Las sequías periódicas podrían convertirse en la "nueva normalidad" del Mediterráneo debido al cambio climático

Un hombre pasa junto a una canoa abandonada en el embalse de Sau.
Un hombre pasa junto a una canoa abandonada en el embalse de Sau. Derechos de autor AP Photo/Emilio Morenatti
Por Rosie Frost
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Las altas temperaturas y la escasez de precipitaciones han dejado partes del Mediterráneo en una situación crítica.

PUBLICIDAD

A principios de mes, Cataluña declaró la emergencia por sequía. Con los niveles de los embalses por debajo del 16% de su capacidad y la ausencia de lluvias en algunas zonas desde hace tres años, las autoridades impusieron restricciones a la cantidad de agua que pueden consumir los residentes.

Pero España no es el único país del sur de Europa que sufre la escasez de agua. Según la última actualización del Observatorio Europeo de la Sequía, alrededor del 17% del territorio de la UE se encuentra en situación de sequía grave.Algo más del 1% se encuentra en el nivel más alto de alerta.

"Si nos fijamos en las condiciones actuales, según los últimos datos de que disponemos hasta finales de enero, vemos que muchas zonas de la región mediterránea se encuentran ya en situación de alerta o aviso de sequía", afirma Andrea Toreti, coordinador de los Observatorios Europeo y Mundial de la Sequía Copernicus.

"En los últimos tres años hemos asistido a una serie de episodios recurrentes de sequía que han afectado a estas zonas". Una combinación de sequía y olas de calor ha provocado el mayor impacto en la región en los últimos años.

¿Dónde más está afectando la sequía?

La semana pasada, Sicilia -incluida en ese 1%- anunció un "estado de catástrofe natural" por el bajo nivel de agua en los embalses. Según las autoridades, enero fue el quinto mes consecutivo en el que se registraron precipitaciones inferiores a la media del periodo.

En total, la isla se ha enfrentado a casi ocho meses de "aridez casi total", según el Observatorio ANBI de Recursos Hídricos, siendo el segundo semestre de 2023 el más seco de los últimos 100 años.

Aunque la semana pasada llovió en gran parte de Italia, reponiendo las reservas para muchos, no fue suficiente para solucionar el déficit en Sicilia. Y, como señala la ANBI, las lluvias torrenciales en tierras ya secas aceleran la erosión, aumentando el riesgo de desertificación.

Más al norte, en otra isla italiana, Cerdeña también tiene problemas, con algunos embalses a menos del 50% de su capacidad. Las imágenes por satélite del Servicio de Cambio Climático Copérnico de la UE mostraron claramente en enero un descenso significativo del nivel de agua del lago Alto del Flumendosa, que abastece de agua dulce a gran parte del este de Cerdeña.

Estas imágenes del lago Alto del Flumendosa, que abastece de agua dulce a gran parte del este de Cerdeña, muestran el importante descenso del nivel del agua.
Estas imágenes del lago Alto del Flumendosa, que abastece de agua dulce a gran parte del este de Cerdeña, muestran el importante descenso del nivel del agua.Unión Europea, imágenes Copernicus Sentinel-2

En varias subregiones del centro de la isla, las autoridades locales prohibieron el 12 de enero el uso de agua para el riego. Los agricultores también han dado la voz de alarma sobre la emergencia hídrica que se está produciendo en el resto de Cerdeña.

El norte de África también sufre esta sequía recurrente. Marruecos vive su sexto año consecutivo con problemas de abastecimiento de agua. Las precipitaciones son un 70% inferiores a las de un año normal, según los ministros de agua y agricultura del país.

¿Hay esperanza de que llueva más en Europa?

En las regiones actualmente afectadas por la sequía, las previsiones estacionales apuntan a temperaturas más cálidas de lo habitual en los próximos meses. Aunque las precipitaciones sean normales, las temperaturas anormales podrían agravar la situación en el Mediterráneo.

"En algunas de estas zonas no se ha producido una recuperación total de estos extremos. Y ahora, por supuesto, vemos de nuevo la falta de precipitaciones, pero también las temperaturas más cálidas de lo habitual", explica Toreti. Otro factor a tener en cuenta es el deshielo. Sin temperaturas lo bastante bajas como para que la nieve caiga y se mantenga, el deshielo habitual de primavera no repondrá las reservas de agua.

Toreti afirma que los datos de que disponemos ahora muestran que las condiciones son aún peores que en 2022, un año récord en cuanto a superficie afectada y escasez de agua de deshielo. Aparte del agua disponible para beber o regar los cultivos, esto también plantea problemas para generar energía a partir de centrales hidroeléctricas, que dependen de la disponibilidad de agua.

¿Está empeorando el cambio climático las sequías en Europa?

Para Toreti, lo que está ocurriendo "forma parte de la evolución del cambio climático debido a las emisiones humanas de gases de efecto invernadero". "Porque básicamente lo que está ocurriendo es que Europa se enfrenta a un cambio en los regímenes de precipitaciones". 

En invierno es cuando estas regiones suelen tener la oportunidad de recuperarse o equilibrar la falta de agua de las estaciones más cálidas y prepararse para el verano. "Hoy en día este tipo de equilibrio se ha modificado".

Si no tomamos mejores medidas a escala mundial ahora mismo, Europa se va a enfrentar a un riesgo mucho mayor relacionado con la sequía

Aunque no puede atribuirse directamente al cambio climático sin estudios más detallados, dice que coincide con lo que muestran las proyecciones sobre las futuras condiciones climáticas en el Mediterráneo.

"Si no tomamos mejores medidas globales ahora mismo, Europa se va a enfrentar a un riesgo mucho mayor relacionado con la sequía. Nos enfrentaremos a olas de calor, pero también a fuertes precipitaciones.

"Se prevé que todos estos fenómenos extremos se produzcan con mayor frecuencia, pero también que sean más intensos. Y la sequía recurrente es algo que podría convertirse en la nueva normalidad ya a mediados de siglo si no actuamos ahora mismo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La hostelería francesa se prepara para hacer frente a la sequía

Los espermatozoides luchan contra el cambio climático y el calor extremo, según los científicos

España, camino del primer trimestre más caluroso jamás registrado a pesar de las recientes lluvias