NewsletterNewsletterEventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Euroviews. El cambio climático preocupa cada vez a más gente y podría ser decisivo en las elecciones de Estados Unidos

Biden y el expresidente Donald Trump tienen historiales muy diferentes en materia de cambio climático y enfoques sobre el medio ambiente.
Biden y el expresidente Donald Trump tienen historiales muy diferentes en materia de cambio climático y enfoques sobre el medio ambiente. Derechos de autor AP Photo/Andrew Harnik/Manuel Balce Ceneta
Derechos de autor AP Photo/Andrew Harnik/Manuel Balce Ceneta
Por Matt Burgess, University of Colorado Boulder
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no representan de ninguna manera la posición editorial de Euronews.
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Joe Biden y Donald Trump tienen trayectorias muy diferentes en materia de cambio climático. ¿Cómo creen los analistas que podría afectar eso a los votantes en los comicios de noviembre?

PUBLICIDAD

Si se pregunta a los votantes estadounidenses cuáles son sus principales problemas, la mayoría señalará cuestiones de la mesa de la cocina como la economía, la inflación, la delincuencia, la sanidad o la educación.

Menos del 5% de los encuestados en los sondeos Gallup de 2023 y 2024 dijeron que el cambio climático era el problema más importante al que se enfrentaba el país.

A pesar de ello, la investigación que llevé a cabo con mis colegas sugiere que la preocupación por el cambio climático ha tenido un efecto significativo en la elección de los votantes en las dos últimas elecciones presidenciales.

Las opiniones sobre el cambio climático pueden incluso haber tenido un efecto lo suficientemente grande como para cambiar el resultado de las elecciones de 2020 a favor del presidente Joe Biden.

Esta fue la conclusión de un análisis de los datos de las encuestas que publicamos el 17 de enero de 2024, a través del Centro de Futuros Sociales y Medioambientales de la Universidad de Colorado. ¿Qué explica estos resultados y qué efecto podría tener el cambio climático en las elecciones de 2024?

The Conversation

Medición del efecto del cambio climático en las elecciones

Utilizamos los datos de las encuestas de 2016 y 2020 de la organización no partidista Voter Study Group para analizar las relaciones entre la elección presidencial de miles de votantes en las dos últimas elecciones con su demografía y sus opiniones sobre 22 cuestiones diferentes, incluido el cambio climático.

En la encuesta se pedía a los votantes que calificaran la importancia del cambio climático con cuatro opciones: "poco importante", "no muy importante", "algo importante" o "muy importante".

En 2020, el 67% de los votantes calificó el cambio climático como "algo importante" o "muy importante", frente al 62% en 2016. De estos votantes que calificaron el cambio climático como importante, el 77% apoyó a Biden en 2020, frente al 69% que apoyó a Hillary Clinton en 2016.

Esto sugiere que la opinión sobre el cambio climático ha estado proporcionando a los demócratas una creciente ventaja electoral.

Utilizando dos modelos estadísticos diferentes, estimamos que la opinión sobre el cambio climático podría haber desplazado el margen del voto popular nacional de 2020 (porcentaje de votos demócratas menos porcentaje de votos republicanos) en un 3% o más hacia Biden. Utilizando un modelo del Colegio Electoral, calculamos que un cambio del 3% habría sido lo suficientemente grande como para cambiar el resultado de las elecciones a su favor.

Estos patrones se hacen eco de los resultados de una encuesta de noviembre de 2023. Este sondeo reveló que más votantes confían en el enfoque de los demócratas sobre el cambio climático, en comparación con el enfoque de los republicanos sobre el tema.

Qué podría explicar el efecto del cambio climático en el voto

Entonces, si la mayoría de los votantes -incluso los demócratas- no consideran el cambio climático como su tema principal, ¿cómo podría haber inclinado la opinión sobre el cambio climático las elecciones presidenciales de 2020? Nuestro análisis no puede responder directamente a esta pregunta, pero he aquí tres conjeturas.

En primer lugar, las últimas elecciones presidenciales han sido muy reñidas. Esto significa que la opinión sobre el cambio climático no necesitaría tener un efecto muy grande en la vota ción para cambiar los resultados de las elecciones. En 2020, Biden ganó en Georgia por unos 10.000 votos -el 0,2% de los votos emitidos- y en Wisconsin por unos 20.000 votos, el 0,6% de los votos emitidos.

En segundo lugar, los candidatos que niegan que el cambio climático sea real o un problema pueden desanimar a algunos votantes moderados, incluso si el cambio climático no es el principal problema para ellos.

Las pruebas científicas de que el cambio climático es real son tan sólidas que si un candidato negara la ciencia básica del cambio climático, algunos votantes moderados podrían preguntarse si confiar en ese candidato en general.

En tercer lugar, es posible que algunos votantes empiecen a ver las conexiones entre el cambio climático y las cuestiones cotidianas que consideran más prioritarias que el cambio climático. Por ejemplo, hay pruebas fehacientes de que el cambio climático afecta a la salud, la seguridad nacional, la economía y los patrones de inmigración en Estados Unidos y en todo el mundo.

Posición de los candidatos

Biden y el ex presidente Donald Trump tienen trayectorias muy diferentes en lo que respecta al cambio climático y al medio ambiente. El expresidente estadounidense calificó previamente el cambio climático de "engaño".

En 2017, Trump retiró a EEUU del Acuerdo de París, un tratado internacional que compromete legalmente a los países a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Biden revocó esa decisión en 2021.

PUBLICIDAD

Durante su mandato, Trump echó atrás 125 normas y políticas medioambientales destinadas a proteger el aire, el agua, la tierra y la fauna del país, argumentando que estas regulaciones perjudican a las empresas.

Biden ha restablecido muchas de estas normas. También añadióvarias normas y reglamentos nuevos, incluido el requisito de que las empresas hagan públicas sus emisiones de gases de efecto invernadero.

La refinería de Shell Norco a lo largo del río Mississippi. Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor mundial de petróleo y gas.
La refinería de Shell Norco a lo largo del río Mississippi. Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor mundial de petróleo y gas.Gerald Herbert/AP

Biden también ha firmado tres importantes leyes que prevén cada una decenas de miles de millones de gasto anual para hacer frente al cambio climático. Dos de esas leyes eran bipartidistas. Por otro lado, EE.UU. también se ha convertido en el mayor productor mundial de petróleo y gas, y en el mayor exportador de gas natural, durante el mandato de Biden.

En la campaña actual, Trump ha prometido eliminar las subvenciones a las energías renovables y los vehículos eléctricos, aumentar la producción nacional de combustibles fósiles y hacer retroceder la normativa medioambiental. En la práctica, algunos de estos esfuerzos podrían enfrentarse a la oposición de los congresistas republicanos, además de los demócratas.

La opinión pública varía sobre las políticas climáticas concretas que Biden ha promulgado. No obstante, hacer algo contra el cambio climático sigue siendo mucho más popular que no hacer nada. Por ejemplo, una encuesta realizada en Yale en noviembre de 2023 reveló que el 57% de los votantes preferiría un candidato que apoyara la acción contra el calentamiento global a otro que se opusiera.

PUBLICIDAD

Qué significa esto para 2024

Nuestro estudio encontró que entre las elecciones presidenciales de 2016 y 2020, el cambio climático se volvió cada vez más importante para los votantes, y la importancia que los votantes asignan al cambio climático se volvió cada vez más predictiva del voto por los demócratas. Si estas tendencias continúan, elcambio climático podría proporcionar a los demócratas una ventaja electoral aún mayor en 2024.

Por supuesto, esto no significa necesariamente que los demócratas vayan a ganar las elecciones de 2024. Por ejemplo, nuestro estudio estimó que el cambio climático dio ventaja a los demócratas en 2016, y aun así Trump ganó esas elecciones debido a otras cuestiones.

La inmigración es actualmente el tema principal para una pluralidad de votantes, y las últimas encuestas nacionales sugieren que Trump lidera actualmente la carrera presidencial de 2024 por delante de Biden.

Aunque la mayoría de los votantes prefiere actualmente las posturas demócratas sobre el clima, esto no tiene por qué ser siempre así.

Por ejemplo, los demócratas corren el riesgo de perder votantes cuando sus políticas imponen costes económicos, o cuando se las presenta como anticapitalistas, racistas o excesivamente pesimistas. Algunas políticas climáticas respaldadas por los republicanos, como intentar acelerar los proyectos de energías renovables, son populares.

PUBLICIDAD

No obstante, si las elecciones se celebraran hoy, la totalidad de las pruebas sugiere que la mayoría de los votantes preferirían un candidato concienciado con el clima, y que la mayoría de los votantes concienciados con el clima prefieren actualmente a un demócrata.

Este artículo ha sido publicado por The Conversation bajo licencia Creative Commons. Lea el artículo original aquí.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las sequías periódicas podrían convertirse en la "nueva normalidad" del Mediterráneo debido al cambio climático

Punto de inflexión en la Amazonia: Hasta un 47% de la selva está amenazada por el cambio climático y la deforestación

El cambio climático está matando a millones de personas: Un experto explica por qué muchas muertes pasan desapercibidas