EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

¿Podría una "sombrilla solar" gigante ayudar a detener el cambio climático? ¿Sería una buena idea?

¿Podría una "sombrilla solar" gigante frenar el cambio climático? Este astrólogo dice que estamos un paso más cerca.
¿Podría una "sombrilla solar" gigante frenar el cambio climático? Este astrólogo dice que estamos un paso más cerca. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Angela Symons
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según la última teoría desarrollada por la Universidad de Hawai, se podría diseñar un escudo solar gigante, capaz de frenar el calentamiento global.

PUBLICIDAD

Buscar la sombra es una de las costumbres más comunes que tenemos los humanos para protegernos del sol. Pero ¿se podría usar una "sombrilla solar" gigante para bloquear los dañinos rayos UV y enfriar la temperatura de la Tierra?

Esta es la última hipótesis que ha desarrollado un astrónomo estadounidense de la Universidad de Hawai.

No es la primera vez que se baraja la idea de utilizar escudos solares espaciales -espejos o sombrillas colocados en órbita entre el Sol y la Tierra- para frenar el cambio climático.

Sin embargo, hasta ahora, los científicos han tenido dificultades en diseñar un escudo que se sostenga sin que sea demasiado caro.

Según la nueva propuesta publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), una posible solución para conseguir el equilibrio de este espejo gigante sería atarlo a un contrapeso rellenado de asteroides.

Si este diseño fuese viable, podría empezar a prevenir el cambio climático en unas décadas, afirma István Szapudi, autor del artículo.

¿Cómo podrían los escudos solares frenar el cambio climático?

En teoría, las tecnologías de "bloqueo del sol", también conocidas como "modificación de la radiación solar" (SRM), podrían enfriar la Tierra protegiéndola de parte de los rayos solares.

Pero hasta ahora, en la práctica, el concepto de escudo solar se enfrentaba a un obstáculo mayor: el peso.

Las propuestas anteriores situaban el escudo en el punto de equilibrio entre la gravedad de la Tierra y la presión de la radiación solar.

Sin embargo, estas dos fuerzas contrapuestas hacen que el escudo deba cumplir unos requisitos mínimos de peso para mantenerse en su sitio. Esto excluye materiales ligeros y de bajo coste, como el grafeno, que podrían transportarse fácilmente al espacio.

Según la teoría de Szapudi, si el escudo se fijara a un contrapeso orientado hacia el Sol, se podrían eludir estas restricciones de peso.

Además, el escudo podría colocarse más cerca de la Tierra, lo que aumentaría su eficacia.

¿Cómo funcionaría un escudo solar atado?

La sombrilla solar gigante estaría unida a un contrapeso mediante un fuerte cable de grafeno.

Una vez en el espacio, el contrapeso se abriría lentamente para llenarse de polvo lunar o material cósmico que actuaría como lastre.

Como el lastre se capturaría en el espacio, no sería necesario lanzarlo desde la Tierra.

Actuando como contrapeso, reduciría drásticamente el peso del escudo, según Szapudi.

Juntos, el escudo y el contrapeso pesarían unos 318 millones de toneladas métricas, 100 veces menos que los diseños sin ataduras.

El escudo en sí, que es la parte que habría que lanzar al espacio, sólo supondría unas 32 000 toneladas métricas, es decir, el 1% del peso.

PUBLICIDAD

Los cohetes actuales son capaces de suspender hasta 45 000 toneladas métricas en la órbita terrestre baja.

¿Por qué algunos científicos están en contra de la modificación de la radiación solar?

El campo de la modificación de la radiación solar incluye otras tecnologías como la radiación solar y el bombeo de partículas bloqueadoras del sol en la atmósfera terrestre.

Reconociendo los riesgos potenciales de modificar la atmósfera terrestre, Szapudi afirma que son preferibles las estrategias basadas en el espacio.

"Dada la gravedad del problema, debería investigarse cualquier vía que pudiera suavizar parcialmente las consecuencias de una posible catástrofe", escribe.

Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo.

PUBLICIDAD

En un artículo de 2008 titulado "20 razones por las que la geoingeniería puede ser una mala idea", el climatólogo estadounidense Alan Robock compara estas tecnologías con poner a la Tierra en "soporte vital", afirmando que "el remedio puede ser peor que la enfermedad".

Robock advierte de las consecuencias desconocidas de tales tecnologías, incluidos los efectos sobre el clima regional, las plantas y la energía solar.

También señala que confiar en las tecnologías SRM podría suponer abandonar la reducción de las emisiones de carbono. Esto permitiría que continuaran otros efectos perjudiciales de los gases de efecto invernadero, como la acidificación de los océanos.

Para controlar la imprevisibilidad de la geoingeniería, Szapudi sugiere "un enfoque modular y reversible" que utilice varios escudos más pequeños sobre un único escudo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ucrania podría convertirse en el primer país de posguerra del mundo reconstruido con energías renovables

¿Por qué los tapones van pegados a las botellas? Tiene una explicación

Buenas noticias para los amantes del chocolate: científicos descubren cómo hacerlo más sano