¿Va a comprar una casa? Cómo comprobar si corre el riesgo de hundimiento o inundación por el cambio climático

Un hombre, a la izquierda, camina hacia un edificio de apartamentos en el pueblo de Cullera, al sur de Valencia, España, abril de 2008.
Un hombre, a la izquierda, camina hacia un edificio de apartamentos en el pueblo de Cullera, al sur de Valencia, España, abril de 2008. Derechos de autor AP Photo/Fernando Bustamante
Derechos de autor AP Photo/Fernando Bustamante
Por Angela Symons
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

No haga la mayor compra de su vida sin comprobar antes estos riesgos. Puede hallarse en una zona donde se produzcan catástrofes naturales como inundaciones o incendios forestales.

PUBLICIDAD

Para la mayoría de la gente comprar una casa es la mayor inversión de su vida. Por eso tiene sentido tener en cuenta todos los riesgos. El cambio climático está afectando cada vez más al mercado inmobiliario, dañando y devaluando las viviendas e incrementando los costes de los seguros.

El portal inmobiliario estadounidense Realtor.com anunció la semana pasada que amplía los riesgos climáticos de sus listados de propiedades, desde incendios e inundaciones hasta los niveles actuales y futuros previstos de calor, viento y calidad del aire.

Más del 40% de las viviendas estadounidenses corren un riesgo grave o extremo en relación con estos factores, según informó la inmobiliaria en un comunicado de prensa. Algunos propietarios ya están experimentando sus peores efectos. El año pasado, propiedades de Grecia a Italia fueron engullidas por incendios forestales, erosión costera y lluvias torrenciales.

La mayoría de los propietarios de viviendas estarán atados a su hipoteca durante unos 25 años, plazo en el que, si no bajan las emisiones, 800 millones de personas vivirán en ciudades en riesgo por la subida del nivel del mar, según la red de acción climática C40. 

Para ayudarte a tomar una decisión con conocimiento de causa, aquí tienes algunos riesgos del cambio climático que debes tener en cuenta a la hora de comprar una casa.

Comprueba el historial meteorológico de la zona

2023 fue el año más caluroso registrado en el mundo, y los expertos temen que 2024 sea aún más caluroso. A medida que superemos el umbral de calentamiento de 1,5 ºC que nos ayudaría a evitar los peores efectos del cambio climático, el calor extremo afectará a todo, desde nuestra salud hasta nuestros hogares.

Los periodos prolongados de sequía y las altas temperaturas roban humedad al suelo, provocando su contracción. Esto puede provocar la inestabilidad y el hundimiento del suelo, haciendo que los edificios se agrieten y se vuelvan inestables. El suelo también actúa como amortiguador contra la sequía y las inundaciones, que pueden empeorar cuando el suelo se seca demasiado.

Consulte el historial meteorológico de la zona en la que piensa comprar para determinar con qué frecuencia las temperaturas y la humedad han superado la media local en los últimos años.

Un clima inusualmente cálido tiene otros efectos preocupantes, como provocar o exacerbar incendios forestales, que podrían invadir propiedades cercanas a zonas silvestres como bosques y matorrales, sobre todo si también sufren sequía.

Además de ser incómodo y peligroso, el calor elevado también puede provocar un aumento de los costes de refrigeración y mantenimiento, encareciendo la propiedad de la vivienda. El coste de la refrigeración será menor en las viviendas con un aislamientoeficiente.

Las inundaciones y la erosión amenazan las viviendas

Nuestros océanos también se están calentando a medida que suben las temperaturas, provocando un deshielo sin precedentes y un aumento del nivel del mar, así como lluvias y tormentas más frecuentes e intensas.

Todo ello pone en grave peligro las viviendas costeras. Comunidades europeas de Inglaterra a Francia ya están sintiendo los efectos de la erosión costera, con propiedades inundadas, desestabilizadas y arrasadas.

Si está pensando en comprar una propiedad vulnerable a la erosión costera, compruebe la presencia de defensas costeras, como un dique, que ayuden a protegerla. Pero tenga en cuenta que es posible que en el futuro no se mantengan o no sean adecuadas para su finalidad, lo que repercutirá en la seguridad, el valor y el seguro de su vivienda.

Las casas construidas en ríos y llanuras aluviales o cerca de ellos también son muy vulnerables al clima, ya que los cambios meteorológicos traen lluvias más intensas y tormentas más frecuentes e intensas. Las casas inundadas, aunque se puedan salvar, pueden sufrir daños estructurales y moho perjudicial.

Las inundaciones del alcantarillado presentan un riesgo aún mayor, que puede estar causado por un exceso de lluvia. Consulte los mapas locales de alcantarillado y evite comprar una casa construida sobre uno y cerca de un punto débil para reducir el riesgo. Las compañías de agua también vierten cada vez más aguas residuales a los ríos cuando las lluvias intensas ponen en peligro la capacidad de sus depósitos, lo que aumenta el riesgo de que las viviendas sufran inundaciones insalubres.

Las lluvias torrenciales pueden incluso provocar socavones, así que presta atención a las depresiones circulares en la tierra, los hundimientos, los charcos profundos y las grietas en el suelo alrededor de tu propiedad.

Casas se pueden ver desde la otra orilla del lago Concordia, en julio 2009.
Casas se pueden ver desde la otra orilla del lago Concordia, en julio 2009.AP Photo/Matthias Rietschel

Los vientos fuertes pueden causar daños materiales

Las viviendas amenazadas por tormentas e inundaciones también pueden sufrir daños por el viento. Si una propiedad puede estar expuesta a vientos de más de 80 km/h, puede necesitar un seguro especializado en huracanes. Puede consultar el historial meteorológico de su zona en el sitio de datos meteorológicos Visual Crossing.

Si busca casas en zonas propensas a fuertes vientos y tormentas, también debe tener cuidado con los árboles grandes que podrían caer y causar daños a la propiedad. Los vientos extremos también pueden avivar y propagar incendios forestales, con el consiguiente riesgo para las viviendas cercanas.

PUBLICIDAD

Los peritos inmobiliarios deben llamar la atención de los compradores sobre estas cuestiones a la hora de evaluar un edificio, ya que podrían afectar a la tasación y la concesión de préstamos.

Compruebe el índice de calidad del aire: La contaminación puede afectar al precio de los inmuebles

Aunque la baja calidad del aire no es una amenaza directa para su vivienda, puede causar problemas de salud y obligar a la gente a permanecer en interiores. Esto hace que las propiedades en zonas con mala calidad del aire sean menos atractivas y potencialmente menos valiosas.

Compruebe el número medio de días de mala calidad del aire -aquellos con un Índice de Calidad del Aire superior a 100- en la zona en la que piensa comprar. La baja calidad del aire también puede ser indicativa de incendios forestales, cercanos o lejanos, con vientos que transportan el humo hacia su casa.

También puede deberse al elevado tráfico rodado en las inmediaciones. Compruebe el acceso de la vivienda deseada a vías peatonales y ciclistas, así como al transporte público. Esto no sólo mejorará la calidad del aire, sino que también contribuirá a reducir las emisiones y a no agravar aún más el prcambioblema.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El cambio climático preocupa cada vez a más gente y podría ser decisivo en las elecciones de Estados Unidos

Los líderes europeos, "superados" por los crecientes riesgos del cambio climático, advierte la Agencia Europea de Medio Ambiente

El cambio climático está matando a millones de personas: Un experto explica por qué muchas muertes pasan desapercibidas