducción de emisiones, y los activistas en favor del clima esperan que la nueva ley sea un paso en la dirección correcta.

La actual legislación prohíbe todas las nuevas prospecciones de carbón, gas y petróleo con efecto inmediato, además de integrar en la ley la prohibición de los vehículos de combustible fósil para 2040 y el objetivo de generar el 74 % de la electricidad del país a partir de energías renovables para 2030.

"España cuenta con una ley del clima sobre la que construir un futuro verde, sostenible, justo y próspero para todos".

"Por el planeta, por nuestro futuro y por las próximas generaciones. Desde hoy, España tiene una ley del clima sobre la que construir un futuro verde, sostenible, justo y próspero para todos", tuiteó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la aprobación de la votación en mayo.

1. Irlanda

A principios de este año 2021, la República de Irlanda introdujo una legislación para prohibir las licencias para nuevas exploraciones de petróleo y gas.

"La decisión que hemos tomado hoy de legislar la prohibición de nuevas exploraciones y extracciones de petróleo enviará un poderoso mensaje, dentro del país y a nivel internacional, de que Irlanda se está alejando de los combustibles fósiles hacia un futuro renovable", señalaba el ministro de Medio Ambiente, Clima y Comunicaciones, Eamon Ryan, en un comunicado.

"Manteniendo los combustibles fósiles bajo tierra, incentivaremos la transición a las energías renovables y nos colocaremos en la senda de la energía neta cero para 2050".