EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

"Tenemos que asegurarnos de que toda la ciudad sea verde": ¿Cómo mejorar el acceso a los espacios verdes en Europa?

Parco Sempione en Milán junto al Castello Sforzesco.
Parco Sempione en Milán junto al Castello Sforzesco. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Ian Smith
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Vivir cerca de espacios verdes tiene una serie de beneficios para la salud, pero el acceso es desigual en toda Europa. ¿Cómo hacer que el continente sea más verde?

PUBLICIDAD

Mantenerse fresco ha sido una lucha para los que han tenido que soportar una de las olas de calor más intensas que ha batido récords en Europa.

Aunque hay que tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático, existe una manera de reducir el calor que está al alcance de la mano: los espacios verdes.

Los estudios demuestran que los árboles urbanos pueden bajar las temperaturas entre 2 y 10 ºC, dependiendo de las condiciones locales.

Y la buena noticia es que más de ocho de cada diez europeos dicen que es fácil acceder a los espacios verdes, según una nueva encuesta del Eurobarómetro.

Pero existen claras disparidades en todo el continente.

En Dinamarca, el 100% de la gente dice que puede acceder fácilmente a ellos, mientras que en Malta sólo el 51% dice que puede y el 77% en Portugal. ¿Qué podemos hacer para que el continente sea más verde?

¿Pueden los espacios verdes mejorar la salud mental?

Según Matilda van den Bosch, investigadora del Instituto de Salud Global de Barcelona, una forma de promover los espacios verdes es destacar sus aspectos positivos.

Quiere que la gente entienda los beneficios para que esté abierta a cambios en sus ciudades.

"Sabemos que no funciona dar una información unilateral, de arriba abajo, diciendo 'vale, esto es bueno para ti', si la gente no lo percibe así", afirma.

Y hay muchas ventajas que compartir.

Aparte de sus efectos refrescantes, los espacios verdes están relacionados con una mayor felicidad, una mejor salud mental, un aumento de las interacciones sociales y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Canva
The Phoenix Park just outside of Dublin city centre.Canva

¿Cómo podemos crear más espacios verdes en Europa?

No basta solo con plantar árboles y esperar que todo vaya bien.

"Se necesita un planteamiento de planificación realmente sólido que considere el verde como parte integrante de la planificación urbana", afirma el profesor Cecil Konijnendijk, director de Nature Based Solutions.

Konijnendijk desarrolló la regla 3-30-300 como pauta de planificación ecológica.

La primera parte significa que todo el mundo debe poder ver al menos tres árboles desde su casa.

A continuación, debe haber un 30% de cubierta arbórea en el vecindario. Según los estudios, este es el umbral a partir del cual se observan beneficios para el clima y la salud.

La norma final se basa en la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que nadie viva a más de 300 metros de un parque o espacio verde de al menos una hectárea.

¿Cómo se ha convertido Barcelona en un paraíso verde?

Algunas ciudades europeas se han tomado muy en serio estas recomendaciones.

PUBLICIDAD

Un claro ejemplo es el proyecto Superilla de Barcelona.

Desde 2016 la ciudad cierra calles a los coches y crea nuevos parques en los cruces.

"Viví en Barcelona durante los dos años y medio anteriores y mi calle, por ejemplo, simplemente se excavó y se sacaron los coches y se pusieron árboles. Así que está ocurriendo de verdad y es muy radical", dice Konijnendijk.

Canva
Greenery nearby La Sagrada Familia in Barcelona.Canva

Como era de esperar, el proyecto suscitó una fuerte oposición. A algunos les preocupaba el impacto en los comercios y otros se quejaban del aburguesamiento.

A medida que ciertas zonas se vuelven más verdes, también se vuelven más populares, lo que aumenta el precio de la vivienda y puede expulsar a las personas con rentas más bajas.

PUBLICIDAD

Según Van den Bosch, se trata de una preocupación válida para los habitantes de las zonas verdes.

"Tenemos que pensar en una verdadera infraestructura verde, distribuida por toda la ciudad", explica.

Konijnendijk está de acuerdo: "Tenemos que asegurarnos de que toda la ciudad sea verde y no sólo unos pocos puntos donde suben los precios de la vivienda".

¿Dónde hay más zonas verdes en Europa?

En Europa también hay desigualdades en la distribución de los espacios verdes.

El acceso a ellos tiende a ser mayor en las ciudades de los países septentrionales que en las ciudades de los meridionales y orientales.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, más del 80% de la población de Estocolmo tiene acceso a un parque público a pocos metros, pero en Heraklion (Grecia) menos del 20%.

Esto podría deberse en parte a razones históricas y culturales. Las ciudades mediterráneas densamente pobladas son las más antiguas de Europa y sus centros se desarrollaron sin apenas planificación sistemática.

En Europa del Este, la falta de espacios verdes también se debe a la planificación.

"Se ha controlado menos, se ha prestado menos atención al verde", dice Konijnendijk.

"_A menudo se piensa que hay mucho espacio verde alrededor de la ciudad, así que podemos construir dentro y la gente puede sali_r", añade.

PUBLICIDAD

Van den Bosch aboga por un cambio de paradigma.

"Los urbanistas están acostumbrados a planificar para los coches y no para las personas, y viendo el mundo tal y como se está desarrollando hoy, eso simplemente no se va a sostener".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

"Libertad personal" frente a "bien común": las zonas de bajas emisiones muestran el impacto de la UE en nuestra vida cotidiana

Sólo en siete países del mundo se respira aire seguro. Tres de ellos están en Europa

¿Va a comprar una casa? Cómo comprobar si corre el riesgo de hundimiento o inundación por el cambio climático