EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Transporte, combustibles fósiles en el hogar y agricultura: principales fuentes de contaminación

Contaminación en el cielo de Milán, Italia
Contaminación en el cielo de Milán, Italia Derechos de autor Luca Bruno/AP
Derechos de autor Luca Bruno/AP
Por Angelica Parra Hernandezeuronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La actividad doméstica relacionada con la calefacción y el uso de cocinas, sobre todo en las ciudades donde predominan el gas y el carbón, es lo que más contamina en los hogares. Se relaciona con las PM2,5, pequeñas partículas asociadas a enfermedades respiratorias.

PUBLICIDAD

El transporte, el uso de combustibles fósiles en el hogar y la agricultura son los principales responsables de las muertes causadas por la contaminación atmosférica.

Un nuevo estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona analiza dos de los principales contaminantes de la atmósfera. 

En el caso de las PM2,5, pequeñas partículas asociadas a enfermedades respiratorias, es la actividad doméstica la que contribuye en más de un 2 2% a la mortalidad, en las 857 ciudades estudiadas. Le siguen la agricultura y la industria.

En cuanto al dióxido de nitrógeno, gas contaminante, generado principalmente por el uso de combustibles fósiles, el transporte es el principal responsable de casi el 50 % de las muertes, seguido de la industria y el sector energético.

La industria y la agricultura también son parte del problema

Las actividades domésticas más contaminantes están relacionadas con la calefacción y el uso de cocinas, sobre todo en las ciudades, donde predominan el gas y el carbón.

La industria también contamina mucho el aire, sobre todo en la capital portuguesa. En cuanto a la agricultura, la ganadería intensiva también es una fuente importante de partículas.

Lisboa no es una de las más afectadas por la contaminación agrícola, pero, Lisboa junto con Ámsterdam en los Países Bajos, es una de las ciudades que más sufre por el tráfico de barcos, sobre todo de cruceros, pero también por la aviación, al tener el aeropuerto justo dentro de la ciudad.

"Se necesitan medidas más audaces para reducir drásticamente la contaminación y las muertes asociadas al tráfico, que sigue siendo la principal fuente de emisiones, explica Mark Nieuwenhuijsen, director de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal.

Al mismo tiempo, hay que aplicar políticas para mitigar las otras fuentes de emisiones tanto de NO2 como de PM2,5; como regular las emisiones de la industria y el transporte marítimo, y limitar la quema de biomasa en los hogares y las emisiones de la agricultura y la ganadería", agrega.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los defensores del clima denuncian la ineficacia del primer vuelo 100 % ecológico

Náuseas, ojos rojos y fatiga: las algas tóxicas están causando síntomas similares a los de la gripe en el Océano Atlántico

Casi una cuarta parte de la población de la UE sigue fumando, según un nuevo estudio