Keto, paleo, vegana: ¿Qué dieta reduce más la huella de carbono?

Hay una forma de mejorar tu salud y tu huella ecológica sin renunciar por completo a la carne.
Hay una forma de mejorar tu salud y tu huella ecológica sin renunciar por completo a la carne. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Euronews Green
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Nuestras dietas tienen un impacto climático muy variado, según un nuevo estudio, siendo una de ellas casi cuatro veces más contaminante el veganismo.

PUBLICIDAD

Un estudio pionero ha comparado la huella de carbono de seis de las dietas más comunes.

Es bien sabido que alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden del sistema alimentario, y que la producción de carne de vacuno es una de las mayores responsables: emite unas 10 veces más gases que el pollo.

Pero, aunque se habla mucho de la carga medioambiental de los distintos alimentos, se ha investigado menos la comparación entre las distintas dietas, compuestas por una gran variedad de alimentos.

"El cambio climático es sin duda uno de los problemas más acuciantes de nuestro tiempo, y mucha gente está interesada en adoptar una dieta basada en plantas", afirma el profesor Diego Rose, autor principal del estudio de la Universidad de Tulane, que también sopesa la calidad nutricional de las distintas dietas.

"Eso reduciría la huella ecológica y, en general, sería saludable", concluye el director del programa de nutrición de la Facultad de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane. Pero la investigación también muestra que "hay una forma de mejorar tu salud y tu huella sin renunciar por completo a la carne".

Dado que muchas personas cambiarán de dieta a lo largo de su vida -o necesitarán alejarse del veganismo por motivos de salud-, puede ser tranquilizador entender cómo nuestras dietas constituyen un espectro en lo que se refiere al impacto sobre el clima.

¿Qué dieta tiene mayor impacto sobre el clima?

Puede que no resulte sorprendente qué tipo de consumo alimentario es el mejor. Una dieta vegana, que significa no comer alimentos derivados de animales, genera sólo 0,7 kg de dióxido de carbono por cada 1.000 calorías consumidas.

La dieta keto -un régimen de alimentación rico en grasas y bajo en carbohidratos- resultó ser la menos sostenible, ya que genera casi 3 kg de carbono por cada 1.000 calorías consumidas.

Esto es cuatro veces peor que una dieta vegana.

La dieta paleo, que evita los cereales y las legumbres en favor de la carne, los frutos secos y las verduras, recibió la siguiente puntuación más baja en calidad de dieta y también tuvo una huella de carbono elevada, de 2,6 kg de dióxido de carbono por cada 1.000 calorías.

"Sospechábamos su impacto negativo en el clima porque se centraban en la carne, pero nadie había comparado realmente todas estas dietas -ya que son elegidas por los individuos, en lugar de prescritas por expertos- entre sí utilizando un marco común", explica Rose.

A partir de los datos de más de 16.000 dietas de adultos recogidos por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de los CDC, el estudio clasificó las dietas vegetariana y pescatariana como las mejores después de la vegana.

Queda la dieta omnívora, en la que se consumen alimentos de origen animal y vegetal, a la que se adhiere el 86% de los participantes en la encuesta. Según SciDaily, se sitúa en el medio del pelotón en cuanto a calidad y sostenibilidad.

Y, según los resultados, si un tercio de los que siguen dietas omnívoras empezaran a comer una dieta vegetariana, como media de un día cualquiera, equivaldría a eliminar 547 millones de kilómetros recorridos por vehículos de pasajeros.

Dentro de las dietas omnívoras, el estudio también señala que cuando las personas ajustan su alimentación a la dieta mediterránea -que se inclina por las verduras- y a la dieta DASH, que limita la carne, mejoran tanto la huella de carbono como la calidad nutricional.

Así que, incluso sin renunciar a la carne, hay formas significativas de aliviar el impacto ambiental.

"Creo que la siguiente pregunta es cómo afectarían las distintas políticas a los resultados y cómo podrían hacernos avanzar hacia dietas más sanas y respetuosas con el medio ambiente", afirma Rose.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Sólo en siete países del mundo se respira aire seguro. Tres de ellos están en Europa

¿Va a comprar una casa? Cómo comprobar si corre el riesgo de hundimiento o inundación por el cambio climático

Pedalea: Esta bicicleta produce electricidad suficiente para una obra de teatro en Lituania