EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Reino Unido, Noruega y Suiza: el peligro de estos países europeos por su falta de preparación para combatir el calor

El sol sale detrás de la Torre BT mientras continúa el calor en Londres.
El sol sale detrás de la Torre BT mientras continúa el calor en Londres. Derechos de autor REUTERS/Toby Melville
Derechos de autor REUTERS/Toby Melville
Por Rosie Frost
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los investigadores afirman que los edificios de lugares como el norte de Europa "actúan como invernaderos" y no están diseñados para soportar los días calurosos.

PUBLICIDAD

Suiza, el Reino Unido y Noruega están no están preparados para mantener fresca a la población si el calentamiento global supera 1,5ºC.

Una nueva investigación de la Universidad de Oxford ha revelado cuáles serán los países en los que se producirá un aumento más drástico de los días en los que se requerirán medidas de refrigeración como persianas, ventiladores o aire acondicionado.

Ocho de los diez países con el mayor aumento de días de calor molesto en todo el mundo serán del norte de Europa.

Según los investigadores, se trata de un círculo vicioso. Sin medidas adecuadas para una refrigeración sostenible, se producirá un fuerte aumento del uso de sistemas de aire acondicionado que consumen mucha energía.

Si se utilizan combustibles fósiles para combatir el calor, aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero y se acelera el ritmo del calentamiento global.

¿Dónde aumentarán más los días de calor molesto?

El estudio utiliza un concepto llamado "días-grado de enfriamiento". Se trata de días en los que la temperatura será superior a la media de la región y se necesitará algún tipo de sistema de refrigeración para mantener a la población cómoda.

Si el calentamiento global supera 1,5ºC, Irlanda encabezará la lista con un 38% más de días con estas temperaturas demasiado cálidas.

Suiza y Reino Unido registrarán un aumento del 30%, mientras que Noruega sufrirá un incremento del 28%.

REUTERS/Toby Melville
Una mujer bebe agua en la City de LondresREUTERS/Toby Melville

Los seguirán Finlandia y Suecia, con un aumento del 28%, Austria (25%), Canadá, Dinamarca y Nueva Zelanda (24%).

Los investigadores señalan que se trata de estimaciones conservadoras. No incluyen fenómenos extremos como las olas de calor, que vendrían a sumarse a los aumentos medios.

En su opinión, estos países afrontan el peligro de una deficiente preparación para el cambio climático.

Los edificios del norte de Europa no están diseñados para el calor

"Los países del norte de Europa necesitarán una adaptación a gran escala para resistir al calor más rápido que otros", afirma Nicole Miranda, coautora del informe.

Señala que en el Reino Unido se produjeron enormes trastornos durante las olas de calor de 2022, que batieron récords. El calor extremo también conlleva el riesgo de deshidratación, agotamiento e incluso muerte, especialmente en poblaciones vulnerables como los ancianos o las personas con discapacidad.

"Es un imperativo sanitario y económico que nos preparemos para más días de calor", añade Miranda.

Parte del problema es que edificios de lugares como el norte de Europa están mejor diseñados para mantener el calor durante el invierno que para mantenerse frescos durante los meses de verano.

Jesús Lizana, coautor del estudio, explica que si adaptáramos nuestro entorno arquitectónico no tendríamos que aumentar el uso del aire acondicionado.

"Ahora mismo, en países como Reino Unido, nuestros edificios actúan como invernaderos: no hay protección exterior contra el sol en los edificios, las ventanas están cerradas, no hay ventilación natural ni ventiladores de techo.

"Nuestros edificios están preparados exclusivamente para las estaciones frías".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Europa | Récord de altas temperaturas y miles de evacuados por catastróficas inundaciones

Llegan a Europa las olas de calor: ¿cómo les hacemos frente?

Temperaturas extremas en toda Europa, con violentas tormentas tras un calor récord